Híbridos y Eléctricos

NO HAY PLAZOS CONFIRMADOS Y DICEN NO TENER PRISA

BMW electrificará los modelos M más grandes y mantendrá sin hibridación los M2, M3 y M4

El jefe de la división M de BMW ha asegurado que no tienen prisa por electrificar los modelos más deportivos de la marca, pero llegado el momento lo harán con los modelos más grandes y pesados.

BMW electrificará los modelos M más grandes y mantendrá sin hibridación los M2, M3 y M4
BMW electrificará los modelos M más grandes y mantendrá sin hibridación los M2, M3 y M4

BMW aspira a tener 25 nuevos modelos electrificados en los próximos cuatro años, y en ese plan se incluyen también sus modelos más deportivos, los BMW M. Al menos, los modelos más grandes. Así lo ha asegurado el jefe de la División M de BMW, Markus Flasch, a diversos medios australianos en un reciente evento, aunque por el momento los planes para electrificar los modelos M están en stand-by.

La intención de BMW con sus modelos más deportivos es, antes o después, electrificarlos para reducir sus emisiones. Sin embargo, sólo añadirán un motor eléctrico y una batería en los modelos más grandes y pesados tales como los SUV (X5 M, X6 M, etc.) o las berlinas grandes como el M5. Flasch aseguró que los modelos más puros como el M2, M3 y M4 seguirán manteniendo una mecánica exclusivamente de gasolina.

La idea es que, llegado el momento de electrificar modelos M y añadir peso, lo harán en modelos que ya son grandes y pesados. Y ciertamente tiene mucha lógica no añadir más peso en coches relativamente ligeros y pensados para tener la mejor dinámica de conducción, cuyas ventas, además, no son muy numerosas proporcionalmente (y su impacto en la cuota de emisiones es bajo).

Flasch dijo que tienen lista tanto la tecnología híbrida como la híbrida enchufable, aunque reconoció que todavía no tienen planes en firme y aseguró «no tener prisa» por implantar la electrificación a pesar de las estrictas medidas impuestas por la Unión Europea en materia de emisiones de CO2. El directivo alemán reconoce haber probado mulas de pruebas tanto híbridas como híbridas enchufables en varios modelos, pero evitó hablar de fechas y plazos de lanzamiento.

Una de las mayores preocupaciones de la división deportiva de BMW es que, con la electrificación, se diluya la percepción de deportividad entre sus clientes: Flasch enfatizó en esta idea y aseguró que les supone un desafío mayor que superar los obstáculos técnicos para adoptar tales tecnologías. En un alarde de total franqueza, Markus Flasch dejó claro que quieren hacer coches conforme a los gustos de sus clientes: «No estoy haciendo coches para manifestantes, para personas que no los compran. Producimos coches para nuestros clientes y ellos tienen una opinión muy, muy clara de lo que quieren ver».

Con estas afirmaciones, la marca bávara toma un camino diferente al de su archienemigo, Mercedes-Benz, que electrificará los Mercedes-AMG C 63 en la próxima generación del modelo. Antes de lanzar versiones híbridas de sus modelos deportivos, BMW dice tener que encontrar «formas de quitar peso» que contrarresten el aportado por el sistema híbrido.

Actualmente, los BMW X5 M y X6 M montan un motor de gasolina biturbo BMW M TwinPower Turbo de 8 cilindros, con 4,4 litros de cilindrada y una potencia de 600 caballos (625 CV en las versiones Competition), el motor más potente de todos los vehículos de serie de BMW. A pesar de sus 2,4 toneladas de peso en vacío, aceleran de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos (y de 0 a 200 km/h en 13,4 segundos). Con estas cifras, es lógico que tengan mucho apetito de gasolina: tanto como para homologar un consumo promedio de 12,8 litros/100 km en el mejor de los casos.

Conversaciones: