Híbridos y Eléctricos

SE LANZARÁ EN UN MODELO DE GENESIS

Cancelación activa de ruido en los coches eléctricos, así es la tecnología RANC de Hyundai

Hyundai ha patentado y llevado a producción una nueva tecnología de cancelación de ruido activa capaz de eliminar los ruidos que se introducen en el habitáculo de los coches eléctricos provocados por el viento y la rodadura.

Nueva tecnología RANC de Hyundai para eliminar el ruido en el habitáculo de los coches eléctricos a altas velocidades.
Nueva tecnología RANC de Hyundai para eliminar el ruido en el habitáculo de los coches eléctricos a altas velocidades.

Hyundai Motor ha desarrollado una tecnología denominada RANC, un sistema de cancelación de sonido activo que elimina el ruido procedente del viento y de la rodadura sobre la carretera especialmente útil en los coches eléctricos. Si bien a bajas velocidades son prácticamente silenciosos, cuando esta aumenta el ruido de la rodadura y la aerodinámica que se introducen en el habitáculo son tan perceptibles o más que en un coche de combustión. Basado en la tecnología de control de ruido activo del grupo denominada ANC que elimina parte de los ruidos de un motor de combustión, RANC capta y analiza las ondas sonoras que se introducen en la cabina y crea y emite ondas físicamente inversas, que al sumarse, se anulan.

En el panorama de la industria actual, con la electrificación de los trenes motrices, el ruido procedente del motor que se introduce en el habitáculo es cada vez menor, y el que realmente es molesto para los ocupantes es el que llega desde la carretera y el procedente del viento. El ruido procedente del tren motriz, que es importante a bajas velocidades en los vehículos de combustión, es imperceptible en los vehículos eléctricos, ya sea alimentados por baterías o por hidrógeno (que no dejan de ser coches eléctricos).

La tecnología ANC es un software que analiza el sonido en la cabina para disminuir el ruido del motor, en lugar de emplear métodos pasivos para bloquearlo a través del aislamiento acústico. Este implica la inclusión de materiales especiales y amortiguadores dinámicos que no solo aumentan el peso, sino que también fallan cuando se trata de bloquear completamente el zumbido del infrasonido. ANC utiliza componentes mucho más livianos, como micrófonos, controladores y altavoces, que captan el ruido, lo analizan y lo lanzan de nuevo, reduciendo el infrasonido de manera más eficiente. Esta tecnología ya está disponible en algunos vehículos de Hyundai.

Sin embargo, debido a las limitaciones de la tecnología de medición y análisis de ruido, el ANC actual solo se puede utilizar cuando el ruido es constante y su aparición predecible. Por eso se ha utilizado comúnmente para contrarrestar el ruido constante del motor. Dado que el ruido de la carretera o del motor solo tarda unos 0,009 segundos en llegar al pasajero, esta tecnología está muy limitada.

Esquema de funcionamiento de RANC

La nueva tecnología RANC de Hyundai analiza varios tipos de sonido en tiempo real y produce una onda de sonido inversa para cada uno de ellos. Cuando un vehículo rueda por una carretera se producen varios tipos de ruido que la nueva tecnología sí puede procesar como son los sonidos resonantes creados en las ruedas o los sonidos retumbantes que surgen del propio asfalto.

Su funcionamiento se basa en un sensor de aceleración, similar a un micrófono, que realiza una iteración cada 0,002 segundos y transmite los datos a un ordenador que se encarga de realizar los cálculos y optimizar los parámetros. Estos se transmiten a un procesador de señal digital (DSP) que genera una onda inversa para cada uno de los sonidos que sumadas a las originales eliminan prácticamente en su totalidad todos los ruidos que se introducen en el habitáculo.

Basándose en la evaluación de la superficie de la carretera, la velocidad del vehículo y las diferentes posiciones de los asientos, RANC analiza con precisión cada sonido y calcula rápidamente las magnitudes (frecuencia y amplitud) de la onda opuesta particularizándola para cada una de las zonas del coche: el asiento del conductor, el del pasajero y las plazas traseras.

RANC puede reducir el ruido en la cabina en 3 dB que es aproximadamente la mitad del nivel de ruido que penetra en la cabina cuando no existe este sistema. Gracias a este logro, el grupo Hyundai puede utilizar menos piezas y menos amortiguadores de aislamiento acústico en comparación con antes reduciendo el peso no suspendido de sus vehículos.

Seis años de desarrollo

Hyundai lleva seis años de investigación y desarrollo para poder llevar a producción el RANC. En la fase de preproducción, el grupo coreano contó con la participación del Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea, WeAcom, ARE, BurnYoung y otros agentes implicados. Posteriormente, en la fase de industrialización y producción en masa, ha sido la empresa Harman, especialista en implementación de audio para automóviles, la que se ha encargado de hacer realidad el producto.

RANC-Hyundai

Finalmente, Hyundai Motor completó la solicitud de patente tanto para Corea como para Estados Unidos, en la que se incluye la ubicación de los sensores, el método de selección de la señal y la tecnología de análisis, cálculo y creación de ondas de RANC. Según ha anunciado el Grupo, esta tecnología comenzará a aplicarse a un próximo modelo de Genesis, la marca de vehículos eléctricos de reciente creación que pertenece a Hyundai y que hasta el momento no cuenta con ningún modelo en producción. El más cercano es el Genesis Essentia Concept, presentado el año pasado en Salón de Nueva York, que de fabricarse sería en una cantidad muy limitada de unidades, lo que podría suceder, como pronto, en 2021, cuando llegaría al mercado con un vehículo con 500 kilómetros de autonomía.

Conversaciones: