Híbridos y Eléctricos

SEGÚN TOYOTA

Los coches de hidrógeno igualarán su precio con el de los híbridos en diez años

La reducción de la cantidad de platino que se necesita para los componentes de la celda de combustible de hidrógeno permitirá que, dentro de diez años, sus costes de producción se igualen con los de la tecnología híbrida.

El precio de los coches de hidrógeno igualarán a los híbridos dentro de 10 años.
El precio de los coches de hidrógeno igualarán a los híbridos dentro de 10 años.

Toyota calcula que el precio de un coche eléctrico movido por pila de combustible de hidrógeno se igualará con el de los híbridos dentro de 10 años. Dentro de una década el fabricante japonés ya habrá desarrollado la tercera generación de esta tecnología que forma parte del abanico de alternativas disponibles para reducir las emisiones de CO2 hasta los niveles exigidos en Europa.

En el congreso celebrado por Automotive News Europe, Matt Harrison, director de ventas y mercadotecnia de Toyota Europa, aseguró que los vehículos de celda de combustible tienen un gran potencial. La necesidad de reducir las emisiones de CO2 de la flota de vehículos del catálogo europeo, obliga a todos los fabricantes a utilizar diversas tecnologías para cumplir con los objetivos, cada vez más estrictos, que impone la Unión Europea.

Hasta 2020, los modelos híbridos de Toyota ayudarán a alcanzar la meta de reducción de emisiones de CO2 impuesta por la Unión Europea. Según la clasificación de JATO Dynamics, Toyota tiene el promedio más bajo entre los fabricantes de automóviles. Para después de 2020, Toyota está preparando varias alternativas para que sean los clientes los que decidan qué tipo de electrificación le conviene. Según Harrison, “no existe una tecnología perfecta para cumplir con esta tarea”.

Hoy en día Toyota ya ha desarrollado la primera generación de esta tecnología, que actualmente se monta en el Mirai. Su precio actual es de aproximadamente de 60.000 euros en Japón. Según Harrison, Toyota ya está desarrollando la segunda generación que no está lejos de poder implementarse en un vehículo real. Cuando Toyota alcance la tercera generación, dentro de diez años, el coste de producción de un vehículo de celda de combustible se igualará al de los híbridos.

El abaratamiento de los costes vendrá sobre todo de la mano de la reducción del platino necesario en las generaciones futuras de la pila de combustible de hidrógeno. David Hart, director de la consultora suiza E4tech, prevé que la próxima generación del Toyota Mirai reduzca en dos tercios el uso de platino. Bosch, uno de los principales proveedores de la industria automotriz y que también está avanzando en la electrificación de su catálogo, espera que, el futuro diseño de la celda de combustible necesitare la misma cantidad de platino que un convertidor catalítico diésel actual.

El año pasado, Toyota vendió 480.000 híbridos entre los mercados europeos, incluida Rusia, lo que supone un 46% de sus ventas. Desde su lanzamiento en 1997, a bordo de un Toyota Prius, el fabricante japonés ha logrado reducir el coste de la tecnología híbrida en un 75%. Los modelos actuales montan la cuarta generación y Toyota ya está desarrollando la quinta, que será todavía más asequible.

Conversaciones: