Híbridos y Eléctricos

EN LA GIGAFACTORÍA DE NEVADA

Tesla está construyendo el primer Megacharger para el Tesla Semi

Las instalaciones de Nevada están ultimando la construcción de cuatro puntos de recarga para el futuro camión eléctrico de la compañía. Los rumores se han desatado tras la aparición de las imágenes.

tesla-megacharger-portada
Tesla está construyendo el primer Megacharger para el Tesla Semi

Tesla todavía no ha presentado su camión como producto oficial. El Tesla Semi acumula retraso tras retraso, pero su llegada está cada vez más cerca. La Gigafactoría de Nevada ya está preparada para él, pues ya está instalando la primera megaestación de carga apta para él. Obviamente todo esto ha desatado la locura entre los seguidores de la compañía, pues todo hace indicar que en los próximos meses se realizará el lanzamiento oficial.

La noticia ha saltado a través de la red social Twitter. Swayer Merritt ha publicado unas fotos que demuestran que la planta de Nevada está en pleno proceso de montaje de la impresionante infraestructura necesaria para recuperar la vida de las baterías del Tesla Semi. Por el momento se encuentra en proceso de construcción, aunque no queda mucho para que esté completada.

Hay que tener en cuenta que el Tesla Semi no es un camión eléctrico cualquiera, u otro vehículo eléctrico más. Hace unos meses conocimos algunos detalles extras de cómo será el primer camión de la compañía. Sus baterías tendrán un mínimo de 500 kWh de capacidad, lo que le otorgará una autonomía de 300 millas, unos 483 kilómetros. En un futuro se esperan unidades más capaces, pudiendo llegar hasta 1 MWh de capacidad.

tesla-megacharger-02

El primer Megacargador del mundo se instalará en la fábrica de Tesla en Nevada.

Para recuperar semejante sistema de almacenamiento de energía se requiere de unas instalaciones sin paragón. En las fotos de Twitter podemos ver cuatro carriles paralelos con sus correspondientes instalaciones de carga. Cuatro carriles donde el Tesla Semi podrá recuperar la energía perdida. Recordemos que por el momento solo es una instalación en la Gigafactoría de Nevada.

A falta de conocer muchos detalles sobre este punto de recarga tan especial, lo que sí sabemos, y está confirmado, es el retraso, una vez más, en la producción. Hace unas semanas el propio Elon Musk reconoció la complejidad del proyecto y la dificultad de traer al mundo real un camión con las pretensiones y las características del Tesla Semi. Este nuevo retraso, estimado hasta 2023, se suma a una larga lista de aplazamientos desde 2019, año en el que originalmente debería haber entrado en producción.

Como ya hemos dicho, el hecho de que se esté ultimando la construcción de un punto de recarga específico para el Semi ha disparado los rumores. La realidad se sitúa en un camino paralelo y nos descubre que la situación actual del mercado, con una gran crisis de componentes, no es favorable a los intereses del camión eléctrico. Tesla no quiere desviar recursos de sus líneas actuales, y eso provoca la acumulación de retrasos. A pesar de ello el Tesla Semi ya tiene una larga lista de pedidos a sus espaldas.

Conversaciones: