Híbridos y Eléctricos

TREVOR MILTON

El fundador de Nikola, Trevor Milton, dimite ante las acusaciones de fraude de la compañía

Las recientes acusaciones de fraude han propiciado la renuncia voluntaria en su cargo del fundador y CEO de Nikola Corporation, Trevor Milton, que ha expresado su intención de defenderse de las acusaciones vertidas sobre él y la compañía.

trevor-milton-nikola_one_unveiling
Trevor Milton durante la presentación del Nikola One (Imagen: Nikola)

El multimillonario estadounidense Trevor Milton, fundador de Nikola Corporation, ha presentado su renuncia como presidente ejecutivo de la compañía después de las acusaciones de fraude vertidas recientemente sobre su persona y la propia empresa. Milton ha presentado su dimisión a la junta directiva de la empresa, que la ha aceptado y ha nombrado nuevo presidente con efecto inmediato a Stephen Girsky, miembro de la junta de Nikola y ex vicepresidente de General Motors.

Trevor Milton dimite tras recibir fuertes acusaciones de fraude a sus inversores

La decisión de Trevor Milton de dar un paso atrás en la dirección de la empresa ha sido propiciada tras la publicación, el pasado 10 de septiembre, de un exhaustivo y larguísimo informe de Hindenburg Research que aseguraba que Nikola habría construido un complejo entramado de mentiras para hacer crecer la empresa, atrayendo a inversores que, supuestamente, habrían sido víctimas de un fraude.

El informe de Hindenburg Research asegura, entre otras cosas, que la "revolucionaria" tecnología de baterías de Nikola no existe y tampoco la relacionada con el hidrógeno; que en su acuerdo con General Motors no aportarán nada más aparte de diseños conceptuales; y que ni siquiera en sus oficinas centrales tienen instaladas las placas fotovoltaicas que aseguraban tener para producir electricidad sin emisiones. La guinda la ponían demostrando que el anuncio de uno de sus camiones eléctricos se había grabado dejando rodar el camión cuesta abajo, tratándose de un prototipo sin ningún tipo de propulsión eléctrica.

Nikola y Milton respondieron más tarde a estas acusaciones, aunque el comunicado solo abordó una parte de las denuncias de Hindenburg. Por otro lado, la SEC (Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos) y el Departamento de Justicia estadounidense han abierto una investigación para comprobar si las acusaciones vertidas por Hindenburg son ciertas y, en tal caso, confirmar si Nikola hubiera podido engañar a sus inversores mediante noticias falsas para hacer crecer la empresa de manera ficticia.

Meses atrás, en junio, Bloomberg publicó que el Nikola One supuestamente de hidrógeno no equipaba ninguna pila de combustible, a pesar de anunciarse como tal y lucir pegatinas con la inscripción 'H2 Zero Emission Hydrogen Electric'. Tras la noticia de Bloomberg, Trevor Milton dijo que no había una pila de combustible en el camión, añadiendo: «Nunca afirmamos que la hubiera».

En el comunicado publicado ahora en su perfil de Twitter, Milton ha asegurado que Nikola «está en mi sangre y siempre lo estará, y el foco debe estar puesto en la compañía y su misión de cambiar el mundo, no en mí». Ha añadido que el equipo humano de la empresa avanzará en ese objetivo, y ha querido dar las gracias «a todos los empleados, inversores y socios de Nikola que han compartido mi visión y se han unido a Nikola durante este tiempo».

Por otro lado, Mark Russell, director ejecutivo de Nikola, ha asegurado que seguirán «comprometidos con el cumplimiento de nuestros objetivos y la creación de valor para nuestros accionistas», añadiendo que sus prioridades «permanecen sin cambios». 

Milton seguirá siendo el principal inversor de la empresa: actualmente es propietario de algo más del 20 % del accionariado de la compañía, un paquete de acciones valorado en alrededor de 2.800 millones de euros a fecha de 18 de septiembre. No obstante, la noticia de su renuncia ha castigado a la cotización de la compañía, que, en el momento de redactar este artículo, cae un 25 % en la pre-apertura de la Bolsa estadounidense.

Los proyectos y acuerdos de Nikola

Durante los últimos años, Nikola ha estado cerrando acuerdos y asociaciones aquí y allá con firmas de primer nivel, mientras anunciaba proyectos propios que -de momento- no han llegado a producción. El último y quizá más sonado ha sido el acuerdo con General Motors, que ha comprado el 11 % de Nikola y se ha comprometido a fabricar la Badger, una pick-up eléctrica de hidrógeno. El pasado 8 de junio, Trevor Milton anunció que Nikola comenzaría a aceptar reservas de la Badger previo pago de un depósito, aunque no saldrá a la venta hasta 2022.

Nikola también tiene un acuerdo desde 2017 con la alemana Bosch GmbH para desarrollar conjuntamente componentes clave como pilas de combustible, motores y paquetes de baterías. Por otro lado, planea construir un camión eléctrico de baterías junto con Iveco en Ulm (Alemania) a finales del próximo año, y en 2023 otro camión de hidrógeno cuya pila de combustible y baterías proveerá General Motors.

Conversaciones: