Híbridos y Eléctricos

EN EL RESTYLING COMERCIAL

Un Škoda Octavia eléctrico se abre camino para 2025, según el CEO de Škoda

Škoda no cierra la puerta a los BEV. La marca checa abre la posibilidad de desarrollar un Škoda Octavia 100% eléctrico para el año 2025.

FOTO-Portada
FOTO-Portada

En Škoda el Octavia es un coche al que tienen muchísimo cariño. A principios del nuevo siglo fue el modelo que puso a la compañía en el lugar que hoy ocupa. El salvador de la marca vive su cuarta generación como una de las mejores berlinas medias en su relación precio-producto. Sin embargo, los checos se plantean un cambio radical para ella, poniendo sobre la mesa la posibilidad de lanzar un Škoda Octavia eléctrico para el año 2025.

La cuarta de las ediciones inició su andadura comercial en el año 2020, eso quiere decir que su restyling está planeado para el 2024 o 2025. Una actualización de mitad de ciclo comercial que servirá para introducir nuevos aspectos y detalles en la berlina, así como un diseño cambiado. En ese momento es cuando Škoda está valorando la posibilidad de incluir una variante eléctrica, que no electrificada.

Así mismo lo ha confirmado el propio CEO de Škoda, Thomas Schäfer en una entrevista realizada en el diario de negocios alemán, Handelsblatt: “Durante la segunda mitad de la década actual estamos pensando intensamente en un E-Octavia, la versión eléctrica de nuestro modelo más exitoso durante décadas y el núcleo de nuestra marca”. En dicha entrevista el señor Schäfer también ha abierto la posibilidad de pisar el acelerador con el lanzamiento de modelos BEV.

FOTO-Cuerpo

Škoda Enyaq iV.

Hay que recordar que el Octavia actual ya es un modelo electrificado. Parte de la gama cuenta con las siglas iV, que son las siglas de la familia de vehículos eléctricos de la compañía, donde por encima de todos destaca el Škoda Enyaq iV. Se trata de un híbrido enchufable que se sitúa como el modelo más prestacional de la gama, y también el más eficiente. Incluso se oferta un Škoda Octavia RS iV con el tren PHEV y 245 caballos de potencia.

En el caso de este Octavia 100% eléctrico se olvidaría la parte térmica para abrazar exclusivamente sistemas de nueva generación. Bajo la berlina compacta se esconde la última evolución de la plataforma MQB, la misma que emplean modelos muy conocidos del Grupo Volkswagen como el Volkswagen e-Golf. Teniendo esto en cuenta es bien seguro que el modelo checo se fijará en el alemán para su desarrollo.

Por el momento todo esto no son más que especulaciones, pues Škoda todavía tiene tiempo para fijar las bases de este nuevo Octavia eléctrico, aunque sí plantea sacarlo para el restyling comercial, no podrá retrasar mucho la decisión final. Lo que está claro que esta unidad contará con un precio ligeramente inferior al del Enyaq, dando un acceso más económico a aquellos compradores que quieran dar el salto a la movilidad eléctrica.

Al igual que el resto del Grupo VAG, Škoda presentó hace unos meses la hoja de ruta de modelos BEV. La compañía confirmó la llegada de tres modelos plenamente eléctricos por debajo del Enyaq iV en precio y tamaño antes de 2030. Sabemos que uno de ellos será la réplica del Volkswagen ID.3, así como la versión checa del próximo Volkswagen ID.2, y, posiblemente, este Octavia BEV sea el tercer modelo, aunque todavía está por determinar.

Conversaciones: