ACUERDO ENTRE FACTOR ENERGÍA Y GRUPO SIFU

Las comunidades podrán tener puntos de carga sin coste de tramitación y estudio

Un acuerdo entre la comercializadora eléctrica Factor Energía y el Grupo Sifu facilitará a las comunidades de vecinos la instalación de puntos de carga para vehículos eléctricos en los aparcamientos.

Las comunidades podrán tener puntos de recarga sin coste de tramitación y estudio.
Las comunidades podrán tener puntos de recarga sin coste de tramitación y estudio.

La comercializadora eléctrica Factor Energía y el Grupo Sifu han firmado un acuerdo para promocionar la instalación de puntos de carga para coches eléctricos en los aparcamientos de las comunidades de vecinos. La “apuesta por la sostenibilidad y la movilidad eléctrica” por parte de estas dos empresas permitirá que se instalen puntos de carga sin costes de estudios técnicos y permisos para los usuarios y las comunidades.

La alianza entre Factor Energía y la compañía de servicios Grupo Sifu también contempla otro tipo de ventajas para los vecinos que contraten la instalación de puntos de recarga en sus aparcamientos. Entre otras facilidades, los usuarios que contraten el servicio podrán pagar el punto de carga vinculado en hasta 24 meses.

Una de cada diez tienen puntos de recarga

Los vehículos eléctricos están cada vez más presentes en las comunidades de vecinos, y prueba de ello es que, según un estudio del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid, una de cada diez ya cuentan con al menos un punto de recarga. La electrificación de los aparcamientos de las comunidades avanza a buen ritmo gracias a la Ley de propiedad Horizonal (LPH), que prevé que solamente se requiere comunicar a la comunidad la voluntad de instalar un punto de recarga de uso privado para proceder con la instalación.

“Cada vez son más los vecinos que a título particular quieren disponer de un vehículo eléctrico y aparcarlo en su plaza de garaje, decisión que, aunque es loable desde el punto de vista medioambiental, está planteando no pocos problemas en las comunidades de propietarios”, señala Apolonio Dorado, vicepresidente del Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid).

Según Dorado, “las canalizaciones han de transcurrir desde el cuarto general de contadores hasta el punto de recarga de esa plaza de garaje y no siempre se decide el trazado en base a los intereses del resto de vecinos, lo que está produciendo una amalgama de cables similares a las que todavía tienen muchas fachadas antiguas, con el riesgo eléctrico que ello puede suponer”.

La Ley prevé, no obstante, que la comunidad de propietarios pueda fijar normas de régimen interno en el que se establezcan criterios comunes de trazado de canalizaciones para todos los propietarios interesados. “Sin embargo”, aseguran desde el CAFMadrid, “no siempre se llega a este tipo de acuerdos porque algunas comunidades viven el día a día y no ven a futuro. Además, en muchas ocasiones supone realizar una reforma de la instalación eléctrica común para disponer de varios puntos de recarga, con los costes que acarrea para todos los vecinos y no sólo para los interesados, algo que no entienden en comunidades pequeñas o con residentes de avanzada edad”, añaden.

Conversaciones: