Híbridos y Eléctricos

NUEVAS FÁBRICAS EN ALEMANIA Y FRANCIA

Las baterías, clave en la revolución del coche eléctrico: Europa y Japón le dan la razón a Elon Musk

El tiempo se ha encargado de dar la razón a Elon Musk que predijo que la clave de la revolución del coche eléctrico eran las baterías: la Unión Europea y la asociación de Toyota y Panasonic son la última confirmación de algo que ya nadie duda.

Las baterías son clave en la expansión del coche eléctrico.
Las baterías son clave en la expansión del coche eléctrico.

Cuando Elon Musk jugaba a adivinar el futuro afirmando que las baterías eran la clave de la revolución industrial que venía con el coche eléctrico no se equivocaba en absoluto. La realidad del mercado le ha dado la razón. Mientras Tesla se ha dedicado a construir Gigafactorías, la Unión Europea ha comenzado a tomarse en serio la fabricación de baterías para eliminar la dependencia del mercado asiático. En Japón, uno de los fabricantes más reticentes a admitir la importancia del coche eléctrico, Toyota, acaba de cerrar su acuerdo con Panasonic para fabricarlas y suministrárselas a otros fabricantes.

Elon Musk lo vio claro desde el principio y los fabricantes de automóviles tradicionales le han dado la razón algunos años después. La clave está en las baterías y en ser capaces de asegurarse el suministro de cantidades suficientes de este componente fundamental y caro, independizando su abastecimiento de terceros. Si bien los fabricantes pensaron inicialmente que podrían depender de otros, la realidad se hizo evidente rápidamente.

La Unión Europea se lo toma en serio con las baterías

Los líderes políticos europeos comenzaron a preocuparse por no poder controlar el precio y las cantidades que las compañías externas sobre todo asiáticas imponían a las baterías. Y tenían buenas razones para hacerlo: los grandes gigantes del sector, CATL, LG Chem, BYD y otras empresas anunciaban sus planes para construir fábricas europeas de baterías.

Baterías de iones de litio.

Europa llega tarde a un mercado que se espera que tenga un valor de hasta 25.000 millones de euros al año a mediados de esta década. Eso significa que habrá mucho dinero en juego y que los europeos quieren asegurarse de que una parte significativa de los beneficios, se queden en empresas locales.

En respuesta, el gobierno alemán y el francés anunciaron construcción de nuevas fábricas de baterías en territorio europeo y propiedad de varios consorcios empresariales en ambos países. En un comunicado emitido el viernes pasado y según el Ministro de Economía y Energía alemán, Peter Altmaier, los dos países pondrán en pie “las mejores y más sostenibles fábricas de baterías en Europa”.

En Kaiserslautern, y bajo el nombre de Automotive Cell Company, el Grupo PSA, Total y Saft construirán una nueva fábrica de baterías que requerirá una inversión de aproximadamente 2.000 millones de euros. Su producción arrancará en 2024 y bajo su techo trabajarán más de 2.000 empleados. "Estoy convencido de que las celdas de batería fabricadas en Kaiserslautern establecerán nuevos estándares de calidad y sostenibilidad", dijo Altamaier.

Francia albergará una instalación similar en la región de Hauts al noreste del país, que requerirá una inversión muy parecida a la alemana. El presidente francés Emmanuel Macron ha afirmado que Europa “necesita poder producir sus propias baterías: es una cuestión de soberanía industrial y de reducción de las emisiones de CO2".

Toyota se asocia con Panasonic

Toyota ha sido uno de los fabricantes que más ha criticado la electrificación total del automóvil. Los híbridos, los híbridos enchufables y la pila de combustible de hidrógeno han sido sus tecnologías preferidas durante muchos años. Pero ahora la situación ha cambiado y además del anuncio de varios modelos para los próximos años, el fabricante japonés se ha reenganchado a la nueva generación de coches eléctricos pensando en el futuro que les espera al implementar baterías de electrolito sólido.

toyotaypanasonic-bateriaselectricos1-2

El interés que Toyota está mostrando últimamente por los coches eléctricos se acrecienta ahora gracias al acuerdo que ha firmado con Panasonic que se conocerá bajo el nombre Planet Energy and Solutions. En la nueva empresa conjunta Toyota poseerá el 51%, mientras que Panasonic poseerá el 49% restante y en ella trabajarán más de 5.000 personas.

Ambas compañías han estado cooperando en la investigación de baterías desde 1996. Según informa Forbes, Planet Energy and Solutions fabricará baterías prismáticas (con forma rectangular en lugar de cilíndricas) que suministrará a otros fabricantes de automóviles. Según el comunicado de prensa de ambas empresas, las baterías será la solución tecnológica que proporcionará energía tanto a los automóviles como a otras formas de movilidad, además de funcionar como solución para varios tipos de problemas ambientales, cumpliendo un papel central en la sociedad en el futuro.

Conversaciones: