Híbridos y Eléctricos

INSTALACIÓN URBANA

ZipCharge Hub: así son los primeros puntos de carga portátiles para vehículos urbanos

Desde Inglaterra llega una propuesta muy original. Los ZipCharge Hub proponen eliminar los problemas de carga para vehículos eléctricos urbanos.

cargador-portatil-zipcharge_portada
ZipCharge Hub: así son los primeros puntos de carga portátiles para vehículos urbanos

ZipCharge es una empresa que busca dar soluciones prácticas y sostenibles a los problemas de infraestructura de recarga actuales. Desde su sede en Inglaterra, esta startup cuenta en su haber con algunas tecnologías muy interesantes. Ahora nos presentan GoHub, el primer punto portátil de carga para vehículos eléctricos del mundo. Un sistema muy interesante con múltiples soluciones prácticas que podrían dar respuesta a numerosos problemas actuales.

Hace ya tiempo que supimos de ZipCharge. La última vez que supimos algo de estos innovadores ingleses fue durante la celebración de la Cumbre Climática celebrada a finales del año pasado en Glasgow. En aquel momento presentaron un cargador portátil denominado ZipCharge Go. Una batería con ruedas y hasta 8 kWh de capacidad que es capaz de cargar vehículos eléctricos con una potencia de hasta 7,2 kW. Unas características particulares que permiten recuperar entre 20 y 32 kilómetros de autonomía en apenas media hora. No es mucho, pero suficiente cuando la necesidad apremia.

cargador-portatil-zipcharge_01
Básicamente es una batería portátil con 8 kWh de capacidad capaz de suministrar hasta 7,2 kW de potencia.

Sobre esa base de movilidad y flexibilidad, los ingleses presentan la primera estación de carga portátil del mundo. Una instalación fabricada en materiales sostenibles que es capaz de adaptarse a múltiples necesidades y soluciones. Desde ser un punto de carga para las baterías portátiles anteriormente mencionadas hasta convertirse en un centro de recuperación de batería para vehículos eléctricos urbanos como patinetes o bicicletas.

La independencia energética se consigue mediante la instalación de paneles solares y turbinas eólicas en el techo de la infraestructura. Con dichos sistemas el punto portátil es capaz de operar de forma remota, aunque también puede conectarse a la red eléctrica para así ampliar sus servicios, eso sí, perdiendo parte de su atractivo de independencia y libertad de ubicación. Mientras no se está empleando, la energía queda almacenada en baterías ZipCharge Go al final de su ciclo de vida, con hasta 100 kWh de capacidad. Una forma de reutilizar elementos con un enfoque circular.

La empresa inglesa incluso se ha atrevido a lanzar una propuesta de pago por uso. Con un gasto mínimo de un euro, los clientes podrán emplear los servicios de la estación, ya sea liberando una batería portátil para cargar una moto o un coche, o disfrutando de hasta 4 kWh de energía para la recarga de vehículos eléctricos urbanos. ZipCharge tiene como objetivo desplegar un total de 100.000 estaciones GoHub para el año 2030. Un programa muy ambicioso con el que esperan mejorar la comprometida carga pública urbana.

Conversaciones: