Híbridos y Eléctricos

VETERANA DEL TRANSPORTE POR CARRETERA

El primer camión eléctrico y autónomo de Einride es controlado en remoto por una mujer: Tiffany Heathcott

Einride presenta la primera conductora de su programa de operadores para las cápsulas eléctricas y autónomas Pod, que supervisa en remoto desde una “cabina virtual” varios camiones de manera simultánea pudiendo incluso operarlos en caso de que fuera necesario.

Tiffany Heathcott operadora reota camiones autonomos electricos einride pod-portada
Tiffany Heathcott , la primera operadora remota de cápsula Pod que realizará su trabajo en el Remote Pod Operation Station, desde donde supervisará las operaciones de varias d estas cápsulas eléctricas y autónomas.

Durante la celebración en Texas del evento tecnológico SXSW, donde convergen las industrias de la tecnología, el cine y la música, la startup sueca Einride ha presentado en público el primer miembro de su cuerpo de “operadores remotos de cápsulas”. Tiffany Heathcott es una conductora veterana en el sector del transporte por carretera que aporta toda su experiencia de conducción desde dentro de un camión hasta su nueva estación de operación remota. Un nuevo escenario que supone un cambio de paradigma radical para quienes se dedican en cuerpo y alma a realizar este trabajo tan duro.

Einride se describe a sí misma como una empresa de tecnología de carga fundada en 2016 desarrolladora de soluciones de movilidad comercial electrificada con camiones autónomos de Clase 8. En 2018 inició su andadura con la presentación del T-Log un camión maderero autónomo totalmente eléctrico. El Pod puede considerarse su sucesor. Se trata de un camión totalmente eléctrico y autónomo, puesto que prescinde de la cabina del conductor y que realizó pruebas reales en carretera en Suecia en 2019.

pruebas Einride T-Pod
Pruebas reales en Suecia con el Einride T-Pod.

Además de sus futuristas Pods, Einride también ofrece la plataforma Saga para la gestión de camiones eléctricos que ayuda a optimizar las flotas y la logística de sus clientes. El mes pasado, la compañía anunció la compra de 200 camiones eléctricos de Clase 8 de BYD para su despliegue en los Estados Unidos.

En paralelo con la implementación de su servicio de camiones eléctricos con conductor, Einride continúa avanzando en las cápsulas Pod, que no precisan de un conductor sentado a los mandos. El puesto de trabajo del operador remoto de Enride es similar al que se utiliza en los videojuegos de carreras. Un cómodo asiento con múltiples monitores conectados en tiempo real a las cámaras que se sitúan a bordo de un AET (Transporte Eléctrico Autónomo) y un volante, un acelerador y un pedal de freno, conectados al vehículo, que mandan órdenes mediante la red 5G a la mecánica del camión. El sistema de teleoperación de Einride incluye transmisión de video en alta definición que trabaja en colaboración con la red 5G de baja latencia. Estas tecnologías permiten que el operador pueda ver lo que pasa alrededor del camión en tiempo real como si estuviera sentado a volante.

En marzo de 2020, Einride anunciaba el inicio de este programa con la contratación del primero de varios "operadores de camión autónomo remoto" que ahora presenta con nombre y apellidos. La compañía describió los detalles del trabajo que ha de realizar el operador acompañándolo con un breve vídeo que muestra como Tiffany Heathcott se reúne con su contraparte, el Einride Pod al que ha apodado “Bruce” para comenzar su entrenamiento remoto.

El rol del operador no es el de un conductor al uso. Heathcott y el resto del equipo no conducirán las cápsulas sino que supervisarán su funcionamiento y optimizarán sus rutas óptimas. Las capacidades autónomas de las máquinas permitirán que cada operador ofrezca soporte a múltiples Pods simultáneamente.

Según indica Robert Falck, fundador y director ejecutivo de Einride “A medida que continuamos escalando nuestras soluciones autónomas y eléctricas, sabíamos que también necesitábamos analizar los trabajos que se requieren para respaldar una implementación segura y escalable”. En este punto Einride describe la aparición de una brecha de mercado para este tipo de función. “Creemos que volverse autónomo no equivale a perder el elemento humano, más bien lo contrario”. Falck asegura que la tecnología es más fuerte si se le añade este elemento de supervisión, creando un despliegue más seguro de la tecnología autónoma y eléctrica gracias al enfoque en la operación remota.

¿Y qué hay que saber para ser un operador remoto?

Para convertirse en un Operador de Pod Remoto, los candidatos como Heathcott deben pasar por un programa de entrenamiento completo que incluye la capacitación supervisada con el Einride Pod y el manejo del Remote Pod Operation Station. Allí es donde los operadores reciben los conocimientos y realizan las pruebas en todos y cada uno de los modos de operación y protocolos de seguridad. 

Heathcott comenta como fue la oportunidad de convertirse en el primer operador remoto de cápsulas en Einride: “Cuando me encontré con la oportunidad de asociarme con Einride en este nuevo rol, vi que este era uno de los pasos más importantes en los que podía participar para crear un futuro mejor y más sostenible para la próxima generación y el planeta. Una vez que otros camioneros puedan ver lo que el enfoque remoto puede hacer por ellos, tanto a nivel profesional como personal, estoy segura de que cada vez querrán participar más en la creación de un cambio duradero”.

Einride ya cuenta con varios operadores más con el objetivo de expandir sus operaciones autónomas tanto en Estados Unidos como en Suecia. La compañía estableció una oficina regional en Austin, Texas, aunque su sede central se ubicará en Nueva York. Además planea montar oficinas regionales adicionales en Los Ángeles y el Área de la Bahía a finales de este año.

Tiffany Heathcott operadora reota camiones autonomos electricos einride pod-interior
Tiffany Heathcott operadora reota camiones autonomos electricos einride pod-interior

Un sector con falta de profesionales

El sector del transporte pesado por carretera se enfrenta a una creciente escasez de conductores. El trabajo es ya de por sí muy tedioso y sus condiciones obligan a permanecer fuera de casa durante largos periodo de tiempo. Según la Asociación Estadounidense de Camiones, a finales de 2017, solo en EE.UU. se necesitaba 51.000 conductores para cubrir las necesidades de las principales compañías de transporte

Los conductores de camiones autónomos del mañana podrán realizar este trabajo de alta tecnología en un entorno con menos estrés, ya que la tecnología que desarrolla Einride ayuda al conductor humano y hace más segura la conducción.

Beneficios para el sector

Los camiones eléctricos automatizados AET pueden operar 24 horas al día. Por eso, según Einride, implementar operadores de camiones autónomos remotos, reducirá los costos de combustible y energía en un 70%, los de transporte en un 30%, y los operativos en un 60 %, aumentando la productividad en un 200%. Además también reducirán las emisiones de CO2 en un 90 %.

Conversaciones: