Híbridos y Eléctricos

INFORME DE TRANSPORT & ENVIRONMENT

Análisis | Estados Unidos supera a Europa en la venta de coches eléctricos

El mercado estadounidense de vehículos eléctricos se ha convertido en el segundo más grande del mundo, detrás de China y por delante de Europa, que se ubica en el tercer puesto.

Estados Unidos supera a Europa en la venta de coches eléctricos.
Estados Unidos supera a Europa en la venta de coches eléctricos.

Estados Unidos se ha convertido en el segundo mayor mercado de coches eléctricos del mundo, vendiendo 361.000 vehículos eléctricos en 2018 (una participación de mercado del 2.1%), desplazando a Europa al tercer lugar con 302.000 coches eléctricos (2.0%), según un reciente informe de Transport & Environment. China se mantiene en la cima del ranking global con más de un millón de coches eléctricos vendidos el año pasado y una cuota de mercado del 4%.

El mercado europeo de vehículos a batería registró un aumento del 33% en el último trimestre del año pasado, pero el mercado estadounidense tuvo una mayor aceleración con un incremento de mercado del 120% en el mismo período. China, por su parte, vendió más de 150.000 coches eléctricos solamente en diciembre, la mitad de las ventas anuales en la Unión Europea.

US vs EU EV sales

Europa demora la venta de coches eléctricos

Los fabricantes de automóviles europeos han estado jugando con las ventas de vehículos eléctricos con el fin de tener suficientes coches de cero emisiones para cumplir con las estrictas regulaciones de 2020 y 2021. Las pocas ventas de vehículos eléctricos son evidentes ante la limitada oferta que ofrecen los fabricantes europeos en la actualidad.

El informe de T&E muestra que siete lanzamientos de modelos completamente eléctricos se retrasaron recientemente en Europa. Esto ha llevado tiempos de espera de entre seis y 12 meses para la mayoría de los coches enchufables. Los fabricantes de automóviles europeos también lanzaron menos modelos nuevos de batería y de pila de combustible en 2018 que en 2017. El año pasado llegaron a Europa apenas siete nuevos vehículos, mientras que en 2019 se espera la llegada de 20 modelos nuevos, 33 en 2020 y 45 en 2021.

“Los fabricantes de automóviles de la UE consideran que los coches eléctricos son un mal necesario para cumplir con las regulaciones, por tanto, han estado ralentizando las ventas en 2018, en un intento por proteger su negocio de diésel”, indicó Lucien Mathieu, analista de Transport & Environment.

EV launch pipeline in Europe

Europa ha sido reacia a la electrificación de la industria

T&E recuerda que los fabricantes de automóviles de la UE han sido históricamente reacios a adoptar la electrificación de la industria automotriz, apostando más por la tecnología diésel. Los motores diésel les permitieron lograr una ventaja competitiva frente a los fabricantes estadounidenses y asiáticos. En Europa, los fabricantes de coches cuestionan las teorías sobre la calidad del aire, la legalidad de las restricciones contra el diésel e intentan posponer la introducción de límites de emisión más estrictos, asegura el informe.

Las regulaciones en pro de los coches de energía limpia han sido el principal impulsor en las ventas de vehículos eléctricos en los tres mercados de automóviles más grandes del mundo. En Estados Unidos, las regulaciones de California y el crédito fiscal federal han impulsado el éxito de Tesla. El Model 3 es ahora el automóvil premium más vendido en EEUU, representando el 68% de las ventas de coches eléctricos a batería en el cuarto trimestre de 2018. Por su parte, las restricciones en China han propiciado el espectacular crecimiento en las ventas de coches eléctricos en el mercado de automóviles más grande del mundo, atrayendo 135.700 millones de dólares (120.000 millones de euros) de inversión con más de la mitad provenientes de fabricantes europeos.

Los híbridos enchufables también se retrasan

Si bien los híbridos enchufables son una parte importante en los planes de los fabricantes de coches de la UE para el futuro, también se han producido grandes retrasos en este sector debido al cambio en el ciclo de prueba de emisiones de la UE: los modelos producidos para obtener los “súper créditos” en el antiguo NEDC emiten más del límite de 50 g/km en el nuevo ciclo WLTP y, por tanto, no califican ni ayudan a los fabricantes de automóviles para cumplir con las futuras regulaciones. Así que algunos modelos han sido retirados del mercado ya que requieren actualizaciones para cumplir con las nuevas reglas de emisiones.

Debido a esto, los fabricantes europeos han dejado de suministrar muchos de los principales modelos de híbridos enchufables, como el Volkswagen Golf GTE y el Passat GTE, el Porsche Panamera, el Mercedes GLC350e y C350e, el Audi A3 e-tron y Q7 e-tron. Volvo y BMW, por su parte, no frenaron la producción de sus híbridos enchufables, aunque algunos se calificaron por encima del umbral de 50 g/km bajo el WLTP.

Un futuro “verde” para la UE

Si bien Europa podría haber perdido la batalla en 2018, la carrera aún continúa. Además de acelerar el lanzamiento de nuevos modelos eléctricos en los próximos dos años, el mercado europeo está mostrando un buen potencial para un crecimiento sostenible a largo plazo. De hecho, algunos países han alcanzado niveles máximos de ventas de coches a batería: 8% en Suecia en 2018 y en Holanda más del 30% en diciembre del año pasado.

EV market per country

A diferencia de EEUU, el mercado europeo no depende de una marca (Tesla) y muestra una amplia diversidad en las ventas de coches eléctricos. Finalmente, los fabricantes de automóviles de la UE están realizando importantes inversiones globales en movilidad eléctrica. Los fabricantes europeos están invirtiendo alrededor de 144.000 millones de euros (aunque el 42% está dirigido a China), solo Volkswagen representa 80.000 millones de euros, casi un tercio de la inversión mundial en producción de baterías y vehículos eléctricos.

La disponibilidad de coches eléctricos en Europa cambiará radicalmente desde 2019/2020 en adelante, debido a que los fabricantes europeos deberán vender un estimado del 5% a 7% de coches electrificados para cumplir con el estándar de CO2 de 2021. En 2030, los estándares de CO2 en Europa requerirán más de un tercio de ventas de coches eléctricos del mercado total, mientras que para cumplir con los objetivos climáticos de 2050, todos los coches vendidos para inicios del 2030 tendrían que ser de energía limpia.

“La industria automotriz se está preparando para cumplir con el estándar de CO2 2020/21 y pronto comenzará a aumentar las ventas de vehículos enchufables. Esta es una oportunidad única para que los fabricantes de automóviles dejen de ver a los coches eléctricos solo como una estrategia para cumplir las obligaciones”, acotó Mathieu.

Si el incremento en las ventas de vehículos eléctricos mantiene una tasa de crecimiento constante del 38% como se vio en 2018, el mercado de la UE alcanzaría el 19% en ventas de coches eléctricos en 2025, superando un tercio del mercado en 2027 y alcanzando el 50% de todas las ventas de coches nuevos para 2028. De tal manera que la industria automotriz europea se enfrenta a un gran desafío, y requiere de políticas bien diseñadas, consistentes y ambiciosas enfocadas en los vehículos de cero emisiones. Esto incluye complementar los estándares de CO2 con una reforma inteligente del impuesto al vehículo y un despliegue más rápido de la infraestructura de carga.

Conversaciones: