Híbridos y Eléctricos

PRIMER PROTOTIPO

El adaptador CCS para el Tesla Model S y Model X ya está en fase de pruebas

Tesla ya está probando el adaptador que está desarrollando para permitir al Model S y al Model X conectarse a las redes de recarga rápida en corriente continua bajo el protocolo CCS.

Tesla ya está probando el adaptador CCS para el Model S y el Model X.
Tesla ya está probando el adaptador CCS para el Model S y el Model X.

Ya se han podido ver las primeras imágenes del adaptador CCS que Tesla está desarrollando para que el Model S y el Model X puedan recargar las baterías en los cargadores rápidos europeos en corriente continua. Con esta herramienta los propietarios de estos dos modelos amplían sus posibilidades de recargar más allá de la red de Supercargadores propietaria de Tesla, añadiendo las infraestructuras de recarga que está empezando a instalarse en Europa y en el resto del mundo, todas ellas bajo el estándar CCS.

Hasta la llegada del Model 3 europeo, Tesla ha utilizado en todos sus coches eléctricos un puerto de carga propietario y patentado. Este es diferente en América del Norte y en Europa, ya que las redes eléctricas son técnicamente distintas en ambas regiones. Este es el motivo por el que un Tesla americano no puede recargar en la red de Supercargadores europea. El europeo permite cargar en modo 3 (en corriente alterna trifásica limitada a 16 kW) al contar con un conector CCS. Además, este conector está modificado para introducir a través de él la corriente continua utilizando los mismos pines de conexión que la alterna. Por lo tanto es incompatible con los cargadores CCS Combo 2, que utilizan dos pines adicionales para la recarga en continua.

Conector del Model 3 europeo a la izquierda y americano a la derecha

Conector del Model 3 europeo a la izquierda y americano a la derecha.

Con la llegada del Model 3 a Europa Tesla ha cambiado de estrategia y ha incorporado un puerto de carga CCS en el coche, compatible con las redes europeas de carga rápida, es decir, con los dos pines adicionales para la corriente continua, a la vez que está actualizando con un segundo cable todos los Supercargadores para hacerlos compatibles con el Model 3.

Esta característica amplía las posibilidades de carga del Model 3, pero deja al Model S y al Model X en “inferioridad de condiciones”. Por esta razón Tesla prometió para los usuarios de estos coches, el desarrollo de un adaptador del que, a través de Electrek se han podido conocer las primeras imágenes. El adaptador está siendo ya probado por el fabricante, aunque por ahora no ha ofrecido información sobre sus especificaciones y su disponibilidad.

Así es el adaptador CCS desarrollado por Tesla. Foto Electrek

Así es el adaptador CCS desarrollado por Tesla. Foto: Electrek

El adaptador se enchufa al conector CCS de la estación de carga, para transformarlo en el que admiten el Model S y el Model X. Con él, podrán cargar en corriente continua en los puestos de recarga rápida CCS de cualquier estación y utilizar indistintamente cualquiera de los dos cables de los Supercargadores.

Hoy en día la potencia de carga que puede alcanzarse en los Supercargadores es de 120 kW, que, por lo que parece, es una limitación que imponen el Model S y el Model X, no las estaciones de carga.

El adaptador se enchufa al conector de la estación de carga para convertirlo en el que admiten el Model S y el Model X. Foto Electrek

El adaptador se enchufa al conector de la estación de carga para convertirlo en el que admiten el Model S y el Model X. Foto: Electrek

Tesla ha comenzado a actualizar su red a la nueva tecnología Supercharger V3, que alcanzará un máximo de 250 kW de potencia. En una primera fase se aumentará la potencia hasta los 145 kW, el máximo que pueden ofrecer los Supercargadores actuales. Una actualización de software permitirá alcanzar esta potencia, en principio, a todos los Model 3 vendidos hasta ahora. Todavía no se sabe si esta actualización llegará también al Model S y al Model X. Tesla no ha aclarado si la limitación está en el software o en el hardware de estos vehículos, que utilizan la anterior tecnología de baterías de Tesla con celdas cilíndricas de Panasonic 18650, frente a las 2170 del Model 3.

Conversaciones: