AYUDAS PARA LA COMPRA DE VEHÍCULOS ELÉCTRICOS

El Gobierno activará "en las próximas semanas" el Plan VEA

El programa de subvenciones del Ejecutivo español estará dividido e dos partes: una reservada para la compra de vehículos eléctricos y otra para fomentar la instalación de puntos de recarga. 

El Plan VEA de incentivos a la compra de vehículos eléctricos estará dividido en dos partes.
El Plan VEA de incentivos a la compra de vehículos eléctricos estará dividido en dos partes.

El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, ha asegurado que el Plan VEA de incentivos a la adquisición de vehículos alternativos y a las infraestructuras de recarga se pondrá en marcha "en las próximas semanas" y será gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE).

Blanco explicó que este programa está "ya en curso para su tramitación" y destacó que el Plan VEA estará dividido en dos partes diferenciadas, una con fondos para incentivar la adquisición de vehículos impulsados con energías alternativas y otra para fomentar la instalación de puntos de recarga de coches eléctricos. "Esto va a producirse en las próximas semanas y será a través del IDAE, con plena colaboración del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo", aseguró el secretario general de Industria y de la Pyme en una entrevista concedida a Europa Press.

El pasado verano se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que contaban con una partida de 66,6 millones de euros en concepto de ayudas a la movilidad eficiente y sostenible como parte del Plan VEA y que recogían 50 millones de euros para incentivar la compra de vehículos alternativos y 16 millones de euros para impulsar las infraestructuras.

Además, señaló que el Gobierno está trabajando en un acuerdo estratégico del sector de automoción que está negociando con toda la cadena de valor (fabricantes de vehículos, de componentes, importadores y distribuidores) y apuntó que estas negociaciones se está analizando un incremento de la dotación presupuestaria para la renovación del parque automovilístico, ante lo que indicó que espera tener novedades "próximamente".

Primer trimestre de 2019

Blanco indicó que el Ejecutivo prevé que este acuerdo estratégico con el sector se presente de forma definitiva en el primer trimestre de este año, ya que los trabajos previos y las negociaciones se vienen realizando junto con el sector desde el último trimestre de 2018.

"Solo falta cuadrar las agendas y en los primeros meses se va a firmar ese acuerdo y se van a poner en marcha las mesas de trabajo de movilidad sostenible y de inversión para acometer todos esos retos que tenemos por delante", añadió Blanco, al tiempo que este documento servirá como una hoja de ruta con compromisos tanto por parte del Gobierno como del sector.

Así, apuntó que desde el Gobierno se impulsará el ámbito normativo, así como el presupuestario y se lanzarán dos grupos de trabajo principales, sobre movilidad sostenible y otro de marco de inversión, mientras que desde el automóvil se analizará cómo se puede evolucionar para que España mejore la logística y tenga una producción de vehículos más sostenibles.

Renovación del parque

Por otro lado, el secretario general de Industria y de la Pyme subrayó que la renovación del parque automovilístico español, que tiene una edad media de casi 12 años, representa la mejor medida a corto plazo para reducir las emisiones tanto de dióxido de carbono (CO2) como de partículas y señaló que este cambio "hay que incentivarlo". Blanco añadió que la intención del Gobierno de prohibir la matriculación de vehículos con emisiones directas de CO2 en 2040 y su circulación es tan solo un anuncio vinculado a un borrador de un anteproyecto de ley, por lo que indicó que es un debate que "está ahí" y en el que se está trabajando conjuntamente con el sector.

Así, afirmó que existen dos escenarios diferentes, uno a corto plazo, en el que se pone de manifiesto la necesidad de renovar el parque español, ya que esto redundaría en menores emisiones, dado que cualquier tecnología actual tiene un menor impacto sobre el medio ambiente que la de los coches que circulan a día de hoy por las carreteras españolas. En el largo plazo, destacó que se está trabajando con el automóvil para garantizar la competitividad internacional ante los retos futuros de la digitalización o la reducción de emisiones, con el objetivo de que España siga siendo el segundo fabricante de automóviles en Europa y el primero de vehículos comerciales.

"Eso hay que mantenerlo, ya sea en 2020, 2030 o 2040. Para hacerlo, la industria se irá transformando. Tenemos 17 fábricas en España, con centros de decisión fuera. La industria es muy competitiva y una prueba de ello es que todas las plantas pasaron la crisis, a diferencia de otros países como Francia, Alemania o Bélgica, donde hubo cierres de factorías. Eso hay que cuidarlo muchísimo, tanto por los puestos de trabajo como por el impacto que tiene en el nivel de innovación de la economía española, en el nivel de exportación de la economía y para ello estamos trabajando en un acuerdo estratégico con el sector", aseguró.

Conversaciones: