Híbridos y Eléctricos

UN NUEVO SENSOR CONTROLARÁ EL PROCESO DE RECARGA

Las baterías del coche eléctrico se podrán cargar cinco veces más rápido

Investigadores de Warwick Manufacturing Group aseguran que pueden reducir drásticamente los tiempos de carga de las baterías de iones de litio sin comprometer la seguridad.

Las baterías del coche eléctrico se podrán cargar cinco veces más rápido.
Las baterías del coche eléctrico se podrán cargar cinco veces más rápido.

Las baterías de iones de litio, usadas por los coches eléctricos, se pueden cargar cinco veces más rápido de lo que establecen los fabricantes, descubrió un grupo de investigadores de Warwick Manufacturing Group (WMG) en la Universidad de Warwick, Reino Unido. El mismo equipo de científicos halló la forma de duplicar la vida útil de las baterías de iones de litio usando grafeno.

El nuevo estudio, publicado en la revista Electrochimica Acta, incluyó la realización de una prueba para medir la temperatura interna de la batería y el potencial de los electrodos. Hasta ahora, estos datos clave en la seguridad de carga solo se han medido externamente, lo que ha llevado a lecturas imprecisas y, en consecuencia, a límites conservadores del fabricante para velocidades y tensiones de carga.

Utilizando un electrodo de referencia in situ y un sensor de temperatura de fibra óptica, el equipo de WMG pudo medir el potencial de cada electrodo en una batería de iones de litio, junto con la temperatura interna y externa de la celda. Con esa información, los investigadores podrían determinar qué tan rápido podría cargarse la batería mientras permanezca dentro de los límites de seguridad térmica y potencial de la celda. Se encontró que la máxima corriente de carga que se podía aplicar con seguridad era 6.7 veces mayor que el máximo establecido por el fabricante.

Habiendo establecido que las baterías podrían soportar demandas mucho más elevadas, el equipo desarrolló un protocolo de carga rápida que lleva a una reducción de más de cinco veces en los tiempos de carga sin comprometer los límites de seguridad. "Esto podría traer enormes beneficios a áreas como el automovilismo, al poder impulsar los límites de rendimiento, pero también crea oportunidades masivas para los consumidores y los proveedores de almacenamiento de energía", dijo Tazdin Amietszajew, quien lideró la investigación de WMG.

"Muchos consumidores agradecerían la posibilidad de cargar la batería de un vehículo rápidamente cuando se necesite y luego cambiar a períodos de carga estándar en otros momentos. Tener esa flexibilidad en las estrategias de carga podría ayudar aún más a los consumidores a beneficiarse de los incentivos financieros de las compañías eléctricas que buscan equilibrar los suministros de la red utilizando vehículos conectados a la red (que devuelven la energía sobrante)".

Conversaciones: