Híbridos y Eléctricos

ESTUDIO DE VIABILIDAD ECONÓMICA

Un estudio de impacto económico abre más la puerta a la inversión en movilidad eléctrica aérea

Los diferentes países deben ir planteando cuáles serán sus puntos fuertes frente a la futura demanda de aeronaves eléctricas de transporte. El estado americano de Ohio se ha adelantado presentando un estudio en el que afirma que la inversión en este campo será cuanto menos rentable en 25 años.

estudio-impacto-economico-aviones-electricos_portada
Un estudio de impacto económico abre más la puerta a la inversión en movilidad eléctrica aérea

Que la movilidad eléctrica es el futuro lo sabemos todos. Ya sea por tierra, mar o aire, esta energía será la que en los próximos años domine el mercado. Llevamos mucho tiempo viendo avances tecnológicos a este respecto pero, ¿hasta qué punto será rentable el cambio en según qué sectores?

Según ha declarado un análisis de impacto económico realizado por Crown Consulting en colaboración con NEXA Capital Partners y la Universidad de Cincinnati, para el Departamento de Transporte del estado de Ohio, la movilidad aérea avanzada podría generar hasta 13.000 millones de dólares en actividad económica durante los próximos 25 años, con la única condición de que esta nueva oleada de aeronaves vengan de la mano de la electrificación, de forma que el impacto acústico y de emisiones sea menor que los helicópteros actuales.

Este estudio se ha llevado a cabo en el plazo de un año como parte de la implicación del estado americano para el “desarrollo de sistema de transporte del siglo XXI”. En él se detallaron dos grandes bloques, uno dedicado a la aviación en forma de AAM (Movilidad Aérea Avanzada) para el transporte de personas y carga, así como el de aeronaves pequeñas no tripuladas (sUAS) para el reparto de pequeños paquetes u otros fines de similar apartado.

Después de realizar numerosas encuestas y analizar las diferentes infraestructuras existentes en el estado, entre las utilidades más destacadas de los AAM estaban la petición de taxi aéreo, la movilidad aérea regional, transporte al aeropuerto, servicios de emergencias o reparto de cargamento. Para el uso de sUAS destacaron inspecciones de infraestructuras, seguridad pública, agricultura o entrega de paquetería y suministros médicos. 

Como vemos, las posibilidades para garantizar un futuro de este sector está prácticamente hecho. Los investigadores del estudio han predicho que en los próximos 25 años, la actividad económica de estos negocios irá creciendo hasta convertirse, durante el período de 2041 a 2045, en una de las fuentes más importantes con cifras superiores a los 5.100 millones de dólares. Para el año 2045 se espera que se realicen más de 7,2 millones de viajes con estos vehículos.

estudio-impacto-economico-aviones-electricos (1)

Estimaciones del impacto económico sobre movilidad eléctrica aérea entre 2020-2045.

El análisis de impacto económico se ha llevado a cabo desglosando, en cinco periodos de cinco años, los beneficios de este nuevo sector. Vemos como del año 2020 al 2024, el volumen de negocio es de 400 millones de dólares, mientras que del año 2030 al 2034 este margen ya asciende a los 2.200 millones de dólares en apenas 10 años. Si unimos las cifras de actividad económica durante los cinco ciclos presentados, hallaremos más de 13.000 millones de dólares.

Vista la alta rentabilidad que promete este sector aeronáutico, el estado de Ohio espera que se vayan incrementando notablemente las inversiones para que su desarrollo sea completo en apenas 20 años. Ayudas gubernamentales, inversión privada o una combinación de ambas, son las propuestas que plantean desde el gobierno, ya que gracias a este estudio está garantizado un nivel de beneficios a largo plazo. 

Como cabría esperar, este estudio no se ha centrado únicamente en el valor económico de invertir en este sector, sino que también se ha planteado el incremento de demanda de mano de obra que precisará. Por parte de los vehículos AAM, la predicción es que podrán generar más de 15.000 nuevos puestos de trabajo. Por contra, con los sUAS no se esperan altas demandas de empleo ni tampoco altísimos beneficios, sino más bien una mejora en la flexibilidad y productividad de las empresas, así como una disminución en las emisiones de gases nocivos. Esto último es bastante sencillo, pues hasta hoy mismo, en mayor o menor medida, se siguen utilizando furgonetas o camiones tradicionales de reparto, en el momento de entrar en juego estas aeronaves eléctricas, esta disminución del CO2 se haría evidente. 

El estudio finalmente recomienda que el estado de Ohio tome medidas concretas para incentivar el desarrollo y el crecimiento del sector, especialmente para los AAM. Pues todos estos beneficios se espera que redunden en 2.500 millones en ingresos fiscales y un 1,6 % en el crecimiento del PIB. Los apoyos se encaran tanto al marco político y legislativo, como a programas piloto o posibles startups, de forma que este estado se englobe como líder nacional de este nuevo medio de transporte. 

Durante la exposición del estudio, Rubén del Rosario, director senior de Crown Aerospace Systems, advirtió a los allí presentes que uno de los aportes más importantes en desarrollo se deberán llevar a cabo para reducir la sonoridad de estas aeronaves, ya que para conseguir el beneplácito del propio pueblo, estas mejoras no deberán ocasionar mayores incomodidades de las que ya generan los aviones y helicópteros convencionales actuales.

Conversaciones: