Híbridos y Eléctricos

DESDE 15 KILOS DE PESO

Canyon Roadlite:ON 2021: una bicicleta eléctrica commuter que presume de alma deportiva

Canyon sigue ampliando su oferta de bicicletas eléctricas, esta vez con una commuter de concepción ligera que describe, además, como una bicicleta eléctrica de fitness; la Canyon Roadlite:ON 2021.

Roadlite.ON
Roadlite:ON de Canyon.

Con un peso de tan sólo quince kilos y el resto de componentes mejorados, una de las bicicletas eléctricas de tipo commuter de Canyon se ha renovado de cara a la temporada de 2022. Se trata de la Canyon Roadlite:ON, basaba en la Roadlite no electrificada.

El especialista Canyon se sigue esforzando por ofrecer uno de los abanicos más amplios en cuanto a bicicletas eléctricas, y prueba de ello es la cantidad de ocasiones en las que un artículo con su nombre como protagonista pasa por nuestra portada. La última vez fue para mostrar una de las bicicletas eléctricas de concepto off-road más extremo que ofrecen en su catálogo, la Canyon Torque:ON.

La Roadlite:ON, sin embargo, dista de la última que conocimos por concepto ya que esta centra su razón de ser en la relación entre velocidad y uso diario. Se trata de una bicicleta eléctrica de tipo commuter, un concepto a medio camino entre una bicicleta urbana y una de carretera prestacional, y aunque mucho más del primero que del segundo, supone un salto respecto a las Commuter:ON y Precede:ON que también hemos conocido meses atrás. De hecho, aunque se trate de una commuter Canyon, en su web la describe como una bicicleta eléctrica de fitness.

El principal atractivo de la Roadlite:ON es que su faceta prestacional, por tanto, se encuentra un paso por encima de las otras dos alternativas que ya conocíamos de la gama de Canyon, y el principal responsable de ello es su cuadro, lo que le otorga su concepción liviana y por tanto mejor dinámica.

canyon-roadlite-on-05

Canyon Roadlite:ON 2021.

La Canyon Roadlite:ON logra esos quince kilos de peso gracias al uso de un cuadro compuesto por aluminio de concepción ligera. A ello ayuda sobremanera también la horquilla, que en lugar de recurrir a una horquilla con suspensión incorporada es rígida y está compuesta de fibra de carbono.

El sistema eléctrico, al contrario de lo visto hasta ahora en los modelos de Canyon que hemos conocido no es ni Shimano ni Bosch, sino que es el especialista Fazua quien se encarga de suministrarlo. No es en clave de ahorro de costes, sin embargo, sino en ahorro de peso, ya que tanto como motor eléctrico como batería suman tan sólo dos kilos al conjunto.

La batería es extraíble y se ubica en el tubo inferior del cuadro, con una capacidad de 252 Wh. El motor eléctrico rinde los reglamentarios 250 W máximos de potencia para a efectos legales poder ser considerada una bicicleta eléctrica. Se sitúa justo bajo la batería, y también es extraíble. De manera opcional Canyon ofrece una tapadera para cubrir el hueco que dejan ambos elementos al ser extraídos, así podremos usarla sin tener que tirar del peso extra que ambos elementos aportan si no queremos.

Roadlite.ON

Canyon Roadlite:ON AL 7.

La calidad del resto de componentes, siendo Canyon, está garantizada, pero dependiendo a la versión de la bicicleta eléctrica que optemos procederán de un especialista u otro. La gama 2021 de la Roadlite:ON está compuesta por cuatro versiones distintas que van desde los 2.499 euros de la Roadlite:ON AL 7, hasta los 3.399 euros de la Roadlite:ON 8, la más capaz con su sistema de frenado Shimano RS 600 y sistema de transmisión,, también de Shimano, modelo Deore XT de 12 velocidades.

La Roadlite:ON 2021 está disponible para encargo desde principios de este mismo marzo.

Conversaciones: