Híbridos y Eléctricos

HASTA 49 TONELADAS

Scania probará dos nuevos camiones eléctricos en una mina de hierro

La minera LKAB ha empezado a utilizar un Scania Heavy Tipper totalmente eléctrico, al que después se unirá un camión grúa especialmente adaptado para trabajos en la mina.

scania-heavy-tipper-electrico-mina
Este Scania Heavy Tipper eléctrico empieza a trabajar en una mina de hierro

Los trabajos en las minas son especialmente duros y exigentes para la maquinaria. Un entorno difícil, agreste, en el que poner a prueba la fiabilidad y el rendimiento de la máquina en cuestión. Scania está plenamente confiada en que sus camiones eléctricos pueden estar a la altura, y comenzará a probar dos de sus modelos de batería junto con la compañía minera y siderúrgica LKAB.

Un Scania Heavy Tipper eléctrico empezará a trabajar en la mina que LKAB tiene en Malmberget, al norte de Suecia. Junto a él, también habrá un camión grúa totalmente eléctrico especialmente adaptado para el trabajo en la mina. Este proyecto junto al cliente permitirá a Scania la oportunidad de probar los dos modelos en una mina subterránea y extraer datos de alto valor sobre sus camiones eléctricos.

Este proyecto conjunto permitirá «desarrollar y construir vehículos libres de combustibles fósiles que sean tan productivos o incluso más que los actuales», según Peter Gustavsson, director de proyectos de LKAB. Las dos empresas han unido fuerzas para tratar de descarbonizar sus operaciones; aunque la minería es una actividad con altas emisiones de carbono, LKAB pretende reducir su huella medioambiental desde la extracción del hierro en las minas hasta el transporte.

El Scania Heavy Tipper es un camión volquete con un peso total, incluida la carga, de 49 toneladas y se dedicará al transporte de productos residuales. El segundo camión está equipado con una grúa y servirá para transportar las brocas de perforación de acero a los equipos de perforación subterráneos. El camión eléctrico con grúa se cargará en el depósito, pero también será posible la carga en las obras para aumentar la flexibilidad. Se espera que los dos vehículos empiecen a funcionar en LKAB a lo largo de este 2022. 

«Los camiones eléctricos forman parte de la ambición de establecer un nuevo estándar para la minería sostenible (...) Estamos abandonando nuestra flota del diésel fósil y, mientras probamos la capacidad de los vehículos eléctricos con batería, las decisiones que se toman respecto a la elección de los camiones no sólo deben contribuir a una mayor productividad sino, sobre todo, a una mina más sostenible y a un entorno de trabajo más seguro», dijo Peter Gustavsson.

Según Scania, el volquete pesado eléctrico es el primero de su clase en la industria. No obstante, la marca todavía no lo ha incluido en su gama de modelos de batería fabricados en serie, que ya incluye camiones eléctricos de hasta 64 toneladas destinados al transporte por carretera.

Conversaciones: