Híbridos y Eléctricos

NUEVA LÍNEA

Los coches híbridos de Toyota siguen siendo un éxito, y Toyota aumenta su producción

Toyota sigue triunfando con la tecnología de sus coches híbridos. La alta demanda ha obligado a abrir una nueva línea de montaje en la planta de motores de Walbrzych.

Toyota Yaris Cross Hybrid.
Toyota Yaris Cross Hybrid.

Hace unos pocos días Toyota anunció de forma espectacular su estrategia para la electrificación de su flota de vehículos. Un plan que incluye el lanzamiento de 30 modelos nuevos hasta 2035. Queda mucho para entonces, pero toda esa estrategia se apuntala sobre los cimientos de la movilidad híbrida. Los japoneses son los padres fundadores de los híbridos, y su éxito no deja de crecer. Tal es así que Toyota ha dado luz verde al aumento en la producción de motores híbridos para así poder satisfacer la demanda del mercado.

Nadie puede negar que los híbridos de Toyota son un verdadero éxito. Los japoneses han hecho de sus motores su gran baluarte. Aunque la compañía ahora va a destinar muchos recursos a los eléctricos, no puede cejar en la producción y desarrollo de motores híbridos. Soluciones electrificadas al alcance de todos y que ayudan a reducir las emisiones, los consumos y la contaminación. Con estas premisas la planta de Polonia expande sus actividades, sumando una nueva línea de producción.

La gama de Toyota ha crecido con el paso de los años. Desde el Prius original hemos asistido al lanzamiento de muchos modelos y versiones. El último en incorporarse a las filas de la compañía ha sido el Toyota Yaris Cross, y todo apunta a que será un éxito de ventas. Ante el incremento de la demanda, la división europea ha tenido que reforzar la producción de motores, principalmente los de los modelos más pequeños. El 1.5L TNGA que alimenta al Yaris Cross y al Yaris, que recientemente se ha visto obligada a derivar parte de la producción ante la alta demanda.

FOTO-Cuerpo

Toyota aumenta la producción de su esquema híbrido articulado en torno al motor 1.5.

En los últimos años las plantas de Toyota en Polonia han crecido considerablemente. En 2018 las instalaciones de Walbrzych comenzaron con la producción del conjunto e-CVT de 1.8 litros para el tren motriz híbrido de cuarta generación. Tres años después la planta cuenta con tres líneas de producción para motores TNGA y transejes híbridos, aumentando la capacidad operativa en un 76%. Obviamente ese incremento ha ido acompañado de un aumento en las ventas de híbridos, del 30 al 70%.

Por supuesto, la estrategia europea de Toyota solo es una parte de la gran oferta mundial. Entre 1997 y 2021 los japoneses han vendido un total de 18 millones de vehículos híbridos, lo que supone una importante reducción en las emisiones de CO2. Según cálculos de la propia Toyota, esos 18 millones de híbridos equivaldrían a unos 5,5 millones de eléctricos. Por supuesto, esa cifra seguirá creciendo más con el paso de los años, aunque llegará un momento en el que los eléctricos se posicionen al mismo nivel.

Ni que decir que Toyota y toda su junta directiva se ha mostrado encantada con la apertura de la segunda línea en la planta polaca. Marvin Cooke, el vicepresidente ejecutivo de Toyota Europa, ha afirmado: “Continuamos perfeccionando nuestra tecnología híbrida y ofreciéndola en una gama cada vez más amplia de vehículos a precios accesibles. Como resultado, Toyota lidera las reducciones de CO2 y los clientes de Toyota han podido comenzar su viaje de reducción de carbono sin demora”.

Conversaciones: