Híbridos y Eléctricos

REEMPLAZO DEL F8 TRIBUTO

Nuevo Ferrari 296 GTB, la berlinetta de motor central de Ferrari es ahora un V6 híbrido enchufable

El nuevo Ferrari 296 GTB es la la nueva berlinetta de motor central de Ferrari, y el reemplazo directo del F8 Tributo, pues saldrá de las líneas de producción de la marca el próximo año para dejar paso al recién presentado híbrido enchufable.

Ferrari 296 GTB.
Ferrari 296 GTB, la berlinetta de motor central de Ferrari ahora es un V6 híbrido enchufable.

La electrificación de Ferrari es un hecho, y la prueba está en el que nuevo Ferrari 296 GTB es el tercer coche híbrido en la historia de la firma del cavallino rampante, y el segundo fabricado en serie después del SF90 Stradale, que jugará el papel de buque insignia en términos de electrificación en Ferrari, mientras que el nuevo modelo sí jugará un papel más determinante para la marca en la vertiente comercial.

El Ferrari 296 GTB es el deportivo de motor central de Ferrari destinado a rivalizar con el Mclaren Artura híbrído enchufable, el deportivo de motor central con el que el fabricante británico dio meses atrás su primer paso en la fabricación en serie de un híbrido enchufable.

Tal y como ha declarado Ferrari en la presentación del 296 GTB, éste nuevo deportivo ha sido concebido para reemplazar al F8 Tributo, un coche que parece que nada más acaba de llegar al mercado, pero lo cierto es que dejará la línea de producción el próximo año cuando se entreguen las últimas unidades a los clientes que tengan encargado uno de ellos.

Ferrari 296 GTB tras

Ferrari 296 GTB.

El Ferrari 296 GTB es un coche con el que Ferrari da un paso adelante e inaugura una nueva era y marca un antes y un después en su historia, pues no sólo se trata del segundo híbrido enchufable fabricado en serie, sino que también es el primer Ferrari de seis cilindros desde desapareciera el Dino 246 GT en 1974. Su nomenclatura se debe a la configuración de su motor de gasolina (2.9 litros y 6 cilindros, y de paso también al clásico Dino 296 S) y a las siglas de Gran Turismo Berlinetta, por lo que la compañía italiana ha preferido ahorrarse alusiones a su condición de híbrido en el nombre del nuevo deportivo.

Y es que, en base a la minúscula batería que porta el 296 GTB en sus entrañas, es obvio que Ferrari aún no quiere que la experiencia de conducción de sus deportivos sea eléctrica en gran medida. La experiencia de pilotaje, pues, estará dominada por el motor de combustión, un V6 turboalimentado cuya potencia máxima es de 663 CV y que es capaz de llegar a 8.500 vueltas. Contando con la ayuda del motor eléctrico la cifra se eleva hasta los 830 CV en conjunto con unos apabullantes 740 Nm a 6250 revoluciones por minuto.

Al contrario de lo que ocurre en el SF90 Stradale y sus tres motores eléctricos, en el nuevo 296 GTB híbrido tan sólo encontramos un único motor eléctrico apostado entre el propio V6 de gasolina y la transmisión de doble embrague y ocho velocidades. Rinde 164 CV y se alimenta de una batería de iones de litio situada en la parte trasera del F8 cuya capacidad neta es de 7,45 kWh. Con ello, según Ferrari, apenas conseguirá rebasar los 15 kilómetros de autonomía eléctrica.

Ferrari 296 GTB asetto

Ferrari 296 GTB con paquete Asetto Fionaro.

Todo lo anterior se traduce a un 0 a 100 kilómetros por hora en 2,9 segundos y hasta 200 en 7,3 segundos, mientras que la velocidad máxima es, según los datos que ha facilitado Ferrari, mayor a 330 kilómetros por hora. Existe la posibilidad de ir un paso más allá equipando el paquete Asetto Fiorano, orientado a uso en circuito, que incluye una decoración inspirada en el clásico Ferrari 250 Le Mans, neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 R, una luneta Lexan (más ligera) y llantas que pesan 3 kilos menos. También suma mejoras aerodinámicas este paquete opcional, y dice el fabricante italiano que el 296 GTB puede llegar a generar 360 kilos de carga aerodinámica a 250 kilómetros por hora.

Recalca Ferrari que a pesar de haber incluido un sistema eléctrico con la pertinente batería de iones de litio, el 296 GTB sobre la báscula marca tan solo 35 kilos más que el F8 Tributo, con un peso en seco de 1.470 kilos. Gran parte del mérito en este sentido se lo lleva el nuevo propulsor V6, más ligero que el anterior V8.

Días atrás Ferrari se adelantaba al lanzamiento del 296 GTB sentenciando que redefiniría lo que conocemos como "divertido de conducir". En pos de ello la distancia entre ejes es tan sólo ha variado en 50 milímetros a la baja con respecto F8 Tributo, haciéndola así un poco más compacta. Su comportamiento se ve aderezado con nuevos sistemas de gestión electrónica, entre ellos el ABS evo, que elimina el sensor de velocidad y mide mejor la diferencia de aceleración y la velocidad en ambos tres ejes para determinar mejor cuándo intervenir.

Ferrari 296 GTB int

Interior del Ferrari 296 GTB.

También encontramos ahora un "Transition Manager Actuator", que gestiona el cambio de una fuente de energía a otra, aunque en conductor siempre podrá determinar preferencias a través de los cuatro modos de conducción seleccionables con el 'eManettino' en el volante, de nombres eDrive, Hybrid, Performance y Qualify, cada uno con diferentes grados de participación del motor eléctrico y dando mayor o menor relevancia al frenado regenerativo.

Conversaciones: