Híbridos y Eléctricos

INFRAESTRUCTURA DE RECARGA

Sistemas de recarga del vehículo eléctrico: todas las claves y características principales

¿Qué tipos y modos de recarga existen actualmente? Y ¿cómo interactúan con los elementos de carga de un VE? Lo analizamos a continuación.

Sistemas de recarga del vehículo eléctrico: todas las claves y características principales.
Sistemas de recarga del vehículo eléctrico: todas las claves y características principales.

La penetración del vehículo eléctrico (VE) es un elemento imprescindible si se desea conseguir la descarbonización del transporte de pasajeros en 2050, tal como está marcado por las diferentes AA.PP. Pero, para conseguirlo, es fundamental que exista una infraestructura de recarga adecuada en términos de prestaciones y disponibilidad. Según datos extraídos de un informe elaborado por Deloitte, España necesita unos 90.000 puntos de recarga de acceso público en 2025 y 145.000 en 2030. Esta limitación potencia nuevas soluciones para garajes comunitarios e individuales, pero la autonomía real de estos vehículos y el tiempo que tardan en cargarse aún preocupan a los compradores. ¿Qué tipos y modos de recarga existen actualmente? Y ¿cómo interactúan con los elementos de carga de un VE? Lo analizamos a continuación.

Elementos de carga en un VE

De entre todas las clases de vehículos electrificados, hay dos tipos enchufables (es decir, que se puedan cargar en puntos de recarga): los 100% eléctricos (vehículos eléctricos de baterías, BEV) y los híbridos (Vehículos eléctricos híbridos enchufables, PHEV). Los primeros se basan enteramente en baterías recargables para proporcionar energía, mientras que los segundos tienen baterías que se pueden recargar, pero también cuentan con motores convencionales como respaldo.

El cargador ubicado dentro del VE es algo clave en todo el sistema, ya que define la carga del coche. En esencia, se trata de un transformador, ya que convierte la corriente alterna (CA) del punto de recarga a corriente continua (CC) que se almacena en la batería.

Pero hay otros elementos fundamentales que también definen la carga, como el cable de carga; la entrada de alimentación; y, por supuesto, el sistema de alimentación de VE (SAVE), es decir, el mismo punto de recarga. Es importante recalcar que la capacidad de carga queda definida por el elemento de menor potencia de entre todos los que componen el sistema de recarga.

Dónde cargar el coche

Hoy en día el mercado del vehículo eléctrico está muy marcado por el lugar donde se puede cargar el coche y, en función del lugar, se necesita un punto de carga distinto:

Residencial: Ubicados en una casa unifamiliar o en un edificio residencial, se trata de puntos de recarga estándares, para conectar y cargar, especialmente de noche. En algunos puntos de carga puedes limitar la potencia o configurarlos para que el coche te cargue durante las horas en que la energía es más económica.

En el trabajo: Cada vez más, las empresas están ofreciendo este servicio, sin costes adicionales.

Parkings privados: actualmente todos los operadores de parkings tienen instalados puntos de recarga.

En la calle: Gracias a las múltiples iniciativas de movilidad sostenible, cada vez hay más estaciones de carga ubicadas en parkings públicos o en la calle, a los que se puede acceder con tarjetas de identificación o por medio de aplicaciones móviles.

Estaciones de Servicio: En este caso se trata de cargas muy rápidas, actualmente uno 30 minutos.

VE_Schneider Electric_cargadores

Modos de carga del VE

Aunque los modos de carga de los coches eléctricos están en constante evolución, actualmente existen cuatro modalidades principales:

El Modo 1 se realiza en un enchufe clásico doméstico, con toma schuko, el mismo que usamos para cualquier electrodoméstico en nuestras casas. Sin embargo, en EE.UU. está prohibido y en España está clasificado como “no recomendado”, porque esta modalidad no cuenta con protección contra problemas eléctricos, y puede dar lugar a sobrecalentamiento y otros problemas eléctricos.

El Modo 2, de hasta 2,3 kW, es recomendable para cargar tu coche con una toma doméstica, ya que dispone de protecciones para asegurar la seguridad del hogar, el usuario y el coche. Para esta modalidad, Schneider Electric dispone del nuevo cargador EVlink Modo 2, una caja con toma doméstica que permite cargar hasta 16 amperios (a diferencia de una toma normal doméstica de 10 amperios) y que integra todas las protecciones establecidas por la ITC BT-52 (instalación con fines especiales. infraestructura para la recarga de ve). Esta modalidad permite cargar en unas 8 horas aproximadamente, aunque siempre dependiendo de los elementos de carga antes mencionados.

El Modo 3 es el más seguro para cargar el VE, permite cargar hasta 22kW. Este modo de carga requiere de un punto de recarga destinado exclusivamente a recargar vehículos eléctricos. Conectada con un cable a un circuito derivado específico, la estación de carga suministra una corriente de carga elevada sin que esto afecte a la red eléctrica de la vivienda. En esta modalidad, el tiempo de carga suele ser más breve y en aproximadamente 4 a 8 horas dependiendo de los elementos de carga mencionados anteriormente. En este sentido, Schneider Electric cuenta en su gama de productos para VE con las estaciones de carga EVlink Wallbox que está diseñado para ser instalado en todo tipo de vivienda, ya sea, en casa unifamiliar con parking privado o un piso con parking comunitario. El EVlink Smart Wallbox y el EVlink Parking que son puntos de recargas inteligentes, diseñados especialmente para instalaciones en parkings privados, públicos o semipúblicos, tanto en el interior como en el exterior.

Los puntos de recarga EVlink permiten una instalación y uso sencillo, rápido y fiable, con un alto diseño estético. También permite escoger entre una amplia selección de configuraciones de montaje, carga, tomas, según el tipo de acceso, y que cuenta con una resistencia mecánica IK10 y alto nivel IP (IP54).

El Modo 4, a diferencia de los modos de carga 1, 2 y 3, carga el coche en corriente continua y con una potencia de más de 22kW, con lo que permite una carga ultrarrápida. Cuando estimas el tiempo de carga de un cargador Modo 4, se calcula hasta el 80% de la batería, como son potencias muy altas, las baterías sufren y se desgastan.

Para este modo de carga, Schneider Electric cuenta con un nuevo producto: El EVlink 24kW, el cargador rápido EVlink CC generalmente carga los vehículos eléctricos en menos de 1 hora. Es una solución ideal para proporcionar puntos de carga rápida en centros comerciales, restaurantes, áreas de parkings o para cualquier lugar de trabajo o edificios compartidos. Un diseño compacto, este cargador se puede instalar en menos de dos horas, ya sea en una pared o en un pedestal El diseño robusto del cargador lo hace ideal para uso en exteriores (IP 54 / IK 10). También permite la carga simultánea en Modo 3 y Modo 4.

Finalmente, es importante tener en cuenta que la carga e instalación de un vehículo eléctrico está regulada por la ITC-BT52, y estipula que solo un instalador autorizado se encargue de la instalación de los puntos de recarga, para garantizar en todo momento su calidad y seguridad.


Autores: Alexandra Romero, Responsable de producto de vehículo eléctrico; y Jesús Requena, Business Developer de la División de Retail de Schneider Electric.

Conversaciones: