TRAS SU ALIANZA CON FORD

Volkswagen está dispuesta a compartir su plataforma MEB con otros fabricantes

El consorcio germano dice que la arquitectura que le permite producir vehículos eléctricos en masa puede convertirse en un “estándar”, no solo para el grupo de Wolfsburgo. La compañía publicó también las ventas de modelos electrificados, que aumentaron un 30% en 2018. 

Arquitectura MEB con la que Volkswagen fabrica sus vehículos eléctricos.
Arquitectura MEB con la que Volkswagen fabrica sus vehículos eléctricos.

Volkswagen cree que su plataforma modular MEB, que le permite la producción masiva de vehículos eléctricos, puede convertirse en un “estándar” no solo para el consorcio alemán, sino también para el resto de fabricantes. Así lo anunció Michael Jost, jefe de estrategia de la marca, en una entrevista concedida al periódico alemán Tagesspiegel

El consorcio germano ya anunció recientemente que compartiría su arquitectura con la compañía estadounidense Ford para producir furgonetas eléctricas. El acuerdo le permitiría a Volkswagen adentrarse en uno de los mercados más prolíficos de este segmento, mientras que la firma de Michigan podría dar un impulso a la producción de modelos electrificados.

MEB volkswagen

Arquitectura MEB.

Volkswagen ya está mostrando los primeros avances de su plan de electrificación Transform 2025, que contempla su estrategia para los próximos años. En este sentido, el fabricante alemán ha realizado una inversión de 1.200 millones de euros en convertir su fábrica en Zwickau (Alemania) en la que espera construir 330.000 vehículos eléctricos al año. En este sentido, el primer modelo que será comercializado tras ser construido sobre la plataforma MEB será el I.D. Hatchback, que llegará a finales de 2019.

Para los próximos años, el grupo alemán planea lanzar 50 modelos electrificados para que las 12 marcas que forman el consorcio reafirmen su camino en la transición eléctrica. 

Las ventas de electrificados subieron un 30% en 2018

Volkswagen ha anunciado recientemente el incremento del 30% en las ventas de vehículos electrificados en el ejercicio de 2018. El grupo alemán vendió alrededor de 100.000 unidades el pasado año, de los cuáles aproximadamente un tercio eran eléctricos puros, mientras que el resto corresponde a modelos híbridos enchufables como el Porsche Panamera E-Hybrid. 

El empuje del e-Gol contribuyó también significativamente al aumento de las ventas gracias a una subida del 60% a nivel mundial. Christian Dahlheim, jefe de ventas, explicó que ese incremento podría haber sido superior si no se hubieran producido “atascos”en la producción de la versión eléctrica del icónico Golf.  

Conversaciones: