A PARTIR DE 2021

Las baterías del BMW iNEXT serán suministradas por CATL desde Alemania

BMW ha confirmado que la fábrica de CATL en Efurt, que iniciará su construcción el año que viene, suministrará las baterías al BMW iNext, asegurándose así la producción completa de sus coches eléctricos en Alemania.

El BMW iNEXT contará con baterías suministradas por CATL.
El BMW iNEXT contará con baterías suministradas por CATL.

Como parte del acuerdo firmado hace unos meses entre BMW y Contemporary Amperex Technology Ltd (CATL), a partir de 2021 el fabricante chino suministrará desde su nueva planta en Erfurt las celdas para las baterías del BMW iNext, que se fabricará en la planta de Dingolfing. BMW Group asegura así toda la cadena de valor para la fabricación de sus coches eléctricos en Alemania, desde la producción de las celdas de las baterías hasta el vehículo completamente terminado.

Según informa BMW el contrato de suministro alcanza un valor de 4.000 millones de euros, con los que BMW quiere garantizarse el suministro del componente principal de sus próximos coches eléctricos. El fabricante alemán ha confirmado que pondrá en el mercado cinco modelos completamente eléctricos en los próximos tres años: el BMW i3, el Mini Electric, el BMW iX3, el BMW i4 y el iNext. En 2025 contará con 25 modelos total o parcialmente electrificados, 12 de ellos completamente eléctricos. Entre ellos se incluyen también la línea de iPerformance que incluye una versión híbrida enchufable de cada modelo, que aumentarán su autonomía eléctrica de forma significativa en los próximos años.

nuevo-bmw-inext-suv-electrico-

El BMW iNEXT se presentó a bordo de un avión.

A pesar de que en el tercer trimestre de 2018 BMW ha visto cómo sus ingresos han descendido significativamente respecto a los años anteriores, Harald Krüger, Presidente de la Junta de Administración de BMW, ha confirmado la estrategia de electrificación seguida en los últimos años. “Nuestro enfoque de futuro tiene una prioridad absoluta, particularmente en estos tiempos volátiles” ha declarado el directivo a través de un comunicado de prensa.

BMW ha dedicado a investigación y desarrollo en este año alrededor de 400 millones de euros más que el presupuesto dedicado a este capítulo en los tres primeros trimestres de 2017. En total el grupo alemán ha invertido 3.880 millones de euros en estos primeros nueve meses del año, un 11,4% más que el año pasado.

La compañía espera que sus esfuerzos actuales en investigación y desarrollo en movilidad eléctrica se materialicen en la cuenta de resultados y alcancen alrededor de un 7% de los ingresos de este año. El objetivo de la investigación es trabajar lo más rápido y eficientemente posible para poder ofrecer modelos adicionales. De forma paralela a la electrificación, BMW trabaja en la servicios adicionales de movilidad y en conducción autónoma, dentro de su estrategia ACES —Autonomous, Connected, Electrified , Servide/Shared— que responde a las necesidades y deseos de sus clientes.

El resultado será una amplia gama de modelos, gracias a arquitecturas de vehículos y un sistema de producción global altamente flexibles. En el futuro, BMW Group será capaz de fabricar modelos con transmisiones totalmente eléctricas (BEV), híbridas eléctricas (PHEV) y convencionales (ICE) en una sola línea de producción.

Conversaciones: