Híbridos y Eléctricos

BUSCAN FINANCIACIÓN

Zoox, la startup que quiere tener 1.000 taxis autónomos en San Francisco para 2020

Zoox sigue perfeccionando su tecnología de conducción autónoma para construir sus propios taxis sin conductor y poder competir con los grandes del sector como GM y Waymo.

Zoox, la startup que quiere tener 1.000 taxis autónomos en San Francisco para 2020.
Zoox, la startup que quiere tener 1.000 taxis autónomos en San Francisco para 2020.

La startup de conducción autónoma Zoox ha logrado mejoras tecnológicas importantes con el objetivo de lanzar una flota de taxis sin conductor para 2020, después de que hayan perfeccionado el nivel máximo de autonomía, el nivel 5. Actualmente se encuentran en la búsqueda de la financiación necesaria para llevar a cabo su ambicioso proyecto.

En una entrevista con Bloomberg demostraron los avances logrados en su software de conducción autónoma e inteligencia artificial. Un Toyota Highlander dotado de la tecnología de Zoox se desplazó sin ayuda humana en una de las calles más complejas de San Francisco, Lombard Street, conocida por sus curvas cerradas. “Hace un año no podíamos recorrer Lombard Street u otras calles muy estrechas o empinadas”, dice Jesse Levinson, cofundador y director técnico de la compañía. “Ahora podemos”. El SUV fue capaz de detenerse de forma correcta ante la aparición de peatones e incluso de algún conductor distraído. En la parte delantera del vehículo habían dos conductores de seguridad, pero nunca tomaron el volante.

Captura de pantalla 2019-05-06 a las 15.07.48

Lombard Street

Zoox tiene una dura competencia

El objetivo de Zoox de operar una flota de robotaxis es un modelo de negocio perseguido por competidores mucho más grandes y mejor financiados, incluyendo General Motors y Waymo de Alphabet Inc. Una decisión importante de Zoox ha sido contratar a una experimentada CEO como Aicha Evans, quien durante muchos años comandó las operaciones de Intel. Levinson y Evans planean aumentar su capital con la meta de superar los 465 millones de dólares (410 millones de euros) que obtuvieron el año pasado en una ronda de financiación. Para ello buscan inversiones de socios financieros y estratégicos, e incluso considerarían asociarse con un importante fabricante de automóviles.  

En total, la compañía ha recaudado 800 millones de dólares (705 millones de euros), muy por debajo del poder financiero de la competencia: GM Cruise ha obtenido 5.000 millones de dólares (4.400 millones de euros) de SoftBank y Honda Motor Co. y su empresa matriz con sede en Detroit le ha asignado un presupuesto anual de 1.000 millones de dólares (880 millones de euros). Waymo, por su parte, tiene acceso a la enorme caja de Alphabet.

Zoox fabricará sus propios coches autónomos

A diferencia de sus rivales, Zoox sigue concentrada en la fabricación de sus propios vehículos en lugar de la modificación de los coches construidos por terceros. El Toyota Highlander utilizado en las pruebas es solo un vehículo de pruebas destinado a ser suplantado por los coches que Zoox fabricará para sí mismo. La compañía ha estimado que una flota de 1.000 taxis autónomos será suficiente para cubrir la mitad de San Francisco. “Zoox está creando un producto y un servicio al mismo tiempo”, destaca Reilly Brennan, socia general de Trucks Venture Capital y profesora en la Universidad de Stanford. “Ese enfoque se traduce en la necesidad de gastar más dinero que otras empresas”.

2

Zoox ya ha creado prototipos autónomos para sus pruebas internas. La última versión, llamada VH5, tiene asientos enfrentados y no cuenta con volante ni pedales. Dado que el automóvil está diseñado sin la intención de tener un conductor, avanza y retrocede a la máxima velocidad. “Nuestro coche es bidireccional”, aclara Mark Rosekind, director de innovación de Zoox.

Conversaciones: