Híbridos y Eléctricos

ENTREVISTA A WILLIAM LI, CEO DE NIO

El "Elon Musk de China" tiene planes para comercializar sus coches eléctricos en Europa

NIO aspira a convertirse en un fabricante global y expandirse al mercado europeo, en el que se enfrentará a una dura competencia.

William Li, fundador y CEO de de NIO.
William Li, fundador y CEO de de NIO.

William Li, fundador y director general del fabricante de automóviles eléctricos NIO –se le conoce como el "Elon Musk de China"– ha sido capaz, en tan solo cinco años, de desarrollar, producir y comercializar dos SUV totalmente eléctricos para el mercado chino, el ES8 y el ES6. Su próximo objetivo es expandirse al mercado europeo, para lo que su fundador asegura que tienen que moverse con cautela, porque "es fácil ingresar, pero difícil sobrevivir".

NIO sorprendió a la industria de la automoción cuando su prototipo deportivo NIO EP9 obtuvo el tiempo de vuelta más rápido en el circuito de Nürburgring parando el cronómetro en 6:45.90, que se mantuvo hasta que fue superado el mes pasado por el IDR de Volkswagen.

El Nio EP9 en Nürburgring

El Nio EP9 en Nürburgring.

En el ADN de NIO está fabricar coches eléctricos, inteligentes y conectados, y espera convertirse en una referencia en el sector gracias al apoyo de las empresas tecnológicas más importantes de China como Tencent, Baidu, Xiaomi o JD.com. Solo empresas como Xiaopeng Motors, con inversores de la talla de Weibo o el Grupo Alibaba, pueden competir actualmente con la empresa de William Li.

Fabricante global

Durante el pasado Salón del Automóvil de Shanghái, William Li concedió una entrevista a Automotive News Europe, sobre los planes de la empresa para el mercado europeo, donde su mayor obstáculo está en la competencia de los fabricantes alemanes y la necesidad de lograr nuevos fondos después de que haya comenzado a cotizar en la Bolsa de Nueva York.

Li quiere convertir a NIO en una marca global. Actualmente cuenta con 200 personas trabajando en sus oficinas de Múnich, pero sus recursos son todavía limitados y la expansión a otros mercados debe asegurar la rentabilidad. “Por eso debemos tener mucho cuidado cuando nos expandimos fuera de China, porque es muy fácil ingresar en un mercado, pero es muy difícil sobrevivir y ganar”, asegura.

Diferenciarse para competir

NIO cuenta actualmente en su catálogo con dos modelos. El mayor de ellos, el Nio ES8, es un SUV eléctrico que compite con los grandes fabricantes de automóviles premium alemanes. Su precio, 75.000 dólares (66.500 euros al cambio), lo ponen a la altura de, por ejemplo, el Audi Q7. En China, su cuota de mercado es ya del 10%, que Li considera un buen comienzo. NIO ha comenzado a entregar su segundo modelo, el ES6, otro SUV, algo más pequeño, pero también premium, que compite en el segmento del Audi Q5, el BMW X3 o el Mercedes GLC.

Nio renuncia a su fábrica de Shanghái, donde tenía previsto fabricar en ES8 y el ES6

Nio ES6.

Ante las nuevas tendencias de la industria del automóvil, los fabricantes tradicionales ya han empezado a reaccionar, “superando la lentitud que caracteriza al sector”. Como una empresa joven sin una estructura complicada de movilizar, NIO define la experiencia del usuario y la experiencia digital a bordo del automóvil de forma diferente. “Si observa nuestra cultura y organización, descubrirá que estamos muy orientados hacia las personas. Queremos construir una comunidad de usuarios que estén todos conectados por nuestros automóviles”. Además, con la electrificación “nuestro rendimiento es mejor, nuestros costes de mantenimiento y operación son más bajos y el coste de la recarga es mucho más económico que llenar un depósito de gasolina”. Los estímulos para la circulación de los coches eléctricos en las ciudades y un servicio postventa cuidado son también parte de esas ventajas.

Berlinas eléctricas

El EP9 estuvo presente en el pasado Salón del Automóvil de Shanghái, donde Nio presentó el ET Preview, un concept que anticipa su nueva línea de berlinas eléctricas basadas en una plataforma que integra un motor de imanes permanentes y una batería de litio con tecnología NCM 811. Li asegura que, por ahora es solo una muestra de estilo, no es un vehículo que vaya a llegar a producción. “Recopilaremos los comentarios y luego decidiremos cuándo y cómo lanzar un sedán en ese segmento”, en el que el Tesla Model 3 es ahora el auténtico dominador.

El NIO ET Preview adelanta la nueva serie de berlinas eléctricas del fabricante chino

NIO ET Preview.

La financiación

NIO no necesita recaudar una gran cantidad de dinero, pero requiere más fondos para desarrollarse y mantener sus ventaja competitiva, pero ha de hacerlo en el momento y con las herramientas apropiadas. Esa futura recaudación de fondos depende del precio de las acciones y del rendimiento del mercado de capitales. “Esperaremos hasta que nuestras acciones estén operando nuevamente al menos por encima de su precio de salida. Obviamente este no es el momento adecuado”. El ejemplo para Li es Tesla, que recaudó decenas de miles de millones de dólares después de su oferta pública inicial.

Según explica Li, NIO mantiene al día a sus accionistas sobre el estado de su negocio, para que, llegado el momento, puedan tomar la decisión correcta sobre si aumentar su inversión.

Conversaciones: