Híbridos y Eléctricos

UN EJERCICIO DE IMAGINACIÓN

Si Lamborghini lanzase una moto eléctrica, sería una Veneno y se parecería a esta

En un ejercicio de imaginación, la compañía de seguros Budget Direct ha querido descubrir cómo serían las motocicletas que diseñarían los principales fabricantes de superdeportivos del mundo, entre ellos Lamborghini.

Lamborghini Veneno de Budget Direct
Render de la motocicleta ¿eléctrica? Lamborghini Veneno de Budget Direct.

Lamborghini es uno de los fabricantes más importantes de la industria automotriz. En su medio siglo de existencia, cada uno de los modelos que han lanzado al mercado ha tenido algo de revolucionario. Aunque la firma italiana parece reacia a electrificarse sobre cuatro ruedas, podría ser que algún día decidiese dar el salto al mundo de las dos, y, en ese caso, esta Lamborghini Veneno, creada por la compañía de seguros Budget Direct, podría ser un buen punto de partida.

El director técnico de Lamborghini, Maurizio Reggiani reconoció que la electrificación del Aventador era prácticamente inevitable: “Nuestra estrategia y nuestra visión para el futuro es seguir teniendo un V12 junto con un motor híbrido".  Lamborghini no es completamente ajeno al mundo de las motociletas. De hecho, actualmente pertenece al Grupo Volkswagen, del que también forma parte Audi, propietaria de Ducati. Fruto de la colaboración entre estas dos empresas hermanas que forman parte del Motor Valley italiano, donde se concentran los centros tecnológicos y los institutos de innovación más puntero del mundo sobre dos y cuatro ruedas, nació la Ducati Diavel 1260 Lamborghini Edition.

La compañía de seguros australiana Budget Direct se ha preguntado cómo sería la motocicleta que diseñarían siete de los grandes constructores de superdeportivos del mundo, entre ellos Lamborghini. En este caso, la moto estaría inspirada en el Lamborghini Veneno  un superdeportivo biplaza de dos puertas, tipo tijera, cuyo diseño está basado en el Aventador, aunque todavía más vitaminado. Fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en marzo de 2013 y su producción limitada a tres unidades construidas en 2013 y nueve roadster en 2014, con motivo de la celebración del 50º aniversario de la marca.

Los renderizadores, en un ejercicio de imaginación, han creado la imagen de una motocicleta a la que se refieren, como en el caso de deportivo de cuatro ruedas, como un “Aventador de dos ruedas con esteroides".  Visualmente se aprecia el parecido con el Veneno en los múltiples cortes que muestra la carrocería o el diseño tipo boomerang con el faro dividido. El espectacular diseño está enfocado principalmente a la máxima eficiencia aerodinámica, buscando una experiencia de conducción cercana a la de un prototipo de carreras, pero homologado para circular por carretera.

Sus creadores han dejado a la imaginación de cada uno cual sería el tren motriz que movería este monstruo de dos ruedas. En los tiempos que corren, con la industria de las dos y de las cuatro ruedas virando rápidamente hacia la electrificación, a pocos les cabrá la duda de que pide a gritos que sea eléctrico.

Conversaciones: