Híbridos y Eléctricos

DISEÑADA EN HOLANDA POR STUDIOMOM

LAVO, una bicicleta eléctrica, modular y versátil alimentada por hidrógeno

StudioMom ha contado con la australiana LAVO para la implementación de su sistema de hidrógeno en una bicicleta eléctrica modular y versátil, diseñada para el transporte urbano tanto para los particulares como para las empresas.

Los diseñadores aseguran que la bicicleta LAVO está diseñada como una caja de herramientas para la movilidad sin emisiones – Foto: StudioMom.
Los diseñadores aseguran que la bicicleta LAVO está diseñada como una caja de herramientas para la movilidad sin emisiones – Foto: StudioMom.

El estudio de diseño holandés, StudioMom, ha desarrollado la bicicleta eléctrica LAVO, un concepto de transporte modular, compacto y alimentado por hidrógeno. Colabora en el proyecto la empresa australiana propietaria del sistema LAVO un sistema de almacenamiento de hidrógeno manejable y fiable que emplea pilas de combustible PEM suministrados por la compañía Nedstack, también holandesa.

StudioMom ha trabajado para diferentes marcas en el diseño de medios de transportes sostenibles, entre ellos bicicletas eléctricas para las marcas Gazelle o Cortina. LAVO es un encargo de la firma inversora Providence Asset Group, que gestiona los activos de empresas y particulares interesados en nuevas tecnologías relacionadas con las energías renovables y los sistemas de almacenamiento. El estudio holandés ha contado con la colaboración de la Universidad de Nueva Gales del Sur de Sídney y la dirección de Elian e Hyperkid.

La bicicleta eléctrica LAVO se ha diseñado para que ser modular a semejanza de una caja de herramientas, para convertirse en una solución de transporte que crece en función de las necesidades de cada momento y se adapta a diferentes aplicaciones.

Funcionamiento del sistema de hidrógenmo de la australiana LAVO

Funcionamiento del sistema de hidrógeno de la australiana LAVO.

Alimentada por hidrógeno

StudioMom explica que el hidrógeno, además de ser una tecnología libre de emisiones, también permite transportar tres veces más energía por unidad de peso que una batería electroquímica de última generación. Con esta solución es posible diseñar una bicicleta eléctrica de carga que puede servir como un medio de transporte a pequeña escala para los desplazamientos urbanos que necesitan un radio de acción corto. Una bicicleta eléctrica alimentada por hidrógeno permite precisamente ofrecer una mayor autonomía y una mayor capacidad de carga de manera sencilla.

El sistema LAVO empleará pilas de combustible PEM de la holandesa Nedstack que se alimentarán del hidrógeno absorbido por el hidruro metálico patentado de LAVO, en el que se almacena, dentro de un recipiente seguro, de manera fiable y a largo plazo. Diseñada para ser portátil y versátil, la tecnología de LAVO está siendo perfeccionada para su uso en una amplia gama de aplicaciones diarias y culminará su desarrollo a mediados de 2021. Además de la en la bicicleta LAVO, la empresa está desarrollando una gama completa de productos de uso diario.

 

Desarrollado en Australia, esta tecnología tiene como objetivo proporcionar una solución completa, versátil y sostenible por encima de otras soluciones de almacenamiento de energía existentes actualmente en el mercado. Además de ofrecer una capacidad de almacenamiento tres veces mayor, su vida útil multiplica por dos la de otras alternativas del mercado.

Conversaciones: