Híbridos y Eléctricos

TRANSPORT & ENVIRONMENT

¿Por qué debe ser Uber 100% eléctrico? Análisis de los costes de la electrificación de los VTC en Europa

Análisis de los costes de la electrificación: rentabilidad del vehículo eléctrico para los conductores en las principales capitales europeas.

Tesla Model S.
Tesla Model S.

España comenzaba la semana con la presentación del Plan para impulsar la cadena de valor del sector del automóvil hacia una movilidad sostenible y conectada, y seguía con la aprobación en Consejo de Ministro del Programa MOVES II, un paquete de ayudas destinado, principalmente, a la compra de vehículos eléctricos e implantación de puntos de recarga. Una oportunidad clara para renovar el parque automovilístico nacional, bien de forma particular o empresarial, y avanzar hacia su descarbonización y electrificación.

A finales de 2019, una coalición de ONG de Estados Unidos, Alemania, Francia, Reino Unido, Países Bajos, Bélgica, y ahora España y Portugal, lanzan la campaña #TrueCostOfUber. Una acción colectiva que busca transformar la flota de la compañía de servicios de transporte con conductor Uber hacia vehículos de cero emisiones. Con este objetivo, hoy, un nuevo estudio de Transport & Environment (T&E), que cuenta con la colaboración de ECODES para España, demuestra que los coches eléctricos son una atractiva apuesta empresarial para operadores como Uber en las principales capitales de la UE como Madrid.

Los coches eléctricos de batería de tamaño mediano (EV) son en promedio un 14% más baratos de mantener hoy en día que los diésel equivalentes, si la infraestructura de carga está disponible. El ahorro puede ser mayor (20%) en el caso de los conductores madrileños, según los datos del estudio. En términos monetarios, estos ahorros ascienden a entre 2.500 a 3.000 euros cada año, que pueden incrementarse si se acogen a los incentivos del Gobierno español al vehículo eléctrico anunciados ésta misma semana.

b73f43c9-f0dd-4f9b-bc4d-f4c79f15afd8

Los conductores de Uber, taxis u otras VTC pueden hacer hasta cinco veces más kilómetros que un conductor promedio, unos 60.000 km al año. Los costes de los vehículos eléctricos, si bien actualmente son más caros, tienen unos costes de mantenimiento muy inferiores a los de combustión interna y esto sumado a que el coste del “combustible” por kilómetro es mucho menor que los de gasolina o diésel, convierte a los usuarios de taxi y VTC en los principales beneficiados entre los conductores de eléctricos.

En este sentido, Yoan Lepetit, de T&E, señala que “esta es una situación de win-win para los conductores, los ciudadanos y el planeta. Cuanto antes Uber y los taxis sean 100% eléctricos, más pronto los ciudadanos disfrutarán de un aire más limpio, el planeta tendrá menos emisiones y los conductores ganarán más dinero. Si Uber quiere liderar el cambio y ser parte de la solución para nuestras ciudades, entonces la compañía debe comprometerse a viajes 100% eléctricos para 2025 en las principales capitales europeas".

A medida que las ciudades y los países anuncian prohibiciones a los coches diésel y de gasolina para luchar contra la contaminación y el cambio climático, aumenta el atractivo de conducir coches sin emisiones, como los vehículos eléctricos con baterías. Sin embargo, la carga es una barrera clave para los profesionales debido a los tiempos de espera, si bien es más barata, necesita varias horas, por lo que los puntos de carga tanto en vía pública –cargadores rápidos en parada autorizadas– como privada –en los hogares– es clave, contribuyendo además a reducir los costes operativos. En este sentido, el Plan presentado por España para el sector de la automoción, es clave para ello, muchos profesionales, compañías y Administraciones Públicas tienen una oportunidad de desarrollar esta infraestructura.

Para Mónica Vidal, Directora de Políticas Públicas y Gobernanza Climática de ECODES, “en la lucha contra el cambio climático y la contaminación del aire, los habitantes de la ciudad necesitan viajar menos en vehículos privados, desplazarse en bicicleta o andando y subirse al autobús o al metro con más frecuencia. Pero para alcanzar el objetivo de ciudades más limpias, las autoridades también tendrán que contribuir a limpiar la flota de automóviles que se desplazan por las calles. Es de sentido común electrificar completamente los vehículos VTC como Uber y el sector del taxi. Las ciudades tienen un papel crucial en esta transición, proporcionando los incentivos adecuados para que los conductores cambien a vehículos eléctricos y construyendo la red de carga para que puedan operar fácilmente". 

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, la contaminación atmosférica es el mayor riesgo para la salud medioambiental de Europa. El transporte es el mayor problema climático de Europa. Los automóviles de la UE-27 emiten el 45 % de todas las emisiones de carbono de transporte. Para cumplir el objetivo jurídicamente vinculante de la UE de emisiones netas cero para 2050, el bloque necesitará al menos un 40% de los coches nuevos libre de emisiones en 2030, y tendrá que vender el último coche de motor de combustión a más tardar en 2035.

Conversaciones: