Híbridos y Eléctricos

NAIO TECHNOLOGIES ARRANCA SUS PRUEBAS EN EE.UU

Oz, Ted y Dino, tres desmalezadoras eléctricas y autónomas que ayudarán a los agricultores en su día a día

La empresa francesa Naio Technologies ha desarrollado tres robots eléctricos y autónomos de diferente tamaño para recoger las malezas de las pequeñas granjas, viñedos o grandes extensiones de cultivos a gran escala.

Dino, la desmalezadora eléctrica y robotizada más grande de Naio Technologies.
Dino, la desmalezadora eléctrica y robotizada más grande de Naio Technologies.

Los vehículos eléctricos y autónomos no solo están llegando a las carreteras, sino también a actividades relacionadas con las labores agrícolas, donde estas tecnologías tienen un amplio potencial de aplicación. La empresa francesa Naio Technologies ha desarrollados tres desmalezadoras robotizadas, eléctricas y autónomas, destinadas a eliminar las malas hierbas de los cultivos tradicionales que se establecen en hileras.

La implementación de sistemas automatizados en los cultivos, cosechas y recolección, acompañará el futuro de este sector a través de equipos, procesos y maquinaria de alta tecnología. Los robots herbicidas forman parte de esta flota de nuevos vehículos. La eliminación de las malas hierbas es una de las labores más costosas en los cultivos, por su complejidad, por hacerse de forma manual y porque existen pocos trabajadores dispuestos a realizarlas. Por tanto, su automatización es clave para aumentar su rendimiento.

La propuesta de Naio Technologies consta de tres vehículos eléctricos robotizados con diferentes capacidades de eliminación de las malas hierbas de los cultivos que se disponen en forma de hileras. El primero, el más ligero, recibe el nombre de Oz, ha sido diseñado para pequeñas granjas e invernaderos. Cuenta con cuatro motores eléctricos de 110 W y baterías de litio de plomo de 24 V. El segundo, Ted, es un específicamente diseñado para viñedos que ya está en uso en el sur de Francia. Por último, Dino, su vehículo insignia, es capaz de combatir con las malezas en granjas de hortalizas a gran escala. En este caso los cuatro motores eléctricos están alimentados por baterías de litio, que son capaces de mover a Dino a 4 km/h y trabajar durante ocho horas por día, con una capacidad de trabajo de hasta 4,8 hectáreas diarias.

Oz Naio Technologies

Oz, la más pequeña de las tres desmalezadoras eléctricas y autónomas de Naio Technologies.

Todos ellos combinan navegación la GPS de precisión con un sistema de aprendizaje automático que es capaz de identificar las malezas, mapear los cultivos y enviar datos a los agricultores. También cuentan con gran capacidad de maniobra, similar a la de los tanques, de forma que les permite hacer un giro en forma de “U” en espacios muy reducidos.

El portavoz de la empresa, Anouck Lefebvre, afirma que sus desmalezadoras “respetan tanto al medio ambiente como al hombre”. Gracias a ellas las instalaciones agrícolas podrían hacer frente a la escasez de trabajadores, reduciendo la carga de un trabajo que siempre se ha realizado de forma manual y limitando además el uso de herbicidas químicos.

Ted Naio Technologies

Ted, la desmalezadora mediana de Naio Technologies.

Además de tener alrededor de 150 robots en uso en Canadá, Europa y Japón, Naïo ha comenzado a probar sus desmalezadoras autónomas en 15 granjas comerciales en California, según informa Modern Farmer. Como era de esperar, toda esta tecnología no es barata: el Dino cuesta alrededor de 220.000 dólares (más de 200.000 euros). La estrategia comercial de Naïo prevé alquilarlos a los agricultores o ayudarlos en su financiación. Según los informes, los ensayos en los Estados Unidos han generado resultados prometedores.

La empresa planea abrir un centro en California a finales de este año para disponer de unidades, mantener y comercializar sus robots, que le permitirá lanzarlos comercialmente a finales de este año. 

Otras propuestas agrícolas

Un estudio realizado por la Universidad de California concluye que los trabajos de desmalezado manual cuestan alrededor de 300 dólares por acre (unos 700 dólares por hectárea). Además, el mercado de pesticidas, herbicidas y semillas genéticamente modificadas tiene un valor de 100.000 millones de dólares.

La de Naio Technologies no es la única propuesta en el sector agrícola para incorporar maquinas eléctricas y autónomas al trabajo en el campo. En 2017, el fabricante de maquinaria agrícola americano John Deere invirtió 305 millones de dólares en la adquisición de una startup de Silicon Valley que desarrolló un robot de pulverización de herbicida de precisión llamado Lettuce Bot. Además, en 2018 presentó el primer tractor eléctrico y autónomo, que no necesita intervención de un conductor, por lo que prescinde de la cabina. Para la alimentación eléctrica no precisa de baterías, sino que recibe la energía mediante un cable conectado a la red. La también americana FarmWise Labs, afincada en San Francisco, ha desarrollado también un robot desmalezador con un aspecto externo muy similar al de un tanque al que contribuye su color naranja.

desmalezadora FarmWise Labs

Desmalezadora de FarmWise Labs.

Conversaciones: