Híbridos y Eléctricos

ESTADO ACTUAL

La recarga inalámbrica, una opción demandada por los propietarios de un coche eléctrico

A pesar de que los compradores de un coche eléctrico la consideran una opción interesante, los fabricantes siguen sin incluir la recarga inalámbrica en sus nuevos coches eléctricos.

Encuesta aceptacion recarga inalambrica witricity hyundai-portada
Encuesta aceptacion recarga inalambrica witricity hyundai-portada

La recarga inalámbrica es ya una opción bastante habitual en los teléfonos móviles, de tal manera que se ha convertido en una característica habitual en ellos. Sin embargo no es habitual que se incluya  en los coches eléctricos, a pesar de ser que varios fabricantes han abordado su posible implementación y que incluso empresas externas también la ofrecen como un producto ya desarrollado y funcional. Un estudio basado en una encuesta, realizada por una de las empresas más punteras en el sector, WiTricity, muestra el interés de los conductores de un coche eléctrico por esta tecnología

El principio físico en el que se basa la recarga inalámbrica es de la inducción magnética. Una bobina situada en el suelo en la que se crea un campo magnético al hacer pasar por ella una corriente eléctrica, induce otro en la bobina situada en la parte baja del coche, que a su vez crea una corriente eléctrica que alimenta la batería y la recarga. La plataforma de carga mide alrededor de un metro cuadrado, mientras que la receptora, en el automóvil, está encerrada en un dispositivo más pequeño. La operación se completa mediante una aplicación para el teléfono móvil, con gráficos intuitivos que simplifica el proceso de alineación de las bobinas.

La tecnología de recarga inalámbrica promete cambiar, para bien, la forma en la que los usuarios perciben la movilidad eléctrica. De la mano de fabricantes de automóviles y de suministradores externos, esta tecnología es cada vez más eficiente y los sistemas de monitoreo permiten mayor margen de maniobra para la recarga.

Algunos fabricantes de automóviles han tratado de desarrollar sistemas para sus coches eléctricos. En 2020, McLaren lanzó una plataforma de carga inalámbrica para elSpeedtail, un hipercoche híbrido. En 2018 y 2019, BMW también exploró la carga inalámbrica, ofreciendo prototipos de cargadores inalámbricos en Europa y EE. UU para algunos de los compradores de un 530e. Sin embargo la idea no siguió adelante.

Los estudios aseguran que los propietarios de un vehículo eléctrico, claramente, consideran esta como una opción interesante. Tratando de explotar un negocio que puede ser muy jugoso, algunas empresas ahora están tratando de hacer lo que los fabricantes no hacen. Un ejemplo destacado es WAVE que ya ha demostrado el potencial de la carga inalámbrica utilizando sus cargadores de en autobuses eléctricos.

Otra empresa que está dando pasos importantes en esta área es WiTricity. Esta empresa con sede en Massachusetts está desarrollando su propi tecnología que utiliza resonancia magnética para permitir la transferencia inalámbrica a distancia. WiTricity ya cuenta con un respaldo serio, materializado en decenas de millones en fondos de sus inversores en los últimos años. Recientemente, la startup recientemente comenzó a trabajar con Hyundai. La colaboración tiene como objetivo desarrollar un cargador inalámbrico que se implementará en el Genesis GV60.

Actualmente, Hyundai está probando la tecnología en tres estaciones en su país natal. El cargador inalámbrico que se muestra en el video se encuentra  en una estación de recarga de Corea del Sur. 

Precisamente, WiTricity realizó recientemente un estudio con el que quería mostrar la aceptación de esta tecnología entre los propietarios de un vehículo eléctrico. Según la encuesta, el 96% querría disponer al menos de la opción de la recarga inalámbrica. Además, el 71% considera que la perspectiva de la carga inalámbrica es "extremadamente atractiva".

Conversaciones: