Híbridos y Eléctricos

PRIMEROS PASOS

Fisker celebra un encargo de 300 unidades de su Fisker Ocean eléctrico

La compañía americana celebra un trato con la compañía de transportes danesa Viggo tras anunciar que incorporará 300 unidades del Fisker Ocean eléctrico a su flota para finales de 2022.

Fisker Ocean.
Fisker Ocean.

Los vaivenes de Fisker en sus primeros compases en esta nueva era han sido la tónica habitual cada vez que el nombre de la firma de coches eléctricos se ha visto en una portada. Esta tendencia podría verse más cerca de su fin tras ya, por fin, tener socio para construir su Fisker Ocean, además del primer gran pedido por parte de un cliente para incorporar el SUV eléctrico a su flota.

Esta noticia surge tan sólo uno días después de que la firma americana anunciara que después de unas intensas negociaciones, que Magna Steyr sería el encargado de fabricar el Fisker Ocean, descartando así a socios como Volkswagen y su plataforme MQE.

Así pues, el primer gran pedido efectuado a la firma americana de coches eléctrico sería de nada menos que 300 unidades, y provendría de la danesa Viggo, una joven compañía de transportes fundada en 2019 y que pretende para finales de 2022 haber incorporado a su flota el total de unidades del Fisker Karma.

Actualmente, según Electrive, la compañía danesa goza de una flota de 55 coches eléctricos, y pretende añadir estas 300 unidades del Fisker Karma en pos de una expansión que prevé la empresa para sus próximos años de actividad, debido principalmente a un aumento de la demanda de pedido por parte de los países escandinavos.

Los principales motivos por los que la compañía danesa ha optado a incorporar el Fisker Karma a su flota en lugar de cualquier otro modelo coche eléctrico son la modularidad del interior que promete Fisker, así como un bajo coste operativo cuando el coche eléctrico haga su incursión en la flota de la compañía, aunque esto sería un factor común de prácticamente cualquier coche eléctrico.

El propio Henrik Fisker se ha pronunciado sobre el acuerdo con la compañía danesa: “Este acuerdo es el primero de muchos pedidos múltiples que estamos planeando firmar con compañías de movilidad como Viggo, de grandes flotas corporativas”.

Así, Henrik Fisker, parece que podría tener encaminada la senda comercial de su nueva marca tras el fracaso del Fisker Karma, ahora vendido como Karma Revero tras ser absorbida la empresa por la compañía china Wanxiang Group. Siendo comercializado bajo la firma Karma Automotive, la marca perteneciente al grupo chino revelaba recientemente el precio que tendrá la variante de entrada a la gama del nuevo Revero, de 79.900 euros, así como una imagen parcial de la trasera del nuevo modelo.

Conversaciones: