Híbridos y Eléctricos

CAMIÓN AUTÓNOMO

ZF se adelanta al futuro del transporte con un camión que carga y descarga por sí solo

ZF trabaja en el desarrollo de componentes para vehículos comerciales eléctricos y ha mostrado una tecnología capaz de cargar y descargar de forma autónoma.

El cmión autónomo con el que ZF hizo la demostración.
El cmión autónomo con el que ZF hizo la demostración.

La empresa proveedora de componentes de vehículos ZF Friedrichshafen, mostró al mundo el futuro del transporte de mercancías en el ZF Technology Day, una demostración anual que la compañía lleva a cabo en Friedrichshafen, Alemania. 

En esa demostración, la empresa germana presentó una tecnología autónoma en un camión que le permitió acercarse a una zona de carga y descarga y dejar el remolque, ir hasta otra zona y cargar otro para proceder a seguir con otra ruta. Todo el proceso duró solo siete minutos y los asistentes quedaron alucinados.

Desarrollo de componentes para eléctricos

ZF ha empezado a desarrollar componentes para camiones eléctricos y autónomos en lo que la empresa ha descrito como una apuesta para liderar el futuro del transporte de bienes y mercancías. La empresa alemana, siguiendo con esta ofensiva, adquirió la empresa Ibeo Automotive Systems, productora de radares Lidar, y TRW Automotive, una empresa especialista en sistemas electrónicos de Michigan. Con todo, ZF, que jamás ha producido un vehículo entero, ahora tiene la capacidad de desarrollar, prácticamente al 100%, un camión conectado.

En el evento también presentaron algunas nuevas tecnologías, como la dirección asistida eléctrica, que podría llegar al mercado en 2022, y un sistema de suspensión de cabina bautizado como eCALM, que utiliza amortiguadores eléctricos para una conducción más cómoda y suave, que podría llegar también en 2022, entre otras novedades.

ZF espera que el próximo sistema que lancen al mercado sea el CeTrax, un tren motriz eléctrico para furgonetas de reparto, buses y camiones, con motores eléctricos integrados. La empresa alemana cree que podrá producirse para 2019 y espera que se convierta en la tecnología que revolucione el transporte público en el futuro. Para conseguir alcanzar el objetivo de lanzarlo el año que viene, la empresa alemana incrementó su inversión en investigación y desarrollo en 2.500 millones de dólares en 2017, un 15% más que el destinado en el mismo campo en 2016. Según anunció en marzo, ZF también incrementará esta inversión en 2018.

ZF también colabora con la startup e.GO Mobile en la e.GO Mover, una furgoneta eléctrica que servirá como vehículo de reparto o como un minibús para pasajeros con capacidad máxima para 15 personas destinada a recorridos urbanos con la posibilidad de funcionar de modo autónomo. El e.GO Mover funcionará con motores eléctricos, frenos eléctricos y sensores Lidar proporcionados por ZF. Las compañías tienen contratos para operar en 72 ciudades y esperan producir 400 unidades en 2019.

Conversaciones: