Híbridos y Eléctricos

PRIMERAS ENTREGAS

Así se fabrica el Microlino: los primeros coches eléctricos se entregarán en abril de 2022

Micro Mobility Systems, la empresa responsable del Microlino ha publicado un vídeo en el que se pude seguir su proceso de ensamblaje en la fábrica que la compañía tiene en Turín.

Microlino produccion-portada
Las primeras unidades del Microlino se emplean para pruebas internas y optimización de los procesos.

El Microlino, un microcoche eléctrico, que tiene un gran parecido con el BMW Isetta clásico, se ha pasado los últimos años resolviendo los problemas del su innovador diseño, hasta alcanzar el desarrollo final del prototipo de producción cuyas primeras unidades se fabricarán en primavera. Con la línea de producción prácticamente terminada, Micro Mobility Systems, la empresa suiza que lo desarrolla, ha publicado un vídeo en el que muestra cómo se ensamblan en su fábrica de Turín (Italia).

En sus actualizaciones de diciembre de 2020 y febrero de 2021, Micro Mobility Systems había anunciado un total de cinco prototipos del Microlino. Con el tercero, entraba en su fase final del desarrollo, el último antes de los modelos pre-serie (4 y 5) y que prácticamente irá a producción. Ofrecía cambios sobre todo en el interior, que ahora es simple, elegante y funcional y que puede rematarse con un techo practicable. En septiembre se desvelaba la versión definitiva de producción.

El Microlino estará homologado como un cuadriciclo en la Unión Europea y como una motocicleta eléctrica de tres ruedas en Estados Unidos, lo que permite que la regulación y las exigencias se seguridad sean más leves. El diseño, con cuatro ruedas, es su principal característica, siendo el acceso lo más sorprendente: un gran portón basculante que se lleva consigo el parabrisas y que deja acceso a los dos asientos que ofrece en su interior. A pesar de su tamaño, dispone de 230 litros de espacio de almacenamiento en el maletero.

chasis Microlino

La modificación del chasis es la principal diferencia entre el Microlino 2.0 y el Microlino 1.0.

Para arrancar la producción, junto a su socio CECOMP, Micro Mobility Systems ha creado una nueva compañía que será la encargada de realizar esta labor. Microlino Italia tendrá la línea de montaje ubicada en las instalaciones de CECOMP en La Loggia, Turín. La producción estaba inicialmente prevista para finales de 2021. Sin embargo, varias circunstancias relacionadas con la situación de la cadena de suministro y la pandemia, han obligado a la empresa suiza a modificar levemente su hoja de ruta para finalmente arrancar la producción en marzo de este año.

Actualmente ya se están ensamblando una pequeña cantidad de prototipos que se emplean para pruebas internas y optimización de los procesos. “A pesar de nuestros preparativos para pedir piezas cruciales con mucha antelación, la situación mundial ha empeorado mucho y ahora está afectando a más y más piezas. Incluso las piezas básicas tienen plazos de entrega de hasta 50 semanas”, asegura el equipo de fabricación.

Los prototipos previos cuentan ya con la configuración definitiva, pero el ritmo de producción es muy lento. “La situación nos obliga a posponer nuestro inicio de producción hasta tener todas las piezas necesarias”. Las primeras unidades, disponibles en marzo, se entregarán en abril/mayo a los clientes de Suiza y Alemania. La empresa asegura que compensará estos retrasos aumentando el ritmo de producción en la segunda mitad de 2022.

Micro Mobility Systems ha publicado un vídeo en el que muestran los procesos de producción que se llevan a cabo en el interior de la fábrica. Allí, se puede ver máquinas de prensado de carrocería de gran tamaño y robots de soldaduras que montan el chasis del vehículo. Esta estructura unibody es una de las modificaciones más importantes introducidas durante la actualización de los prototipos, que dio paso del Microlino 1.0 al Microlino 2.0.

Las características mecánicas del Microlino 2.0 no han variado desde el segundo prototipo. Mantiene el motor eléctrico de 12,5 kW (16,8 CV) que desarrolla un par motor de 100 Nm, y lleva la velocidad máxima de este coche eléctrico hasta los 90 km/h. En su lanzamiento, estará disponible en tres variantes: Urban, Dolce y Competizione que se corresponden con diferentes capacidades de batería y autonomías: 6, 10,5 y 14 kWh y 95, 175 y 230 kilómetros respectivamente. La recarga de la batería en un enchufe doméstico tarda aproximadamente cuatro horas.

El precio base del Microlino 2.0 será de 12.500 euros, y desde la firma esperan producir un total de 7.500 unidades anuales durante su primer año de vida, aumentando la producción posteriormente. Según la empresa, las reservas realizadas a través de la página web alcanzaron las 24.000 unidades. En un futuro próximo, para agilizar este trámite, se pondrá en marcha un configurador on line.

Conversaciones: