Híbridos y Eléctricos

INVERSIÓN EN ELECTROMOVILIDAD

La industria invertirá 316.000 millones en vehículos eléctricos y autónomos

Un estudio realizado por AlixPartners afirma que la industria del automóvil invertirá 255.000  millones dólares en modelos eléctricos y otros 61.000 millones en modelos autónomos. 

El futuro del automóvil, eléctrico y autónomo
El futuro del automóvil, eléctrico y autónomo

La industria del automóvil está cambiando a pasos agigantados. Los fabricantes y suministradores han de adaptarse a esta nueva tendencia si no quieren quedarse atrás en relación con la competencia. En este sentido, un estudio de la consultora AlixPartners destaca la electrificación y la conducción autónoma como las dos tecnologías que marcarán el cambio de la industria. Quien no apueste por ellas tendrá dificultades para atraer inversores. Quien lo haga puede encontrarse con unos consumidores que podrían no estar preparados para estos nuevos productos.

Según este estudio, la industria automotriz y las industrias relacionadas dedicarán alrededor de 255.000 millones de dólares al desarrollo de nuevos modelos eléctricos que, según el informe, no en todos los casos serán rentables. A su vez, otros 61.000 millones se dedicarán a convertir los coches eléctricos en vehículos autónomos aunque posiblemente haya consumidores que no estén interesados en ellos. Estas son las conclusiones del estudio presentado por John Hoffecker, vicepresidente mundial de AlixPartners, ante la Asociación de la Industria del Automóvil, quien asegura que “se perderán decenas de miles de millones de dólares", ya que no todos los fabricantes pueden tener éxito. "Vamos a ser testigos de la caída de algunos fabricantes de automóviles y proveedores”, concluyó.

Según AlixPartners, en 2022 llegarán al mercado hasta 207 nuevos modelos eléctricos. Muchos de ellos no solo no serán rentables sino que supondrán un gasto que no todos los fabricantes podrán asumir. La competencia y el músculo económico tienen aquí mucho que decir.

AlixPartners también encuentra razones para ser optimista ante el nuevo panorama de la industria. La consultora predice que, para 2030, los vehículos eléctricos a batería alcanzarán alrededor del 20% del mercado de EE.UU. En Europa la cuota será incluso mayor, hasta un 30%, y en China llegará hasta el 35%. Un 22,5% de los consumidores estadounidenses afirma que es probable que su próximo coche sea un modelo enchufable.

Los proveedores también se verán afectados

En el caso de los proveedores de equipos también existen escollos a superar, si bien existen grandes oportunidades para ellos en materia de electrificación y vehículos autónomos. Al menos una cuarta parte de sus ingresos está en riesgo debido a la transición a la electrificación, en particular debido a los sistemas de transmisión y de escape, que en conjunto representaron el 26% de sus ingresos el año pasado.

Conversaciones: