Híbridos y Eléctricos

PODRÍA ACTIVARSE POR SOFTWARE

El cargador de a bordo del Tesla Model 3 está preparado para la carga bidireccional (V2G)

Un ingeniero que ha participado en el desmontaje de un Tesla Model 3 describe el funcionamiento del cargador bidireccional que incluye este coche eléctrico, que podría habilitar este sistema con una simple actualización del software.

El Tesla Model 3 ya incluye un cargador bidireccional V2G.
El Tesla Model 3 ya incluye un cargador bidireccional V2G.

La previsible degradación que supone para la batería de un coche eléctrico las continuas cargas y descargas al que se la somete en los sistemas de recarga bidireccional (V2G), ha sido la razón esgrimida por Tesla durante mucho tiempo para no introducirla en sus coches eléctricos. Sin embargo, a través de un proceso de ingeniería inversa del Model 3, llevado a cabo por un competidor de Tesla, se ha descubierto que el cargador de a bordo de este vehículo ya está preparado para la carga bidireccional.

Las ventajas de la carga bidireccional e inteligente

La recarga bidireccional permite que cuando un coche eléctrico está recargando, la energía fluya tanto de la red eléctrica al coche como del coche a la red. De esta forma se consigue una doble función, ya que además de incrementar el uso de energías renovables, se logra una reducción de los costes eléctricos gracias a la posibilidad que ofrece el almacenamiento de energía en las baterías.

Esquema del sistema V2G de Nissan

Esquema del sistema V2G de Nissan.

Un sistema inteligente de control es capaz de gestionar la demanda de la red, las tarifas eléctricas y las necesidades energéticas del usuario. La batería tendrá en cuenta los horarios establecidos para disponer de energía cuando el vehículo tenga que moverse. Mientras, se cargará en horas valle para estabilizar la red y pagar menos por la energía, y se descargará en las horas punta de consumo, para consumir su energía cuando las tarifas eléctricas son más altas.

Los estudios realizados a través de proyectos piloto, muestran que esta tecnología es especialmente interesante para os gestores de flotas de vehículos eléctricos, ya que les podría ahorrar miles de millones de euros en la factura eléctrica.

Tesla y la carga bidireccional

Hasta ahora, los sistemas de recarga bidireccional e inteligentes han sido explorados e implementados por fabricantes japoneses como Honda o Nissan, mientras que Tesla, se ha mostrado reticente a introducirla en sus coches eléctricos. Tanto su CEO, Elon Musk como el ex responsable de tecnología, JB Straubel han expresado en varias ocasiones que el potencial de degradación acelerada de la batería que suponen las continuas cargas y descargas no aconseja su uso.

En una reciente presentación ante la comisión de servicios eléctricos de Texas, Tesla explicó su interpretación de cómo debería abordar una empresa de servicios eléctricos la recarga de los coches. El fabricante californiano puso por delante una condición fundamental que debe ser tenida en cuenta en todo momento: los vehículos eléctricos son el medio de transporte de sus los clientes y debe preservarse esa condición. Además, cree que sus beneficios serán más palpables cuando se despliegue la movilidad eléctrica y no en estas fases iniciales.

En 2015, Straubel señaló que una flota de un millón de vehículos eléctricos podría considerarse lo suficientemente grande como para que la recarga bidireccional diese sus frutos. En marzo de 2020, 17 años después de su fundación, Tesla alcanzó el millón de coches eléctricos fabricados, convirtiéndose en el primer fabricante de la historia que lo conseguía.

Cargador de a bordo del Tesla Model 3. Foto Marco Gaxiola

Cargador de a bordo del Tesla Model 3. Foto: Marco Gaxiola.

La sorpresa de la ingeniería inversa

Según indica la web Electrek, Tesla ya está montando un cargador bidireccional en el Model 3. La web cita como fuente a Marco Gaxiola, un ingeniero eléctrico que participó en el desmontaje que un competidor de Tesla realizó del Model 3. En este proceso de ingeniería inversa se descubrió que el cargador que montaba ya estaba listo para la recarga bidireccional.

Según explica Gaxiola, el cargador puede convertir la energía alterna (CA) a continua (CC) para cargar la batería, pero también puede hacer el proceso inverso, necesario para enviar energía de la batería a la red. Es decir, “el cargador es también un inversor CC-AC, preparado para la tecnología V2G (Vehicle to Grid)”. El diseño del cargador ofrece un sistema redundante, de manera que puede funcionar incluso cuando uno de los circuitos falla. Además, es trifásico, para que pueda ser utilizado en todo el mundo.

El cargador del Tesla Model 3 puede convertir CA en CC y CC en CA. Foto Marco Gaxiola

El cargador del Tesla Model 3 puede convertir CA en CC y CC en CA. Foto: Marco Gaxiola.

Por ahora, el cargador no está utilizando este sistema y por lo tanto la recarga bidireccional no es accesible para el usuario. Sin embargo, según Gaxiola, esta capacidad podría habilitarse fácilmente mediante una actualización de software.

El valor real de la capacidad bidireccional reside en los servicios de red. Si el propietario del coche lo permite, Tesla podría ofrecer a las compañías eléctricas la capacidad de acceder a la energía de sus vehículos cuando están conectados a la red para compensar la demanda de electricidad durante las horas pico. Tesla ya tiene la capacidad de hacer esta operación con un producto llamado Autobidder que opera con plantas de energía virtuales formadas por redes de Powerwalls en Australia y Vermont. Los propietarios recibirían una compensación por este servicio y Tesla cobraría una pequeña comisión tal y como hace en su plataforma Autobidder.

Esquema del cargador bidireccional del Tesla Model 3 realizado por Marco Gaxiloa. Fuente Electrek

Esquema del cargador bidireccional del Tesla Model 3 realizado por Marco Gaxiloa. Fuente: Electrek.

En cuanto a la preocupación por la degradación de las baterías, la solución podría venir de la mano de la investigación de Jeff Dahn y de la batería de un millón de millas que está desarrollando. En las últimas publicaciones realizadas por el equipo del científico canadiense se asegura que esta batería es capaz de resistir hasta 4.000 ciclos de carga y descarga sin sufrir grandes degradaciones.

Conversaciones: