Híbridos y Eléctricos

PARA 2023

¿Será el Ford Fiesta relevado por un pequeño Mustang Mach-E eléctrico?

El próximo coche eléctrico de Ford será el más importante para la firma del óvalo en toda la década que acaba de dar comienzo, y gracias a unos acertados renders de Kleber Silva, podemos imaginarlo de manera más acertada.

Mustang MEB
Así podría ser el hermano pequeño del Mustang Mach-E.

Durante los próximos años, el coche más importante para la firma del óvalo azul en Europa no va a ser un coche eléctrico diseñado por Ford desde cero, sino que en sus entrañas portará el entresijo técnico del Grupo Volkswagen; la plataforma MEB que ya da forma a otros coches eléctricos del grupo alemán.

La semana pasada la firma americana anunció un plan que afectará, principalmente, a su actividad en Europa y para la que han destinado 828 millones de euros: desde 2030 será una firma de coches cien por cien eléctricos.

De entre todos los planes que la semana pasada salían a la luz por parte de Ford llamaban la atención sobremanera dos aspectos por encima del resto. Uno de ellos es que, finalmente, la colaboración con Volkswagen empieza a ver la luz y el coche eléctrico que tendrá como primer fruto llegará al mercado en 2023.

El segundo de ellos es que gran parte de los 828 millones de euros de inversión para impulsar la movilidad eléctrica de Ford en Europa irán destinados a una reforma mayúscula de la fábrica de la firma en Colonia, Alemania, para adaptar la factoría a las imperiosas necesidades de la plataforma MEB. En esta fábrica es donde actualmente se fabrica el Ford Fiesta, lo que ha dejado en el aire la posibilidad de que este nuevo coche eléctrico de relevo comercial al pequeño utilitario americano.

Ya lo apuntó días atrás el CEO de Audi, Markus Duessman; los pequeños utilitarios del segmento B están dejando de ser tan rentables como siempre lo han sido, y el encarecimiento de la incursión de un sistema eléctrico como tren de potencia no juega a su favor. Es por ello por lo que el relevo comercial de la actual generación del A1 probablemente sea un coche de distinta carrocería que plantee una concepción más atractiva para el público, probablemente un crossover o SUV eléctrico.

Así pues, el retoño eléctrico de Ford fruto del pasajero matrimonio con Volkswagen podría ser el principal autor de la muerte del Fiesta. Será, potencialmente, un SUV compacto, y como adelantó el diseñador jefe de Ford en Europa, heredará rasgos estéticos del coche eléctrico halo de la firma, el Ford Mustang Mach-E.

Mustang MEB

En la zaga las lamas verticales se acoplan perfectamente dentro de los grupos ópticos traseros del Ford Puma.

En base a ello el artista digital Klever Silva ha elaborado un render sobre la base del crossovar compacto de la firma americana, el Ford Puma, y ha implementado en una medida contenida pero acertada, los rasgos estéticos que confieren al Mach-E el aire de Mustang que le caracteriza.

El resultado del render, aunque después diste en gran medida del que acabará siendo el diseño final del coche de producción, no se puede calificar como menos que acertado. En el frontal ha adaptado la característica parrilla ciega del Mustang Mach-E mientras que en la zaga los agresivos grupos ópticos han ganado las características lamas verticales de todos los Mustang, así como el mítico logo del mustang al galope.

No es la primera vez que un render de Kleber Silva da lugar a un artículo en Híbridos y Eléctricos por lo acertado de su imagen final. Del fin de semana pasado las imágenes el compacto eléctrico de Tesla también era de su autoría, así como el BMW i1 eléctrico y el Volkswagen ID.R deportivo.

Conversaciones: