Híbridos y Eléctricos

A PARTIR DE 2025

Ford Almussafes está peleando con una planta alemana por la adjudicación de nuevos coches eléctricos

La compañía decidirá cuál de las dos fábricas se llevará la fabricación de dichos modelos eléctricos y la ganadora se conocerá el próximo mes de junio.

Ted Cannis, consejero delegado de Ford Pro.
Ted Cannis, consejero delegado de Ford Pro.

El consejero delegado de la división de vehículos comerciales de Ford (Ford Pro), Ted Cannis, ha asegurado que la fábrica que posee Ford en Almussafes (Valencia) forma parte de los planes europeos de la compañía.

El directivo indicó que Valencia "es una gran parte" de los planes europeos de la empresa y apuntó que la fabricación de los nuevos modelos eléctricos "es una gran operación". La factoría valenciana está pugnando con la de Saarlouis (Alemania) por la adjudicación de nuevos modelos eléctricos a partir de 2025.

Ford decidirá en su sede central de Detroit (Michigan) cuál de las dos fábricas se llevará la fabricación de dichos modelos y la ganadora se conocerá el próximo mes de junio. En Valencia, el sindicato mayoritario y la mayoría de los trabajadores suscribieron un acuerdo de flexibilidad con Ford Europa, vinculado a la adjudicación de dichos nuevos modelos.

En cuanto a las inversiones que planea realizar la compañía en sus plantas de cara a fabricar nuevos modelos, Cannis explicó que el futuro es eléctrico y que "hay que dar el paso". Por ello, la firma invertirá 2.000 millones de euros en la planta de Turquía que fabricará el modelo Transit Custom de próxima generación.

Infraestructura propia de recarga

Por otro lado, el directivo afirmó que Ford no tiene planes, al menos en el corto plazo, de desarrollar su propia infraestructura de recarga para los vehículos eléctricos. Así, apuntó que en el seno de la empresa, por el momento, no se baraja desarrollar una infraestructura de recarga propia y afirmó que se confía en los colaboradores que tienen como es la red de Ionity.

Pese a ello, Cannis incidió en que la falta de infraestructura es una barrera que impide que los clientes se decidan a cambiar sus flotas de combustión a otras más sostenibles y que la solución vendrá de la mano de los gobiernos, de los fabricantes de automóviles y de las energéticas.

"Esa es la parte más difícil, pero los clientes tienen que animarse. Es por esto que estamos desarrollando la solución integral de Ford Pro", reveló Cannis.

Esta "solución integral" ofrece a los clientes de la compañía un sistema que combina software, carga, servicio y financiación para sus vehículos comerciales, proporcionando una plataforma para operar las flotas pequeñas y medianas a medida que se adquieren nuevos vehículos conectados y electrificados.

En relación a esta electrificación, el máximo responsable de la división mostró su preocupación por el desconocimiento que tienen los ciudadanos sobre las soluciones eléctricas al tratarse de una "cosa totalmente nueva".

El futuro de los vehículos

Por otro lado, sobre las tendencias que están marcando ya el sector, el directivo confirmó que, en términos de convertirse en "una compañía de software", Ford ya tiene un software en el centro del vehículo, en los sistemas de montaje o incluso en las baterías.

"Todos estamos gastando en estos sistemas que van a suponer que se reduzcan los costos, que sea más seguro para todos nosotros y con menos emisiones", explicó.

Además, sobre los vehículos autónomos señaló que poco a poco y desarrollando colaboraciones con otros competidores están avanzando aunque a "baja velocidad" pero aseguró que en el futuro ayudarán a los clientes.
 

Conversaciones: