Híbridos y Eléctricos

DECLARACIONES

Toyota quiere coches eléctricos "que se vendan de verdad", y por fuerza la clave está en dos aspectos

Un responsable de la división estadounidense de Toyota ha hablado acerca de las claves que, según la marca, son esenciales para que el coche eléctrico se convierta en un fenómeno de masas.

Toyota bZ4X eléctrico.
Toyota bZ4X eléctrico.

A pesar de que en estos últimos compases Toyota ha sido duramente criticada dada la postura de su cúpula acerca del cambio de paradigma que vive el sector del automóvil, lo cierto es que la marca se encuentra sumida de igual manera en un profundo cambio de las bases que sustentan los distintos modelos de su gama. Los coches eléctricos están en su hoja de ruta, y aunque se encuentran varios pasos por detrás del resto de fabricantes en lo que se refiere a despliegue de modelos, creen saber cuáles son las claves para lograr implantar el coche eléctrico como principal medio de transporte.

En un informe que ha revelado la web especializada en movilidad sostenible Green Car Reports, el vicepresidente de planificación y estrategia de productos de división americana de Toyota, Cooper Ericksen, ha desvelado las claves en torno a las que Toyota está articulando su futura gama de coches eléctricos.

En la actualidad, y a excepción un temprano Toyota RAV-4 eléctrico que la firma comercializó en algunos mercados, el fabricante japonés aún no ha lanzado un coche eléctrico por baterías. El Toyota bZ4x cambiará esto pronto, pero a los más ajenos a la actualidad del motor tal vez sorprenda este hecho, pues a lo largo de estos últimas décadas Toyota se ha ganado la imagen de una marca sostenible y eficiente dado el alcance comercial de sus coches híbridos, mientras que en última instancia su gama cuenta con más híbridos enchufables.

Toyota bZ4X

Ya lo dijo el propio Akio Toyoda, CEO de Toyota, la firma sólo comercializará coches eléctricos y otras tecnologías de propulsión cuando exista una demanda fehaciente por este tipo de propulsión. Si bien lo que ha expuesto Ericksen con sus últimas declaraciones va en línea de lo comentado por el CEO del consorcio anteriormente, sí que ha aportado una clave muy importante sobre la que ponderará la tecnología que tendrá cabida en cada coche.

El responsable de producto estadounidense ha comentado recientemente: "'Nada ocurre hasta que vendes un coche', decimos internamente. Para tener un impacto positivo en el medio ambiente, debe vender un gran volumen de automóviles... Por lo que es realmente importante es que el precio sea tal que podamos convertirlo que se venda de verdad".

Seguía comentado el directivo: "Las baterías son caras y cuanto más grande es la batería, más cara es. Entonces creo la cuestión a largo plazo no se trata solo de autonomía, autonomía y más autonomía; la clave es hacer coincidir la autonomía y el precio con lo que el consumidor puede pagar".

Lo cierto es que muchos fabricantes ya se han orientado a desarrollar esquemas eléctricos en los que la clave no reside en una batería mayor sino en una mayor eficiencia del tren motriz que propicie un menor consumo eléctrico, pero Toyota cree que para que el coche eléctrico se convierta en un fenómeno de masas, forzosamente tiene que ser realmente asequible, y ello a corto plazo implica baterías de menor tamaño, lo que también conlleva menores autonomías.

En este sentido comentaba Ericksen: "A medida que el público se acostumbre a conducir coches eléctricos la ansiedad por la autonomía se disipará." No obstante admite que no sabe dónde se sitúa el umbral más bajo aceptable hoy día. Decía divagando acerca de ello: "Para mí lo más bajo es el número más curioso, ¿pero cuál es el número más bajo en el que se puede hacer coincidir la asequibilidad con la autonomía mínima para cada cliente?". Ericksen, de hecho, ha comparado las grandes cifras de autonomía de los coches eléctricos con los coches de combustión interna más potentes del mercado, que quedan reservados a los bolsillos más pudientes.

toyota

No tuvo reparos en admitir que en Toyota piensan aprovechar la retrasada llegada de sus coches eléctricos al mercado para observar lo que están haciendo otros fabricantes, y a pesar de las críticas que han levantado los comentarios de Eriscksen, lo cierto es que Toyota puede estar dando con la clave para lograr que el coche eléctrico llegue a todo el mundo.

Si Toyota está en lo cierto o no, está por ver, pero tienen como prueba a uno de los últimos modelos en llegar al mercado, el Dacia Spring. Se trata de un coche eléctrico que apenas supera los 200 kilómetros de autonomía homologada con una carga completa, que se vende por menos de 20.000 euros y que ha conseguido convertirse en el coche eléctrico más vendido de España el pasado mes.

Conversaciones: