TRANSPORTE URBANO, ELÉCTRICO Y AUTÓNOMO

El vehículo de transporte autónomo Fisker Orbit utilizará motores eléctricos intrarrueda

El vehículo de transporte urbano y autónomo Fisker Orbit utilizará los motores intrarrueda de Protean para desplazarse por las ciudades en busca de pasajeros.

Fisker Orbit, un transporte urbano con conducción autónoma de nivel 5.
Fisker Orbit, un transporte urbano con conducción autónoma de nivel 5.

El Orbit es un concepto de vehículo para el transporte urbano de personas que, a través de un sistema de conducción autónoma, podrá desplazarse de parada en parada para recoger pasajeros sin necesidad de un conductor al volante. Los viajes del Fisker Orbit iniciarán y terminarán en los puntos que determinen los usuarios a través de una app, así como a través de algunas rutas habituales predefinidas.

Para hacer posible un transporte eléctrico de estas características, con una plataforma completamente plana y libre de obstáculos que ofrece una importante distancia hasta el techo para la comodidad de los viajeros, los diseñadores de Fisker han optado por utilizar la revolucionaria solución del motor intrarrueda. Se trata de la inclusión de un pequeño motor eléctrico en cada una de sus cuatro ruedas, de modo que se consigue ahorrar una importantísima cantidad de espacio al aprovechar el lugar que normalmente ocupan las transmisiones y los propios motores, situados normalmente en el centro de los ejes.

fisker-orbit-motor-radnabenmotor

Fisker ha acordado con la empresa británica de motores eléctricos Protean el suministro de los motores intrarrueda necesarios para hacer realidad su vehículo. Estos motores síncronos de imanes permanentes desarrollan hasta 80 kW de potencia en cada rueda (107 CV) y 1.250 Nm de par, de modo que con cuatro motores, el Fisker Orbit contaría con hasta 320 kW (430 CV) de potencia, cifra más que suficiente para desplazar el peso de vehículos y una decena de pasajeros. De todos modos, Fisker limitará la potencia de los motores a una cifra acorde al servicio para el que está pensado el vehículo, así que la velocidad máxima de 225 km/h que ofrecen quedará en mera teoría.

El fundador de la compañía, Henrik Fisker, dijo que “el Orbit cuenta con tecnología automotriz de vanguardia, un diseño innovador y un toque emocionante que cambiará la forma en que los ciudadanos conciben los viajes de corto recorrido.” Fisker ha seleccionado la tecnología de tren motriz intrarrueda de Protean con el fin de “cumplir aún más” con esas promesas. “El camino más rápido hacia los vehículos totalmente autónomos es a través de transbordadores como el Orbit, y estamos entusiasmados de liderar la movilidad del futuro con tecnología sostenible de clase mundial", concluyó.

Conversaciones: