RECARGA RÁPIDA Y SISTEMAS FLEXIBLES

Así es la infraestructura que Volkswagen está creando en torno al coche eléctrico

Volkswagen desarrollará en los principales mercados globales una infraestructura de recarga rápida y flexible acorde a su enorme apuesta por el coche eléctrico.

La apuesta de Volkswagen no es únicamente por el coche eléctrico, sino también por las infraestructuras y servicios que lo envuelven.
La apuesta de Volkswagen no es únicamente por el coche eléctrico, sino también por las infraestructuras y servicios que lo envuelven.

A estas alturas ya son más que conocidos los planes de Volkswagen para el coche eléctrico: más de 9.000 de euros de inversión en electrificación entre 2019 y 2023 y el objetivo de fabricar hasta 15 millones de vehículos eléctricos de aquí a mediados de la próxima década. Entre todas las marcas del grupo alemán entre las que están Porsche, Audi y Seat, Volkswagen lanzará 50 modelos eléctricos usando las plataformas MEB y J1. Pero la expansión hacia lo eléctrico de uno de los mayores fabricantes del mundo no queda ahí, sino que también conlleva la ampliación e incorporación de otros modelos de negocio distintos a la venta de coches eléctricos, como son el desarrollo de una infraestructura de recarga acorde, la provisión de servicios de energía para la movilidad eléctrica y el desarrollo de novedosas modalidades de carga para coches eléctricos.

Uno de los proyectos más retadores que afrontará Volkswagen en los próximos años es el de establecer una red de carga rápida en China. La iniciativa se llevaría a cabo a través de una empresa conjunta entre el fabricante alemán y su socio local FAW, además de otras compañías locales. El presupuesto inicial para el desarrollo de esta infraestructura de recarga rápida de alta potencia es de 1.000 millones de yuanes (alrededor de 130 millones de euros).

Según la información publicada por Bloomberg, SAIC, uno de los socios de Volkswagen en China con mayor recorrido, también está dispuesto a colaborar en el proyecto y muy pronto se conocerán las conclusiones de la negociación. Volkswagen y FAW tendrán cada una el 30 por ciento de la participación en la empresa conjunta, mientras que las acciones restantes quedarán en manos de otras dos empresas chinas.

Electrificando Estados Unidos

En cambio, este no es el primer proyecto de Volkswagen para el desarrollo de la infraestructura de recarga. A través de la filial norteamericana Electrify America, Volkswagen está liderando la construcción de 2.000 puntos de carga rápida con corriente continua en los Estados Unidos. Para el año 2019, la compañía planea instalar cerca de 500 estaciones de este tipo. La iniciativa, que forma parte del castigo impuesto por la EPA por haber fabricado motores diésel con emisiones manipuladas, sirve como alternativa a la red de Supercargadores de alta velocidad de Tesla.

2019011017403245000

Electrify America incorporará la tecnología Plug&Charge de Hubject.

Con el objetivo de facilitar el acceso a dicha infraestructura de recarga, Volkswagen ha encontrado en Hubject un interesante aliado. Gracias a la tecnología de la plataforma alemana, Electrify America implementará un sistema Plug&Charge por el que los conductores norteamericanos que quieran recargar su coche eléctrico no necesitarán identificarse con token, app o tarjeta alguna, sino que automáticamente, mediante un sistema de certificación digital, podrán hacer uso de las estaciones de carga.

Energía y carga móvil

Por otro lado, con motivo de la presentación de su nueva marca filial especializada en recarga y energía, Elli, Grupo Volkswagen anunció que pretende impulsar la expansión de los puntos de recarga en los estacionamientos de sus empleados. Los aparcamientos cuentan actualmente con un millar de puntos de recarga, cifra que aumentará hasta superar las 5.000 conexiones en los próximos dos años. Además, los 4.000 distribuidores y empresas asociadas o auxiliares dentro del ámbito de la Unión Europea, también recibirán puntos de recarga en sus instalaciones antes de finalizar 2020.

Cabe mencionar que los equipos y la tecnología para la red de carga que está implantando Volkswagen se está desarrollando en las propias instalaciones de la empresa. Hace apenas unas semanas, justo antes de finalizar 2018, Volkswagen presentó un adelanto de cómo serán las nuevas estaciones móviles de carga rápida. Estas se podrán utilizar independientemente de la red eléctrica gracias a una batería con hasta 360 kWh de capacidad de almacenamiento. El conjunto permitirá la recarga rápida en corriente continua con hasta 100 kW de potencia.

Conversaciones: