Híbridos y Eléctricos

SHANGHÁI

Nio abandona definitivamente sus planes de construir una megafábrica de coches eléctricos

Nio abandona definitivamente sus planes de construcción de una planta propia en la ciudad china de Henfei, donde producir sus coches eléctricos, a la vista de los resultados financieros que está obteniendo en los últimos meses y las previsiones a la baja para el año 2019.

Nio renuncia a su fábrica de Shanghái, donde tenía previsto fabricar en ES8 y el ES6.
Nio renuncia a su fábrica de Shanghái, donde tenía previsto fabricar en ES8 y el ES6.

Nio ha abandonado su intención de construir una planta propia de fabricación de coches eléctricos en Shanghái tras anunciar que las previsiones financieras de 2019 no muestran una continuación de los buenos resultados obtenidos en 2018. Los primeros meses de este año y la previsión para los siguientes no responden a las expectativas de la startup china, por lo que los planes para poder invertir en una fábrica propia han quedado apartados. Por ahora, continuará utilizando la planta de Henfei, que comparte con JAC Motors.

Nio lanzó el ES8 en junio de 2018 y, en los meses que lleva en el mercado, ha vendido 11.348 unidades de este SUV eléctrico. Solamente en el cuarto trimestre del año pasado se matricularon 7.980 unidades. Sin embargo, la tendencia creciente se ha interrumpido en los dos primeros meses de 2019 debido, según Nio, al hecho de que a finales del año pasado las entregas se aceleraron para acceder a los subsidios que el gobierno chino está recortando en 2019.

A esta razón, Nio añade la coincidencia de las vacaciones, incluidas las celebraciones del año nuevo chino, y las condiciones macroeconómicas del país asiático, que también están jugando un papel importante en la evolución del mercado del vehículo eléctrico.

El ES8 ha sido un éxito de ventas en 2018

El ES8 ha sido un éxito de ventas en 2018.

La facturación de Nio en el año 2018 ascendió a 720 millones de dólares, pero con unas pérdidas netas de 1.400 millones de dólares, casi el doble que el año anterior. Las entregas del SUV eléctrico ES-8 en enero y febrero de 2019 fueron de 1.805 y 811 unidades respectivamente, lo que representa un importante descenso frente a las cifras de diciembre de 2018.

Nio espera que el retroceso de las ventas continúe en este trimestre y en el siguiente. El fabricante pone ahora sus esperanzas en un nuevo modelo, el ES6, otro SUV eléctrico más compacto, presentado en diciembre del año pasado y que llegará a los distribuidores de Nio, todavía con unidades de demostración, en mayo de este año. El fabricante también planea lanzar la versión de seis plazas del ES8 este mismo año.

La empresa china ha diseñado un sistema de intercambio de baterías para sus vehículos eléctricos que permitirá a los conductores cambiar sus baterías descargadas por otras completas en tres minutos. Nio ha invertido buena parte de su capital en la instalación de la su primera red de estaciones de intercambio de baterías. Por ahora en la autopista G2 que une Pekín y Shanghái, separadas por 1.000 kilómetros de distancia, ya ha construido ocho estaciones. La intención de la empresa es alcanzar las 1.100 estaciones de intercambio en 2020, situadas en toda la red de carreteras China. Es muy posible, que al igual que ha pasado con los planes de la nueva fábrica este plan tenga que recortarse sensiblemente.

Conversaciones: