Híbridos y Eléctricos

PARA RUTAS OFF-ROAD

SCOTT Aspect eRIDE 950: así es la bicicleta eléctrica de montaña más barata de SCOTT

La SCOTT Aspect eRIDE 950 es una bicicleta eléctrica que por precio se sitúa justo en la media de lo que un español suele desembolsar por una bicicleta de este tipo, y que además plantea una gran calidad de componentes y un diseño a la altura.

Scott Aspect eRide 950.
SCOTT Aspect eRide 950.

El pasado fin de semana nos hacíamos eco del último informe de la AMBE sobre los números relativos al sector del pedal en España durante el pasado 2020, y uno de los datos más llamativos revelados fue el gasto medio de un español en bicicletas eléctricas el pasado año. Precio en el que justo se sitúa la bicicleta eléctrica de montaña más asequible del catálogo de Scott, la Aspect eRIDE 950.

Además de la eRIDE 950, en el catálogo de la firma americana también encontramos la eRIDE 930, cuyos componentes son idénticos al de la protagonista de estas líneas y tan sólo difiere de ella en su cuadro, ya que la 930 goza de un tubo superior ligeramente achatado y con la altura rebajada con el que se orienta a un público femenino.

Ambos modelos no sólo cuestan exactamente lo mismo que un español medio se gasta en una bicicleta eléctrica, sino que además se trata de bicicletas del tipo más demandado en nuestro país, puesto que son las mountain-bikes las que mayor interés despiertan entre el público español dada su versatilidad. La Aspect eRIDE 950, pues, se sitúa en el mismo escalón dentro de su gama que la BH Atom Cross, sólo que el modelo español recurre a componentes propios y un concepto menos deportivo que la eRIDE 950 para acabar con un precio casi 600 euros menor.

eRIDE 950

SCOTT Aspect eRIDE 950.

En base a sus componentes y concepto, se puede decir que la Aspect eRIDE 950 es una bicicleta eléctrica que está planteada para rutas fuera de asfalto algo exigentes a las que bicicletas de tipo gravel tal vez no pudieran hacer frente de manera tan solvente.

Como demuestra la Atom Cross existen modelos de otras firmas que ofrecen una bicicleta eléctrica por relativamente poco dinero a cambio, y que de la misma manera cumplirán con las expectativas del comprador, pero la SCOTT Aspect eRIDE 950 plantea una calidad de acabados superior (acercándose a bicicletas eléctricas más prémium) además de una imagen y componentes mucho más deportivos, por lo que en ciertas tesituras tal vez merezca la pena el desembolso extra que requiere la SCOTT.

Su esquema eléctrico está protagonizado por un motor eléctrico ubicado en el eje del pedalier con los 250 W de potencia máxima legal, y queda alimentado por una batería  Bosch Act. Line Plus, PowerTube de 500 Wh que se pueden ampliar hasta 1000 Wh.

La horquilla delantera es una Suntour XCM34 de 120 milímetros de recorrido, y en las situaciones más comprometidas la acompañarán unos frenos Shimano BR-MT200 con rotores Shimano RD-M3100 delante y RT-EM300 detrás accionados hidráulicamente y con 180 milímetros de diámetro.

1725474_original_1

SCOTT Aspect eRIDE 950.

Como es casi una norma en bicicletas eléctricas de cierto nivel de precio, es Shimano quien encuentra cabida en la transmisión. Dota a la SCOTT Aspect eRIDE 950 de una Shimano RD-M3100, de 9 relaciones, aunque la cadena es suministrada a SCOTT por KMC.

Hay dos aspectos sobre los que SCOTT no llega a pronunciarse, su peso (sólo declara que la masa máxima podrá ser de hasta 128 kilos incluyendo al ciclista) y su autonomía, que en base a su batería debería rondar sin problemas los 75 kilómetros en un uso medio.

El precio de la SCOTT Aspect eRIDE 950 es de 2.649 euros, un euro más de lo que un español suele gastarse al comprar una bicicleta eléctrica. 

Conversaciones: