Híbridos y Eléctricos

RESPUESTA DE RENAULT

Renault responde: el Zoe mejorará los sistemas de asistencia para recuperar sus estrellas Euro NCAP

Tras la mala calificación del Renault Zoe en las pruebas de Euro NCAP, el fabricante francés ha decidido mejorar los sistemas de asistencia en todas las unidades que se fabriquen a partir de marzo de 2022.

Renault Zoe pruebas Euro ncap
A partir de marzo de 2022, Renault montará en todas las versiones del Zoe el asistente de frenado de emergencia con detección de peatones.

Los malos resultados de la generación actual del Renault Zoe, que le llevaron a no obtener ninguna estrella en los test de choque realizados por Euro NCAP han hecho reaccionar al fabricante francés. En una información publicada por auto-motor-und-sport.de anuncia que el asistente de frenado de emergencia con detección de peatones formará parte del equipamiento estándar de todos los modelos Zoe producidos a partir de marzo de 2022. Sin embargo, el airbag lateral del asiento que antes protegía la cabeza no se recuperará, porque para integrarlo en el vehículo sería necesario prácticamente “un diseño completamente nuevo”.

Las estrellas con las que Euro NCAP califica a cada uno de los vehículos que se venden en los mercados europeos suelen utilizarse como un reclamo comercial a la hora de anunciar los vehículos. Una estrategia que antes era reivindicada con orgullo y que, con el tiempo, debido el ajuste que todos los fabricantes iban haciendo para cumplir con los requisitos, ha convertido en habitual la calificación de 5 estrellas, hasta tal punto que se da por hecho que siempre es así.

Casi dos tercios de los automóviles probados el año pasado por el programa europeo de seguridad para vehículos Euro NCAP (siete de once vehículos) obtuvieron una calificación de cinco estrellas. Según la organización, el BMW iX, los G70 y GV70 de Genesis, el Mercedes-EQ EQS, el Nissan Qashqai, el Skoda Fabia y el Volkswagen Caddy puntuaron la mayor calificación. Mientras que el Fiat 500e eléctrico y el Marvel R de MG obtuvieron cuatro estrellas cada uno.

Cuando un modelo baja de las cuatro estrellas ya se considera un lastre para las ventas. Euro NCAP endurece regularmente sus criterios para que los fabricantes se mantengan presionados. Y así mantiene la reputación de unas pruebas que llevan décadas haciéndose y promocionándose. Por eso, que Renault haya sido sacudida de esta forma una vez en las pruebas del Zoe (cero estrellas) y una segunda con el Dacia Spring (1 estrella) ha supuesto una auténtica debacle.

Renault Zoe pruebas Euro ncap crash test poste lateral

Los datos del Laboratorio de Accidentología, Biomecánica y Comportamiento Humano (LAB) no registran ni un solo accidente contra un árbol o poste de luz como el que se simula en la prueba de impacto lateral de Euro NCAP.

Renault se encontraba entre los fabricantes que obtuvieron calificaciones de cinco estrellas desde el principio. Para llegar hasta aquí, se han unido principalmente dos motivos. El primero, el tiempo que ha pasado por el Renault Zoe desde que comenzó a construirse, hace ya ocho años. El segundo, el constante desarrollo de los estándares Euro NCAP que, según Renault y otros fabricantes, conduce, cada vez, a una pérdida de hasta dos estrellas. Desde la prueba realizada por el Zoe en 2012/2013, los estándares Euro NCAP se han ajustado cinco veces.

La decisión de Renault

Renault ha decidido solventar parte de este problema. En su informe, Euro NCAP destaca especialmente el sistema de detección de fatiga y el hecho de que la asistencia para el mantenimiento de carril y el frenado automático (AEB) no sean de serie. Esto ocurre tanto en la versión de entrada a la gama, Life, que fue la que se ensayó, como en la siguiente, la Experience, de manera que solo forma parte de la versión más alta de la gama, la Intens.

Renault ha decidido que a partir de marzo de 2022 todas las versiones del Zoe incluirán el asistente de frenado de emergencia con detección de peatones.

Respecto a la protección de ocupantes, cuyo porcentaje ha descendido respecto al Zoe de 2013, se debe a que sí hay un elemento que ha modificado Renault. El airbag lateral del asiento que antes protegía la cabeza y el tórax se ha sustituido por uno menos eficaz (según Euro NCAP) que solo protege el tórax.

La polémica del airbag de cabeza del Renault Zoe

Según los resultados de Euro NCAP, que el Zoe no proteja adecuadamente a sus ocupantes en la prueba de impacto lateral contra un poste no es debido a que los sistemas de asistencia no sean de serie. Mientras que en 2013 el Zoe recibía 5 estrellas protegiendo a sus ocupantes de los asientos delanteros con una combinación de un airbag de cabeza y un airbag de cortina, a partir de 2019, con la nueva generación del Zoe ese airbag de cabeza dejó de estar presente. El resultado es que en las pruebas el dummy golpea su cabeza contra el cristal lateral.

Renault niega que la eliminación del airbag de cabeza se deba a un tema económico puesto que supone un coste de entre dos y tres euros por vehículo. Según explica el fabricante, en el nuevo Zoe, que comenzó a desarrollarse en 2017 y que vio la luz en 2019, se introdujeron varios sistemas de asistencia: advertencia de cambio de carril, advertencia de punto ciego, reconocimiento de señales de tráfico, asistente de luces largas y asistente de freno de emergencia. Y a la vez se modificó el airbag.

Renault Zoe pruebas Euro ncap airbag lateral

Renault reconoce que fue un error eliminar en 2017 el airbag de cabeza que se combinaba con el airbag de cortina para proteger a los ocupantes de las filas delanteras.

Para desarrollar este nuevo Zoe, Renault empleó los datos del Laboratorio de Accidentología, Biomecánica y Comportamiento Humano (LAB), que opera conjuntamente con Stellantis. En esta instalación se recopilan y evalúan datos de telemetría de más de 400.000 unidades del Zoe que permanecen en red. Entre estos datos no se registró ni un solo accidente contra un árbol o poste de luz como el que se simula en la prueba de impacto lateral de Euro NCAP. Sin embargo, sí hay muchos accidentes e incidentes con peatones, ciclistas y otros usuarios de la vía en las zonas urbanas. De ahí la decisión de Renault de equipar el Zoe con sistemas de asistencia adicionales. Además, en Renault destacan que en las pruebas de choque internas se ha demostrado que la combinación de airbags laterales y de cabeza también puede tener efectos negativos en la protección de los ocupantes debido a la distribución del aire que sale de los airbag en determinados escenarios. De ahí la decisión tomada en 2017 de instalar solo un airbag lateral. 

Tras el resultado de los test de Euro NCAP, Renault reconoce su error: "no deberíamos haber tomado esta decisión", ha declarado a auto-motor-und-sport.de. Pero Renault no recuperará el airbag de cabeza que eliminó en 2017, aunque supondría un aumento en la seguridad del automóvil. Para poder integrarlo en el vehículo sería necesario prácticamente “un diseño completamente nuevo”, lo que supone un gato económicamente inviable para un vehículo que fue desarrollado en 2013.

El caso del Dacia Spring

La decisión tomada por Renault afectará a partir de marzo de 2022 únicamente al Zoe. En el caso del Dacia Spring la calificación de una estrella puede considerarse algo esperado. Después de todo, es un coche desarrollado para circular a bajas velocidades en zonas urbanas. Deriva del Renault Kwid, un modelo fabricado para mercados emergentes como el indio desde 2015. Su llegada a Europa se ha realizado bajo la premisa de mantener el bajo precio de venta lo que en este caso tiene sus contrapartidas.

Por eso, Dacia decidió no incorporar en él muchos de los equipamientos del sistema de ayuda a la conducción, ADAS, que sabía que eran necesarios para obtener buenas calificaciones en Euro NCAP.

Conversaciones: