Híbridos y Eléctricos

3.200 MILLONES DE EUROS DIRECTOS Y OTROS 5.000 MILLONES INDIRECTOS

Así es el proyecto europeo de baterías en el que no participa directamente España

España participará indirectamente, a través de empresas privadas, en el proyecto europeo que destinará 3.200 millones de euros a iniciativas relacionados con la cadena de valor de las baterías.

Europa destina 3.200 millones de euros para proyectos de baterías gestionados por 7 países miembros.
Europa destina 3.200 millones de euros para proyectos de baterías gestionados por 7 países miembros.

La Comisión Europea ha aprobado una subvención pública de 3.200 millones de euros que se dedicarán a proyectos paneuropeos de investigación e innovación en toda la cadena de valor de las baterías de los vehículos eléctricos. Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Suecia son los países que se incluyen dentro de esta iniciativa calificada como un proyecto de interés común europeo ("IPCEI"). España, que no forma parte de los siete estados adheridos, participará indirectamente por medio de cuatro empresas privadas, Endesa, Ampere, Ferroglobal y Little Electric Cars.

Después de tres meses de intensas discusiones técnicas entre la Comisión y los actores relevantes, el proyecto fue notificado formalmente a la Comisión en octubre de 2019 para su aprobación bajo las normas de ayuda estatal de la Unión Europea. La Comisión finalizó su evaluación para garantizar la implementación rápida del proyecto. Los siete Estados miembros financiarán este proyecto durante los próximos años hasta un total de 3.200 millones de euros de dinero público, que se espera sean capaces de desbloquear hasta 5.000 millones de euros adicionales en inversiones privadas. La finalización del proyecto general está prevista para 2031, aunque cada subproyecto cuenta con sus propios plazos de cierre.

bateria-coche-electrico

El objetivo es el desarrollo de las baterías de iones de litio, tanto las actuales de electrolito líquido como las prometedoras de electrolito sólido.

Margrethe Vestager, Comisaria europea de Competencia, ha asegurado que la producción de baterías en Europa “es de interés estratégico para nuestra economía y sociedad”. Este sector acumula un gran potencial en términos de movilidad limpia, estratégica energética, creación de empleo, sostenibilidad y competitividad. El acuerdo de los diferentes Estados para diseñar proyectos de innovación e interés común allana el camino para el diseño de proyectos de innovación con efectos positivos en todos los sectores y regiones industriales. “La ayuda aprobada asegurará que este importante proyecto pueda continuar sin distorsionar indebidamente la competencia”, asegura Vestager

El enfoque de la Unión Europea, “está generando sólidas asociaciones industriales gracias a los intensos esfuerzos de siete Estados miembros, la industria y la Comisión”, asegura Maroš Šefčovič , Vicepresidente de la Comisión Europea y Comisario europeo de Unión de la Energía. En consecuencia está surgiendo el primer ecosistema paneuropeo de baterías que alberga proyectos relacionados con “esta cadena de valor estratégica”.

El proyecto paneuropeo

Se espera que la demanda de baterías crezca muy rápidamente en los próximos años. Las políticas de investigación, desarrollo e innovación tendrán un papel clave para permitir a Europa y a sus Estados miembros aprovechar al máximo esta transición. Con este objetivo, la Comisión Europea lanzó a finales de 2017 la Alianza Europea de la Batería con la participación de los Estados miembros interesados ​​y los actores industriales y adoptó un Plan de acción estratégico para las baterías en mayo de 2018.

Ahora, en este proyecto paneuropeo de investigación se involucran 17 participantes directos, la gran mayoría actores industriales entre los que se incluyen pequeñas y medianas empresas. Los involucrados cooperarán directamente entre sí y con más de 70 socios externos, que es donde tienen cabida las cuatro empresas españolas que presentaron sus proyectos empresariales a la Comisión Europea para su aprobación, ya que España no ha entrado a formar parte directamente de los estados miembros que lcomponen el proyecto.

Entre sus principios está el apoyo a las tecnologías innovadoras y sostenibles. Su objetivo es el desarrollo de las baterías de iones de litio, tanto las actuales de electrolito líquido como las prometedoras de electrolito sólido. Estas últimas tienen una vida útil más larga, tiempos de carga menores, mayor seguridad y son más sostenible.

2019031111372474000

Bélgica, Finlandia, Francia, Alemania, Italia, Polonia y Suecia son los países que forman parte del proyecto paneuropeo.

El alcance del proyecto recorre todas las actividades de investigación y desarrollo en la cadena de valor de las baterías, desde la extracción minera y el primer procesamiento de las materias primas, a la producción química avanzada, pasando por el diseño de celdas y módulos de baterías, su integración en sistemas inteligentes, el reciclaje y la reutilización de baterías usadas.

El objetivo final es mejorar la sostenibilidad ambiental en todos los segmentos de la cadena de valor de la batería. Se busca reducir la huella de CO2 y los residuos generados a lo largo de los diferentes procesos de producción, así como desarrollar el desmantelamiento, el reciclaje y el refinado ecológicos y sostenibles de acuerdo con los principios de la economía circular.

Cuatro áreas de trabajo

El trabajo se centrará en cuatro áreas principales:

  • Materias primas y avanzadas: Desarrollo de procesos innovadores y sostenibles que permitan la extracción, concentración, refinación y purificación de minerales para mejorar los materiales existentes o crear otros nuevos generando materias primas de alta pureza para su uso en cátodos, ánodos y electrolitos de las baterías.
  • Celdas y módulos: Desarrollo de células y módulos innovadores diseñados que cumplan con la los niveles de seguridad y el rendimiento requeridos para su aplicación en la industria del automóvil y en otros sectores como por ejemplo, el almacenamiento de energía estacionaria, o las herramientas eléctricas.
  • Sistemas de batería: Desarrollo de sistemas de batería completos y los métodos de prueba, incluido el software y sus algoritmos de gestión.
  • Reutilización, reciclaje y refinación: Diseño de procesos seguros e innovadores para la recolección, desmantelamiento, reutilización, reciclaje y refino de los materiales que componen las baterías.

Las empresas de cada uno de los siete estados miembros que participan en estas cuatro áreas se reparten las actividades de la siguiente forma:

Reparto de las actividades de cada una de las 17 empresas de los 7 paises miembros en las cuatro áreas de actividad

Reparto de las actividades de cada una de las 17 empresas de los 7 países miembros en las cuatro áreas de actividad.

Financiación

Los siete estados que participan de forma directa recibirán hasta 3.200 millones de euros en fondos de la Unión Europea. El proyecto involucrará a 17 participantes directos de estos siete Estados miembros, algunos de los cuales tendrán actividades en más de un Estado miembro. El proyecto general debería completarse para 2031 (con plazos diferentes para cada subproyecto).

El reparto entre cada uno de ellos según su solicitud es el siguiente: Bélgica 80 millones de euros, 30 millones de euros, Francia 960 millones de euros, Alemania 1.250 millones de euros, Italia 570 millones de euros, Polonia 240 millones de euros y Suecia 50 millones de euros. 

Si los proyectos resultan exitosos y generan ingresos netos adicionales más allá de las proyecciones, las empresas devolverán parte del dinero del contribuyente a los respectivos Estados miembros.

Conversaciones: