Híbridos y Eléctricos

RENDERIZACIONES

El SUV electrificado de Ferrari está un poco más cerca, y estos renders calientan los rumores

Con el desarrollo de un SUV tras los muros de la fábrica de Ferrari en Maranello, todo apunta a que los italianos seguirán los pasos de la electrificación, total o parcial.

Renders por Joaquin Obligado.
Renders por Joaquin Obligado.

Que Ferrari anda tras el desarrollo de un SUV tras los muros de su histórica fábrica en Maranello es casi un secreto a voces. Todos los medios apuntan a que se llamaría Purosangre (nosotros lo descartamos) y que sería un rival a la altura de las otras marcas de lujo que ya se han atrevido a adentrarse en el mundo de los SUV de lujo. Nosotros, sin embargo, creemos que podrían ir un paso más allá, llegando a ver un posible SUV eléctrico de Ferrari.

Hasta ahora Ferrari tan sólo se ha atrevido a jugar con la electrificación como baza para ganar más empuje, complementando así a los motores de combustión interna de sus deportivos, así lo atestiguarían los vetustos 25 kilómetros de autonomía eléctrica en su híbrido enchufable, el SF 90 Stradale.

Hoy, sin embargo, los renders que llegan a nosotros a través de Carscoops del diseñador Joaquin Obligado, llevan de nuevo los rumores del más que posible SUV de Ferrari de vueltas a las portadas, pero esta vez, y con más sentido que nunca, tomando la idea de que este SUV sería un todocamino completamente eléctrico, o que esta vez si lllegase al mercado en forma de híbrido enchufable, sí gozara de una autonomía más holgada que el SF90 Stradale para circular en modo completamente eléctrico.

Si bien es cierto que sólo Bentley ha lanzado una iteración de SUV híbrido con su Bentayga PHEV, el británico sería sólo capaz de recorrer 39 kilómetros en modo eléctrico siempre y cuando las condiciones de la carretera lo permitan, Ferrar no se debería conformar con unas prestaciones similares ni a las del SF90 Stradale ni tampoco a las de su rival británico.

El simple hecho de que Ferrari se plantee lanzar un SUV al mercado pone a los seguidores más puristas de la marca del cavallino rampante un tanto nerviosos, y todo apunta a que dada la polémica que van a levantar con el lanzamiento del todocamino, se remangarían y harían de su todo camino un coche eléctrico, o al menos, que haría uso de un esquema híbrido enchufable con el que Ferrari empezaría a dar pasos más serios hacia la electrificación de su gama.

En caso de ser completamente eléctrico es el menos probable, por lo tanto para hablar de un motor eléctrico en cada eje y autonomías de 400 kilómetros con una sola carga deberíamos esperar unas primaveras más. El híbrido enchufable tomaría como base el V8 turboalimentado del Ferrari Roma, o incluso un V6 inédito en la gama del fabricante italiano. El motor de combustión interna trabajaría en conjunto a tres motores eléctricos, probablemente dos trabajarían en el eje delantero y otro estaría adosado a la transmisión ayudando al motor de combustión en el eje trasero, por que le otorgarían la tracción total, y se deberían alimentar de una batería con capacidad al menos para recorrer 150 kilómetros en modo completamente eléctrico.

La semana pasada hablábamos de cómo Ferrari ya estaba empezando a sufrir los efectos de la pandemia en sus planes, y es que el SF 90 Stradale está sufriendo retrasos a causa de sus proveedores, que no pueden lidiar con la falta de liquidez y personal que el COVID-19 estaría ocasionando.

Conversaciones: