Híbridos y Eléctricos

CAMBIO DE TENDENCIA

El resurgir de las berlinas o por qué el coche eléctrico puede matar a los SUV

En un mercado donde los SUV parecían acaparar el grueso de las ventas, las últimas novedades hacen presagiar un renacer de las berlinas al calor del coche eléctrico y de la necesidad de ser más eficientes.

vuelven-berlinas-electricas
Cuatro de las berlinas presentadas recientemente: Ioniq 6, EQXX, Afeel e i Vision Dee.

Durante los últimos años, los SUV han dominado el mercado con puño de hierro. Desde su popularización, hace alrededor de dos décadas, han ido ganando cada vez más cuota de mercado hasta convertirse en la carrocería preferida por la mayoría de clientes y en la mayoría de segmentos. Entre los principales afectados por el éxito de los SUV han estado las berlinas, que han ido perdiendo su hueco paulatinamente hasta tener unas ventas prácticamente testimoniales. Pero eso podría estar cambiando, porque las últimas novedades de muchos fabricantes no han sido SUV, sino berlinas, y la razón para ello tiene mucho que ver con el coche eléctrico.

Esta pasada semana se ha celebrado el CES Las Vegas 2023, la mayor feria de tecnología del mundo. Mucho de lo allí presentado tiene que ver con la electrónica de consumo, pero actualmente las novedades van mucho más allá. Los fabricantes de automóviles son cada vez más asiduos a dicha cita, habida cuenta de la enorme carga tecnológica de los vehículos actuales y futuros, que en la mayoría de casos estarán totalmente conectados.

El formato de salón del automóvil tradicional ha cedido algo de terreno a una feria tecnológica donde han presentado primicias mundiales fabricantes tan importantes como BMW, Volkswagen, Honda o Peugeot, entre otros. Todas ellas con un nexo común: los nuevos modelos que han presentado son berlinas, algo que hacía tiempo que no veíamos en la industria. Además, todas son eléctricas, y aquí está la clave de todo.

stealth-hero-quarter-front
El Lucid Air (en la imagen) es otra de las berlinas que pronto llegará a Europa.

Durante años, los SUV se han ganado el favor del mercado por varias razones: su mayor altura respecto al suelo ofrece mayor sensación de seguridad (quiero hacer hincapié en la palabra sensación, puesto que la seguridad del vehículo depende verdaderamente de otros factores). El acceso y salida del habitáculo son más cómodos y, además, el mayor tamaño de la carrocería aporta una especie de mayor estatus. Pero, objetivamente, son vehículos menos ágiles, menos aerodinámicos y consumen más energía (sea combustible o electricidad). Esto último no es opinable, es una pura cuestión física.

Muchos fabricantes habían iniciado su andadura eléctrica con SUVs: basta fijarse en los Audi e-tron, Jaguar I-Pace, Mercedes EQC... Y sin embargo, sus elevados consumos han hecho replantear algunas cosas y apostar más por las berlinas, al menos hasta que la tecnología de las baterías permita un avance sustancial en términos de densidad de energía y autonomía.

Y es que, teniendo en cuenta lo importante que es la eficiencia en un coche eléctrico para conseguir mayor autonomía, las berlinas son un tipo de carrocería mucho más interesante, especialmente si hablamos de coches de batería. Por regla general, tienen menor superficie frontal que un SUV, así que el aire tiene menos superficie de impacto, y se pueden conseguir unos coeficientes aerodinámicos realmente bajos. Las berlinas pueden ser mucho más aerodinámicas que los SUV, con la ventaja que ello conlleva: consumen menos, especialmente a velocidades de carretera, así que pueden estirar más la autonomía.

Volkswagen-ID-7-Delantera
Nuevo Volkswagen ID.7.

Por eso, no debería extrañarnos que las novedades que hemos visto en el CES Las Vegas sean, en su mayoría, berlinas. Una de las más importantes ha sido el Volkswagen ID.7, la nueva berlina eléctrica de la marca alemana, que anuncia 700 kilómetros de autonomía y se postula como rival directo del Tesla Model 3. El ID.7 es la primera berlina nueva de Volkswagen desde 2017, cuando presentó el Arteon (el actual Passat es una actualización de la octava generación, que se lanzó al mercado en 2014). Desde entonces, la mayoría de sus lanzamientos habían sido SUVs (ID.5, T-Cross, Taigo, T-Roc...)

Honda-Sony-Afeela-Trasera
El primer coche eléctrico de Afeela (Honda & Sony) será una berlina y llegará en 2025.

Otro ejemplo es el Afeela, el tan esperado coche eléctrico nacido de la colaboración entre Honda y Sony. Las dos compañías japonesas han presentado en el CES su primer prototipo, anunciando por primera vez el nombre de su marca de movilidad. Con un diseño futurista y líneas suaves, la aerodinámica juega un papel fundamental. No obstante, todavía habrá que esperar para verlo en la calle, pues el primer coche de Afeela no llegará hasta el año 2025.

BMW-i-vision-dee-delantera
BMW i Vision Dee, el prototipo que ha presentado BMW en el CES 2023.

El BMW i Vision Dee es rompedor en su concepto. Su diseño neo retro está inspirado en la sencillez de berlinas como la BMW 02 de los años 60 y 70. Aunque, en otros aspectos, supone una revolución. Su carrocería puede cambiar de color y tiene un Head-Up Display ultra moderno que ocupa todo el ancho del parabrisas. Una tecnología que se empezará a equipar a partir de 2025 en los modelos 'Neue Klasse' de BMW, la nueva generación de coches eléctricos de la marca alemana, en la cual las berlinas tienen mucho que decir.

peugeot_inception_concept_2301cn202-63b6b9da1d86d
Con un planteamiento radical, propio de un concept, el Peugeot Inception Concept se aleja del formato SUV.

Otro ejemplo, un tanto radical, es el Peugeot Inception Concept. Un coche que «encarna el cambio más importante de la marca» apostando por una espectacular carrocería de tipo berlina, muy bajita (sólo 1,34 metros) y alejándose por completo del concepto SUV. Construido sobre la plataforma STLA Large, el Peugeot Inception Concept anuncia 800 kilómetros de autonomía, una estructura de 800 voltios y equipa dos motores eléctricos ultraeficientes con 500 kW de potencia (680 CV).

No podemos olvidar al Mercedes Vision EQXX. Aunque no es una primicia del CES Las Vegas (se presentó el año pasado), el coche eléctrico más avanzado y eficiente de Mercedes apuesta por una carrocería tipo berlina, o berlina "coupeizada", super aerodinámica para poder superar los 1.000 kilómetros de autonomía. Su tecnología la veremos en la calle en 2024, en forma del futuro Clase C eléctrico.

Ioniq 6.
Hyundai Ioniq 6.

Tampoco al Hyundai Ioniq 6, una berlina eléctrica cuya llegada al mercado español es inminente. Un coche en el que, de nuevo, la aerodinámica ha sido fundamental para conseguir una gran autonomía manteniendo la misma batería que su hermano, el Ioniq 5. Y, por supuesto, no podemos obviar la nueva hornada de berlinas eléctricas procedente de China, como las ET5 y ET7 de NIO, el Xpeng P7 o el BYD Han.

Sólo el tiempo dirá si las berlinas han vuelto para quedarse, como hacen presagiar las últimas novedades de la industria, o si es solamente un atisbo de luz en el pequeño hueco que les dejan (aún hoy) las carrocerías tipo SUV. Una cosa es clara: en la búsqueda por la eficiencia, las berlinas tienen una clara ventaja competitiva.

Conversaciones: