Híbridos y Eléctricos

MOTIVOS DE LA DIFERENCIA

FIAT 500 y Honda e: dos coches eléctricos similares, pero uno triunfa y el otro no, ¿por qué?

Los Honda e y FIAT 500e son coches eléctricos de similar tamaño con personalidades forjadas en torno a una fuerte imagen. Por esto mismo resulta, a priori, muy llamativa la diferencia de ventas que actualmente existe entre ambos modelos.

Honda e y FIAT 500 eléctrico, la antítesis de los urbanos.
Honda e y FIAT 500 eléctrico, la antítesis de los urbanos.

El nicho de los coches eléctricos urbanos, aquellos encuadrados dentro de los segmento A y B, está férreamente dominado por el eléctrico de Renault, el ZOE, al que muy de lejos siguen los dos modelos protagonistas de estas líneas, los Honda e y FIAT 500 eléctrico. Dos coches que aunque miren de lejos al eléctrico francés, entre ellos hay una diferencia abismal, a pesar de lo cercano de su concepto.

Se trata de dos coches que a diferencia del francés, e ignorando la condición eléctrica de ambos, gozan de una identidad fuertemente establecida en torno a su imagen. Ello unido a que se trata de dos coches de tamaño similar hace que se encuentren inmersos en una lucha comercial que se está llevando el modelo italiano a su lado sin dar lugar a ningún género de duda.

Es una diferencia que aunque se sabía, ha sacado a la luz de manera gráfica el analista de mercados de Jato Dynamics, Felipe Muñoz, quien en su perfil social Car Industry Analisys suele compartir datos estadísticos llamativos relativos al sector de la automoción.

Estos días atrás el analista se hacía eco de los datos obtenidos en Jato Dynamics y publicaba la diferencia de ventas entre ambos modelos en sus distintos perfiles, sacando a relucir la distancia entre ambos coches eléctricos en términos de ventas a pesar de lo parecido de la personalidad y concepto de ellos.

Honda-e-2020-02

Honda e.

Es el primer ejercicio en el que el FIAT 500 eléctrico está presente desde el principio del mismo, y en el que el pequeño italiano ha conseguido cosechar un montante total de 7.122 unidades en lo que va de año en Europa, siendo casi la mitad de ellas pertenecientes al pasado mes de marzo, con 3.415 unidades vendidas en el tercer mes del año.

Mientras tanto hasta estas alturas de año, el Honda e tan sólo conseguía un montante de 465 unidades, de las cuales 230 pertenecen al mes de marzo. Por establecer una comparativa y contextualizar ambos datos, sólo en Marzo el 500 ha registrado más de siete veces las ventas del Honda e en lo que llevamos de año.

¿Qué es lo que origina esta superlativa diferencia?

No es justo para el pequeño eléctrico japonés alegar que su condición de eléctrico limita sus ventas, pues el Renault ZOE milita en el mismo segmento y tras casi diez años en el mercado está en su mejor momento comercial, mientras que el 500 empieza a despegar con fuerza y con sus más de 7.000 unidades se ha colado en el top 10 de coches eléctricos más vendidos este año en el Viejo Continente.

Para empezar, el mero hecho de que sea obra de la propia Honda redunda en que su acogida comercial no sea la más prolífera, pues el fabricante japonés en Europa concentra sus esfuerzos en un mayor margen de beneficio por cada unidad vendida en lugar de lograr un margen mayor a través de cuotas de mercado más significativas. Es algo que casi se puede aplicar a cualquier fabricante japonés en Europa, como Mazda, por ejemplo.

Fiat-500-electrico-04

FIAT 500 eléctrico.

Sin embargo, con el caso en concreto del Honda e, dado el bajo volumen de ventas y todo lo invertido por Honda en su desarrollo, probablemente sea un coche que están vendiendo a pérdidas.

Sin embargo, y a favor del japonés, hay elementos que deberían hacer más atractiva la compra del Honda e por encima del 500 eléctrico, y se trata de características altamente valoradas por los compradores de este tipo de coches. El Honda e tiene cinco puertas, por lo que a priori es algo más práctico que el 500, y además goza de una fuerte carga tecnológica muy superior en su interior, representada por la presencia de seis pantallas (tres de las cuales son los espejos exteriores y el retrovisor interior).

No obstante parece no ser suficiente para compensar la relación entre precio y autonomía con una carga completa, que es donde sí que reside el mayor de sus problemas. Recordemos que con una carga completa el Honda e homologa un total de 222 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP, en cualquiera de las dos versiones que tiene a la venta, y la más barata de ambas parte de 34.390 euros en nuestro país, mientras que la segunda hace lo propio por 37.390 euros.

Si nos vamos a analizar la gama del FIAT 500 eléctrico, de primeras, contrastamos que el italiano goza de dos variantes más que el modelo japonés, hasta aquí nada grave. Sin embargo son las dos más asequibles las que hacen que entre ambos haya un mundo en términos de ventas. Aunque la primera de ellas, de nombre Action, homologue una autonomía menor (180 kilómetros del 500e por 222 del Honda e), ésta cuesta 23.900 euros, que supone 10.490 euros menos que su rival.

Interior del Honda e (arriba) e interior del FIAT 500e (abajo).

Interiores del Honda e (arriba) y del FIAT 500 eléctrico (abajo).

Si damos el salto a la siguiente versión, denominada Passion, dejamos atrás el déficit de la autonomía con un total de 320 kilómetros homologados (casi 100 más que el Honda e) y aún sigue costando 27.400 euros, casi 7.000 euros menor que la versión más asequible del japonés, superando sus especificaciones eléctricas.

Se ha de resaltar, sin embargo, que estas dos versiones del 500 sacrifican elementos típicos de confort y equipamiento para abaratar su precio, cosa que el Honda e no hace, y que parece también ser uno de los motivos que le está costando una suculenta cuota de ventas final.

¿Es, por tanto, un fracaso el Honda e?

No obstante, y para desenlazar, hemos de mirar un poco más allá de lo que ofrece el Honda e a quienes lo compran, y contextualizarlo por el signficado que tiene para la propia Honda. El Honda e es el primer eléctrico a baterías que comercializan en Europa (y casi en el mundo), y es a todas luces un coche halo para la marca, con el que han mostrado lo que pueden hacer en términos tecnológicos y de diseño.

Honda e.

Honda e.

Además de todo ello lo han hecho relativamente accesible y práctico para el público (todo lo relativamente accesibles que puedan ser los casi 40.000 euros que llega a costar), lo que lo convierte en un coche eléctrico muy especial, a pesar de que no cuente con las mejores especificaciones de su categoría. Podrían haber desarrollado un deportivo eléctrico de cientos de miles de euros y lograr el mismo alcance mediático ahorrándose gran parte de la crítica, pero en cambio tenemos un coche de precio mucho menor de corte eminentemente práctico.

Por tanto, sí, el Honda e tal vez no esté al nivel de ventas en comparación con sus rivales más representativos, en especial con los ZOE y 500, pero si lo juzgamos como un coche halo y lo que este significa para la marca, la sentencia es bien distinta.

Conversaciones: