Híbridos y Eléctricos

BATERÍAS PROCEDENTES DEL BMW I3

EVgo inaugura una estación de recarga respaldada con baterías de segunda vida

La estación de EVgo cuenta con dos puntos de recarga rápida de 50 kW respaldados por un sistema de almacenamiento formado por dos baterías procedentes de sendos BMW i3.

Estación de recarga rápida de EVgo en union City.
Estación de recarga rápida de EVgo en union City.

EVgo ha puesto en marcha una estación pública de carga rápida en corriente continua apoyada por una instalación de almacenamiento formada por baterías que cumplen su segundo ciclo de vida, después de haber sido retiradas de un vehículo eléctrico, en este caso del BMW i3. La experiencia obtenida en el programa piloto puesto en marcha en la Universidad de California en San Diego ha servido para hacer realidad un proyecto comercial como este, ubicado en la ciudad de Union City, en el estado de Nueva Jersey.

La estación está operativa desde principios de este verano y cuenta con dos puntos de recarga rápidos en corriente continua de 50 kW de potencia. El sistema de almacenamiento está formado por dos paquetes de baterías de 22 kWh procedentes de sendos BMW i3, empaquetados en una sola carcasa. La instalación tiene por tanto una capacidad total de almacenamiento algo inferior a 44 kWh, debido a la degradación sufrida por las baterías en su primer uso.

Además de suministrar las baterías de respaldo BMW, ofrece soporte técnico continuo a la instalación. El inversor de la instalación, de 30 kW, ha sido suministrado por Princeton Power Systems, mientras que Kisensum desarrolló el software de gestión de carga e integración del sistema de baterías.

La instalación se gestiona de manera inteligente de forma que almacena energía cuando las tarifas eléctricas son más económicas, a partir de energía solar y eólica, y posteriormente se suministra a los clientes de EVgo cuando estos la requieran. Este tipo de instalaciones aprovechan las posibilidades que ofrece el almacenamiento durante las puntas de producción de energía renovable. Además, muestran la posibilidad de reutilizar las baterías que ya no pueden cumplir su misión en un coche eléctrico.

evgo

La estación de carga funciona además como un sistema regulador de la red eléctrica, aislándola de los picos de demanda que se producen con la recarga simultánea de varios vehículos eléctricos. “El uso del almacenamiento de respaldo con baterías de segunda vida, para la recarga de vehículos eléctricos, es beneficiosa para la economía y para el medioambiente”, ha declarado Austin Brown, Director Ejecutivo del Instituto de Política de UC Davis.

Los proyectos de EVgo

La empresa EVgo se encarga de la gestión de la red pública de carga rápida para vehículos eléctricos más grande de Estados Unidos. Antes poner en marcha la estación comercial de Union City, completó con éxito un programa piloto en la Universidad de California en San Diego. Ambos proyectos forman parte de las tecnologías de demostración que EVgo está llevando a cabo junto a la Comisión de Servicios Públicos de California: el almacenamiento de energía para la recarga rápida de vehículos, el sistema de carga bidireccional V2G y la recarga de vehículos eléctricos a potencias superiores a 50 kW.

Entre los planes de EVgo está el despliegue de sistemas de almacenamiento similares a este en todas las estaciones de su red. En 2017 su red de cargadores creció de forma significativa. Según la empresa, a día de hoy es capaz de suministrar el equivalente a 64 millones de kilómetros de energía libre de emisiones, un 50% más que en 2016.

Conversaciones: