Híbridos y Eléctricos

COMENZARÁ LA PRODUCCIÓN DE 2021

Bollinger pedirá 125.000 dólares por sus 4x4 eléctricos radicales

Bollinger Motors ha anunciado el precio al que se venderán el todoterreno B1 y su variante pick-up de cuatro plazas, B2: 125.000 dólares por la versión de entrada para dos 4x4 eléctricos robustos e “indestructibles” que se convierte en un capricho para bolsillos desahogados.
El Bollinger B1 se venderá por 125.000 dólares.
El Bollinger B1 se venderá por 125.000 dólares.

Bollinger Motors ha revelado el precio al que llegarán al mercado los dos 4x4 eléctricos que ha desarrollado sobre la misma plataforma en forma de patinete: un todoterreno radical denominado B1 y un pick-up de cuatro plazas, llamado B2, ambos dotados del mismo tren motriz. En Estados Unidos su precio de partida será de 125.000 dólares, lo que supone un desembolso muy grande para un vehículo que siempre ha presumido de ser prácticamente indestructible a cambio de una gran simplicidad en cuanto a acabados y equipamientos electrónicos.

Tanto el B1 como el B2 están basados en una plataforma tipo patinete desarrollada internamente por Bollinger Motors. Tanto el chasis como el cuerpo están fabricados en aluminio, lo que los hace livianos y sencillos de fabricar y de reparar, ya que los paneles de la carrocería son fácilmente reemplazables.

Bollinger B1

Las dos variantes de los 4x4 de Bollinger utilizan el mismo tren de potencia eléctrico. Cuentan con dos motores eléctricos, uno en cada eje, que les proporcionan tracción a las cuatro ruedas y una potencia total combinada de 458 kW (614 CV) y un par motor de más de 900 Nm capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h. Sobre la inmensa batería de 120 kWh de capacidad todavía se desconoce la autonomía que homologará, aunque por el fin al que están destinados estos vehículos y dada la gran capacidad de esta, no será una cifra que limite su uso.

Bollinger ha introducido una caja de cambios automática de dos velocidades combinada con bloqueos de diferencial electrónicos en los dos ejes que les permiten manejarse tanto en los terrenos más complicados como en una carretera convencional. Su diseño está pensado para un uso extremo. Tanto el B1 como el B2 tienen una distribución de peso de 50-50, altura libre al suelo de 40 centímetros (y variable entre 25 y 50 centímetros), 25 centímetros de recorrido de en las suspensiones y frenos de disco ventilados completos de 30 centímetros de diámetro. La capacidad de remolque de 3.402 kg y la carga útil que pueden transportar es de 2.359 kg, con una puerta de carga de la zona de almacenamiento patentada por la marca.

Bollinger B2

Los dos Bollinger no son un producto único en el mercado, puesto que competirá con rivales como el R1T y el R1S de Rivian y el propio Ford F-150 más vendido, que contará con una variante eléctrica. Cuando, en 2015, el diseñador industrial Robert Bollinger comprobó como los modelos tradicionales tenían grandes deficiencias para funcionar en un ámbito agrario se propuso “reinventar los todoterrenos, no solo electrificarlos". Por eso, con Bollinger Motors se propuso hacer algo nuevo, construir el mejor todoterreno del mundo, sin concesiones al lujo, y casi indestructible, lo que lo diferencia de los todoterrenos mucho más lujosos de la competencia.

Bollinger asegura haber recibido más de 30.000 reservas de ambos modelos a cambio de un depósito de 1.000 dólares. Tienen previsto debutar en público el próximo mes durante la celebración del Salón del Automóvil de Los Ángeles y comenzar la producción en 2021 en Estados Unidos. Su precio de partida, 125.000 dólares, se antoja muy elevado para un vehículo destinado a un uso muy específico pero que, sin embargo, como demuestran las pre reservas, tiene su público en aquellos que buscan un vehículo para rodar por las zonas más complicadas sin temor a que nada se rompa ni se manche.

Conversaciones: