Híbridos y Eléctricos

PLANES PARA 2025

Corea del Sur: cuatro años de inversión en coches eléctricos y de hidrógeno para liderar el cambio

Corea del Sur pretende convertirse en el líder de la electrificación del automóvil mediante un plan de inversión en la tecnología de las baterías y del hidrógeno, en el estímulo económico a la compra de vehículos eléctricos y en la implementación de infraestructura de recarga.

Planes movilidad electrica corea del sur
En cuatro años, Corea del Sur quiere liderar el cambio a la movilidad eléctrica apostando por la tecnología de las baterías y por el hidrógeno.

Sin hacer mucho ruido, Corea del Sur está comenzando a realizar un cambio interno que le llevará a liderar el cambio hacia la electrificación de su parque de automóviles. El gobierno del país asiático ha anunciado su intención de poner sobre la mesa medidas contundentes para acelerar un cambio drástico hacia la movilidad eléctrica. Su estrategia se resume en cuatro puntos fundamentales: coches eléctricos baratos, baterías de electrolito sólido, desarrollo de la infraestructura e inversión en hidrógeno a gran escala.

Ha sido a partir del año 2020, Corea del Sur comenzó a notar un aumento apreciable en las ventas de automóviles eléctricos, aunque por ahora, el avance es relativamente lento. Las autoridades han anunciado que, de aquí a 2025, en tan solo cuatro años, el precio de un coche eléctrico debe reducirse en al menos 10 millones de wones, unos 7.400 euros al cambio. El objetivo que se ha marcado el gobierno coreano es muy ambicioso. En 2020, el cómputo total de coches “verdes” que circulan por sus carreteras es de aproximadamente 200.000 unidades. El plan de estímulo que se está poniendo en marcha pretende que, en 2025, esta cifra se eleve hasta las 2,83 millones de unidades.

Subsidios a la compra

Las autoridades coreanas extenderán el generoso programa de ayudas a la compra de vehículos ecológicos que vencen a fin de año. Su intención es que algunos de los subsidios se mantengan incluso después de haber conseguido el objetivo de reducción de los precios en 2025.

En tan solo cuatro años todas las flotas de vehículos públicos serán sustituidas por vehículos eléctricos. Además, un generoso programa de estímulo permitirá ofrecer a las empresas de alquiler y a las grandes compañías coreanas cuantiosas ayudas y otro tipo de incentivos fiscales y normativos para la compra de vehículos ecológicos.

Calle de Seul

Imagen actual de una calle de Seúl.

Para el caso de los particulares, este año los compradores de un coche eléctrico pueden llegar a acceder a una ayuda de hasta 19 millones de wones (14.100 euros) que se reparten entre lo que entrega el gobierno central y lo que añaden las administraciones locales. En el caso de los vehículos propulsados por hidrógeno, Corea del Sur está muy por delante de la mayoría de los mercados mundiales. Actualmente el programa de incentivos es extremadamente generoso, con subsidios que alcanzan hasta 38 millones de wones (8.400 euros).

Estos subsidios se reducen o eliminan completamente cuando el precio de venta del automóvil es elevado, puesto que se considera que para los compradores con un alto nivel adquisitivo las ayudas no deben estar disponibles. El límite para recibir la ayuda se ha marcado en aproximadamente, al cambio, 67.000 euros, mientras que para aquellos que compren un coche con un precio superior a 45.000 euros, la cuantía se reduce a la mitad.

Alquiler de baterías

Además, el plan de acción estimulará el sistema de alquiler de las baterías de manera que el precio de un coche eléctrico podría reducirse a la mitad en el momento de la compra. A cambio de un pago mensual por el componente más susceptible de evolución tecnológica, los usuarios permanecerán continuamente actualizados y los posibles fallos serán resueltos con mucha mayor rapidez y facilidad. El sistema de arrendamiento de baterías se aplicará a taxis y autobuses. Este año se lanzarán varios proyectos piloto, antes de que, en 2022, arranquen proyectos similares para autobuses de hidrógeno.

Hyundai Motor Company ha firmado recientemente un memorando de entendimiento con el gobierno de Corea del Sur, así como con empresas de logística, baterías y movilidad, para demostrar el funcionamiento del sistema de arrendamiento de baterías de vehículos eléctricos. El fabricante, fomentará un ecosistema que reduce el precio de compra proporciona innovaciones en la reutilización de las baterías.

esquema alquiler baterias hyundai corea del sur

Esquema de funcionamiento del sistema de alquiler de baterís de Hyundai en Corea del Sur.

El acuerdo establece que el operador de taxis KST Mobility pagará un tarifa mensual por el uso de las baterías de los vehículos adquiridos a Hyundai Glovis, que actuará como arrendadorComo resultado, la empresa reducirá la inversión inicial para la compra de estos vehículos. Las baterías extraídas se reutilizan como almacenamiento intermedio en estaciones de recarga rápida de energía para los taxis eléctricos.

Tecnología

Las estrategias tecnológicas en las que se centran las medidas del gobierno son las dos que posibilitan la reducción del precio de los coches eléctricos. La primera es la autosuficiencia de su mercado en el desarrollo de componentes de baterías. La segunda, el desarrollo de plataformas específicamente desarrolladas para ellos. En este sentido, la plataforma dedicada para vehículos eléctricos del grupo Hyundai-Kia, E-GMP, que ha estrenado el nuevo Ioniq 5 será un factor clave. Las autoridades coreanas apoyarán un desarrollo similar para camiones y autobuses eléctricos.

estructura-plataforma-e-gmp-hyundai_portada

El nuevo Ioniq 5 está construido sobre la plataforma eléctrica E-GMP.

Los planes del gobierno también incluyen una mayor inversión para impulsar el desarrollo técnico y la innovación que permita que los coches eléctricos alcancen autonomías reales de 600 kilómetros, aumentando su eficiencia energética en, al menos, un 15%. En el caso de los vehículos de hidrógeno, la autonomía objetivo se fija en 800 kilómetros, y se trabajará en la mejora de la fiabilidad operativa de la tecnología, para que sea capaz de cubrir un mínimo de 500.000 kilómetros.

Los planes del gobierno también incluyen la comercialización de baterías de estado sólido seguras y el desarrollo de vehículos que se alimenten de hidrógeno licuado (sin celda de combustible) con el que es posible alcanzar hasta 1.000 kilómetros de autonomía.

En total, 500 empresas dedicadas a la fabricación de componentes recibirán el apoyo de las autoridades para que puedan transformar sus líneas de negocio y convertirse en suministradores de la industria automovilística coreana.

Infraestructura de recarga

Todas estas medidas no tendrían sentido si no se complementasen con un plan de extensión de la red de infraestructura de recarga. El objetivo es aumentar la relación entre el número de puntos de recarga y el número de coches eléctricos en un 50%. Para ello, se introducirán requisitos para que tanto los edificios existentes como los futuros estén equipados con puntos de carga para coches eléctricos. Además, se instalarán un mínimo de 123 nuevos cargadores rápidos que permitan "recorrer 300 kilómetros por cada 20 minutos de carga", según informa Business Korea.

Hasta 2025 se instalarán otras 450 estaciones de repostaje para vehículos de hidrógeno con el objetivo de que sea posible alcanzar al menos a una de ellas desde cualquier lugar del país. Solo en 2021, se establecerán 51 nuevas estaciones de este tipo en Seúl y 180 en la región de la capital Gyeonggi.

Conversaciones: