MAQUINARIA DE CONSTRUCCIÓN

Las primeras excavadoras eléctricas de Volvo llegarán al mercado en 2020

Volvo CE anuncia una nueva línea de excavadoras y cargadoras eléctricas dirigidas a los sectores de la construcción y la minería, formada por cuatro modelos compactos que comenzarán a comercializarse gradualmente a partir de 2020.

L28, la nueva cargadora de ruedas eléctrica de Volvo CE.
L28, la nueva cargadora de ruedas eléctrica de Volvo CE.

Volvo Construction Equipment (Volvo CE), la filial dedicada al desarrollo y fabricación de equipos de construcción del Grupo Volvo, ha anunciado el lanzamiento de una nueva gama de máquinas excavadoras y cargadoras compactas, que incorporan un tren motriz eléctrico. Se espera que estén disponibles de forma gradual a partir de 2020.

La presentación de estos nuevos modelos se anuncia para abril de este mismo año en Múnich, durante la feria de Bauma, la más grande dedicada al sector de la maquinaria de construcción y minería. Los modelos que se presentarán serán las excavadoras compactas EC15 y EC27 y las cargadoras de ruedas L20 y L28.

Volvo CE ha anunciado que detendrá el desarrollo de maquinaria compacta basada en motorizaciones diésel en 2020, en línea con la orientación estratégica general del Grupo Volvo. La llegada definitiva de estas primeras máquinas eléctricas se produce tras la prueba de una serie completa de prototipos que, según el fabricante, han recibido una respuesta muy positiva por parte de los clientes.

La compañía aún considera que el diésel es la fuente de energía más eficiente para máquinas grandes, por lo que este primer paso hacia la electrificación lo realiza de forma prudente, incorporándolo a sus modelos más pequeños, en los que se centran actualmente las inversiones en investigación y desarrollo. “El diésel actualmente sigue siendo la fuente de energía más adecuada para las máquinas más grandes, mientras que la tecnología de propulsión eléctrica es especialmente adecuada para los equipos más pequeños de Volvo”, ha declarado oficialmente el fabricante.

Uno de los prototipos utilizados en el proyecto piloto de la cantera de Vikan Kross

Uno de los prototipos utilizados en el proyecto piloto de la cantera de Vikan Kross.

Según el presidente de Volvo CE, Melker Jernberg, “la tecnología que hemos estado desarrollando es ahora lo suficientemente robusta. Junto a los cambios en el comportamiento de los clientes y un entorno regulatorio mejorado ahora es el momento adecuado para comprometernos con la electromovilidad en nuestras gamas de equipos compactos”.

Volvo CE ha participado en un proyecto piloto en el que se utilizaron una serie de vehículos eléctricos pesados transformados a partir de los modelos diésel. Durante diez semanas, los equipos estuvieron trabajando en la cantera Vikan Kross cerca de Gotemburgo y propiedad Skanska, uno de los principales grupos de construcción y desarrollo de proyectos más grande del mundo. El proyecto denominado “Electric Site” tenía como objetivo reducir las emisiones de CO2 hasta en un 95% y los costes operativos totales hasta en un 25%.

Prototipo vehículo eléctrico y autónomo de Volvo CE probado en la cantera de Vikan Kross

Prototipo vehículo eléctrico y autónomo de Volvo CE probado en la cantera de Vikan Kross.

Esta estrategia de Volvo demuestra que la electrificación está extendiéndose a otras industrias más allá de la automoción y el transporte y distribución de mercancías. Otras propuestas similares a la de Volvo CE es la de Hyundai Construction Equipment, que, junto a Cummins, ha desarrollado una miniexcavadora eléctrica especialmente desarrollada para trabajos en entornos urbanos.

Otro de los sectores que está adoptando la tecnología eléctrica para sus vehículos es el agrícola, con el desarrollo de tractores eléctricos y autónomos, capaces operar sin emisiones y de forma totalmente automática.

Conversaciones: